Colombia avanza en espectroscopia para medir el carbono orgánico en el suelo

Por: 
CONtexto ganadero
21 de Mayo 2020
compartir
espectroscopia, masa orgánica, análisis de suelos, energia, longitud de onda, espectro electromagnético, reflectancia, Sena, universidad nacional, propiedades del suelo, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
La espectroscopia es un método que gana terreno en Colombia para analizar la masa orgánica del suelo, factor de gran importancia para los agricultores a la hora de tomar decisiones de siembra en sus fincas. Foto: agenciadenoticias.unal.edu.co

La espectroscopia es una alternativa viable desarrollada a nivel mundial para medir la masa orgánica del suelo para los cultivos, aunque en Colombia apenas se profundiza en su implementación.

 

Según informa la Agencia de Noticias de la Universidad Nacional, la espectroscopia estudia la interacción entre la energía con el cuerpo estudiado, es decir, la relación de las longitudes de onda de espectro electromagnético con el suelo y su comportamiento, el cual se mide por medio de la reflectancia (energía que refleja el suelo). (Lea: Implementan técnica para determinar la composición nutricional de los quesos)

 

La investigación de Cindy Carolina Gámez Ávila, magíster en Ingeniería Agrícola de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) explica en la nota de la Agencia de Noticias, que el proceso consiste en tomar unas muestras de suelo, medir su respuesta a la reflectancia –conocida como curva espectral– y con esa información construir una curva y un modelo de predicción para reconocer los contenidos de carbono orgánico que tiene el suelo. 

 

El estudio se desarrolló en el Centro Agropecuario La Granja, una finca de 50 hectáreas del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) en El Espinal (Tolima). En el terreno se construyó una red para definir los puntos de muestreo y luego se seleccionaron 102 puntos para tomar cinco muestras de diferentes profundidades en cada uno, es decir que se analizaron en total 510 muestras.

 

A las muestras se les realizaron análisis convencionales de laboratorio para determinar el carbono orgánico, y después, a cada una de ellas se les aplicó la técnica de espectroscopia, reseña la agencia de noticias. Con esas dos variables se hizo un manejo estadístico de los datos y se construyó una matriz que relacionaba las respuestas de los espectros del suelo con los resultados convencionales de laboratorio. (Lea: Ganaderos y profesionales deben capacitarse para analizar datos de la finca)

 

Se hizo una correlación de los resultados de ambos métodos de medición y se obtuvo un coeficiente de relación de más del 80 %, lo que valida el uso del método de espectroscopia.

 

En la técnica de espectroscopia, con una sola muestra se construyen los modelos y se pueden determinar todas las propiedades del suelo que se requieran analizar, lo que suprimiría los ensayos de laboratorio y contribuiría ampliamente a reducir el impacto ambiental que significa la utilización de reactivos.

 

Esta metodología tiene mucho potencial en Colombia, pues hay varios investigadores estudiando cómo se puede ajustar y validar toda la metodología para el sector agrícola en el país. (Lea: Por qué es importante que el ganadero haga el levantamiento del uso de sus tierras)

 

La idea es empezar a recolectar mucha información y comenzar a construir redes de datos robustas, que permitan predecir todos los atributos del suelo mucho más rápido. Es una alternativa de bajo costo y se tendría una información a la mano y más confiable, para analizar y estudiar los suelos, fundamentales para la eficiencia de nuestros sistemas productivos”, argumenta la investigadora.

 

El análisis de suelos juega un papel importante en el aumento de la productividad agrícola, ya que el estudio detallado de este antes de establecer cualquier cultivo puede determinar muchos aspectos y características importantes a considerar para tener una buena cosecha.

 

Los suelos son la interacción de propiedades físicas, químicas e hidrónicas, en las que el contenido de carbono orgánico es muy importante, pues es el constituyente principal de la materia orgánica, la cual se relaciona con la estructura, porosidad, aireación, infiltración, drenaje, contenido de humedad, consistencia, estabilidad, color y disponibilidad de nutrientes. (Lea: Análisis de suelos, fundamentales para el agro del país)

 

En la actualidad existen varias metodologías de laboratorio para medir la masa orgánica; sin embargo, algunas requieren el uso de reactivos y productos químicos altamente contaminantes, lo que genera riesgos para el medio ambiente y para la persona que realiza las pruebas.

 

La temática desarrollada en la investigación se relaciona con las políticas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) enfocadas en la erradicación de la pobreza en el planeta, ya que una de las ellas está estrictamente ligada al abastecimiento de productos alimenticios, lo cual está relacionado con la productividad.

 

 “Si queremos contribuir a erradicar la pobreza mundial debemos pensar en aumentar la productividad del sector agrícola, pues así habrá más disponibilidad de alimentos para las personas”, señaló la investigadora.