Desarrollan componente para mejorar el rendimiento de suelos agrícolas

Por: 
CONtexto Ganadero
08 de Enero 2014
compartir
Componentes para hacer más eficiente al suelo
En medio de polémicas y nuevos desarollos, los biocomponentes para el campo siguen ganando terreno. Foto: Cortesía - ChilVegetal.
Investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid, UPM, han preparado y caracterizado un nuevo material, que hace parte de los llamados ‘biochars’, para incrementar la calidad y resistencia de las tierras dedicadas al agro.
 
El cambio climático y la creciente demanda de productos alimentarios han hecho que los científicos enfoquen sus esfuerzos en fortalecer las zonas rurales y hacerlas más eficientes. Ahora, especialistas en biología, botánica y geología entre otras disciplinas, han creado a partir de lodos residuales un novedoso material que le confiere al suelo propiedades de resistencia y mayor calidad al tiempo que beneficia al medio ambiente.
 
Los ensayos con este componente que hace parte de los denominados ‘biochars’, ya cumplen más de seis meses y han sido arrojado, según los investigadores, conclusiones prometedoras e interesantes. "Los resultados obtenidos hasta el momento muestran cómo la adición de este tipo de ‘biochar’ al suelo mejora, por ejemplo, su capacidad de retención de humedad, pH o actividad biológica”, acotan los líderes de la investigación en España.
 
Otros efectos positivos que los científicos ibéricos han encontrado en esta nueva clase de ‘biochar’ son, por un lado, la fijación de carbono en el suelo, la cual permite que la degradación del mismo sea inferior a lo que los agricultores conocen. De esta manera, la producción agrícola podrá contribuir a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. (Lea: Biofertilizantes, la esencia de la naturaleza)
 
“La generación de lodos depurados es cada vez mayor en todo el mundo y su gestión y posibles tratamientos han sido objeto de numerosos estudios en los últimos años. En especial, en países donde los suelos tienen un bajo contenido en materia orgánica, lo cual le da a los compuestos tipo ‘biochar’, la posibilidad de incluir dicha materia de forma directa al suelo”, le dijo Jeff Novak, coordinador del proyecto, al portal de noticias ChilVegetal.
 
Novak además ha dirigido un estudio de laboratorio para determinar si diferentes componentes de este tipo (biochars) podrían mejorar los suelos arenosos de las llanuras costeras de las Carolinas, y los suelos derivados de la ceniza volcánica en la región del Pacífico Noroeste de EE.UU.  En la actualidad, los investigadores de la UPM están ampliando estos trabajos para la aplicación directa de “biochars” en los campos a partir de diferentes tipos de residuos orgánicos susceptibles de ser transformados. (Lea: Dispositivo bioelectromágnetico mejoraría el rendimiento agrícola)
 
Los “biochars” se producen a partir de materias como cáscaras, residuos pecuarios o lodo, los cuales pasan por un proceso llamado pirólisis el cual consiste en descomponer a altas temperaturas, en ausencia de oxigeno  y a través de calentamientos rápidos dichas materias primas.
 
Biochar, una idea que ha surgido en medio de polémicas
 
Mientras diversas investigaciones, tal y como la de Novak, avanzan en materia de fortalecimiento de suelos; facciones de ambientalistas señalan que el carbón vegetal presentado como “biochar” es una falsa solución climática basada -dicen ellos- en plantaciones a gran escala y en apropiación de tierras que no cuenta con una lógica científica lo suficientemente robusta como para asegurar que evita el calentamiento de la Tierra.
 
De acuerdo con Almuth Ernsting, experta en energías renovables y ambientalista escocesa, un número cada vez más amplio y muy bien conectado de científicos, empresarios y lobbyistas profesionales, ha logrado posicionar a los "biochars" y otro tipo de compuestos como la mejor y quizá única manera para que la humanidad pueda sobrevivir al cambio climático y resolver la crisis alimentaria y energética. (Lea: Las biotecnologías también son para los pequeños productores)
 
“Sin importar que tan extrañas e infundadas pueden ser estas afirmaciones, cada vez son recibidas con más seriedad por quienes toman decisiones importantes en el agro y el sector energético de todo el mundo”, dijo Ernsting, quien ha señalado en diferentes artículos que el “biochar” es tan solo un carbón vegetal disfrazado de negocio tecnológico para combatir el cambio climático.