Descubren molécula para controlar crecimiento y desarrollo de las plantas

Por: 
CONtexto Ganadero
10 de Febrero 2014
compartir
Mecanismo molecular para plantas
Con el hallazgo de estas nuevas moléculas se podrá controlar el desarrollo de las plantas. Foto: CONtexto Ganadero.
Investigadores españoles y holandeses acaban de revelar las propiedades de unas hormonas que están en las plantas y a través de procesos genéticos pueden activar una gran cantidad de funciones vitales para el desarrollo de las plantaciones.
 
Un trabajo conjunto entre los equipos del Investigación Biomédica, IRB, en Holanda, y el Instituto de Biología Molecular del CSIC, en Barcelona, permitió descubrir un mecanismo para que las auxinas, unas hormonas presentes en las plantas, activen una serie de funciones vitales en los cultivos. Todo, mediante una técnica llamada transcripción de genes.
 
Las auxinas son hormonas de las plantas que controlan su crecimiento y desarrollo, es decir, determinan cómo será su tamaño y arquitectura. Favorecen el crecimiento celular, la iniciación de la raíz, la floración y la caída de la flor o el crecimiento, desarrollo y ralentización de la caída del fruto. (Columna: Valor de las biotecnologías en el ciclo productivo)
 
“Estas hormonas se emplean en agricultura para producir frutos sin semillas, evitar la caída del fruto, promover el enraizamiento o incluso como herbicidas”, señala Miquel Coll, investigador del IRB.
 
El ingeniero molecular además añadió en un reciente artículo de la Revista científica Cell que: “a pesar de que se conocía cómo y dónde se sintetiza en la planta, cómo se transporta y sobre qué receptores actúa, no se entendía cómo una hormona era capaz de desencadenar procesos tan diversos”.
 
Mejoras genéticas impulsan rendimiento agrícola
 
Según un reciente estudio del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, INTA, en Argentina, la genética aplicada a los cultivos permite incrementar la productividad hasta en un 30% a través de una agricultura sustentable y modificar los alimentos para que sean más saludables. (Lea: Mejoras genéticas y biotecnologías mejoran el rendimiento de los cultivos)
 
El mejoramiento genético es el conjunto de mecanismos y técnicas y hallazgos que buscan aumentar la productividad mediante la selección de caracteres deseados e involucrando a todos los agentes que pueden afectar la obtención de un producto, como ser resistente o tolerante a enfermedades, plagas, sequía, salinidad o calidad nutricional.
 
Partiendo de esto, Juan Carlos Salerno, del Centro de Investigaciones en Ciencias Veterinarias y Agronómicas del INTA, lideró una investigación que obtuvo como conclusión que “la ganancia genética explica alrededor del 30% de los aumentos de eficiencia en la productividad de los principales cultivos, encontrando los mayores logros en maíz, soja, girasol y trigo”.
 
Un dato que el profesor español Albert Sassón, especialista en biotecnología, corroboró en una reciente entrevista para este diario. “Indudablemente la aplicación de biotecnologías modernas lleva a un rendimiento del 25% o 30% por encima con respecto a los cultivos convencionales, por eso es que actualmente se está probando con semillas transgénicas o genéticamente modificadas en terrenos áridos y desprovistos de agua”, señaló. (Lea: "Las biotecnologías ayudarán a mitigar la pobreza en el sector rural": A. Sasson)
 
Para este experto, el crecimiento del mercado de transgénicos en América Latina es una clara muestra de que el aumento del rendimiento agrícola está comprobado. “Los agricultores en Colombia han percibido las mejoras en dichos rendimientos, de no ser así, no comprarían semillas transgénicas a más altos precios, si no supieran que hay un retorno de inversión esperándolos a la vuelta de la esquina”, concluyó.