El vetiver, la planta milagrosa de la agricultura

Por: 
CONtexto ganadero
25 de Noviembre 2022
compartir
Vetiver, planta milagrosa
El vetiver tiene bondades enfocadas en la conservación, control de plagas, reducir pérdida en suelos, entre otras. Foto: La Nación

Conocida como la planta milagrosa o mágica, por solucionar los problemas de erosión de suelos, la planta vetiver es un a gramínea perenne que crece en grandes macollos a partir de una masa radicular. Conozca más detalles.

 

Esta especie vegetal tiene tallos erguidos en forma recta que alcanzan una altura de 0.5 a 1.5 metros. Las hojas son rígidas, largas y angostas que tienen hasta 75 cm de largo y no más de 8 mm de ancho. Esta planta tiene la capacidad de soportar sequías extremas debido a su alto contenido de sales de la savia de sus hojas, así como inundaciones por largos periodos, como se explica en el Manual sobre el uso y manejo del pasto Vetiver. (Lea: Sistemas de riego podrían regenerar los suelos y el agua)

 

El sistema vetiver tiene muchos beneficios para las tierras como la conservación del suelo y el agua, la mejora del uso del suelo, la recarga de agua subterránea, reciclaje de nutrientes del suelo, control de plagas, mantillo, forraje, limpieza de aguas residuales contaminadas agrícolas, protección de la infraestructura agrícola, entre otros. 

 

Con este sistema se debe tener claro que se permite reducir la pérdida de suelo de las tierras agrícolas hasta en un 90%, así como una reducción de la escorrentía de las lluvias hasta en un 70%, lo que aumenta la lluvia disponible para los cultivos.

 

En el portal Hecho con vetiver, se expone que el impacto de este sistema va más allá, pues el agua subterránea se recarga en la medida en que los arroyos efímeros fluyen más y más fuerte, los humedales se rejuvenecen, el hábitat de vida silvestre se mejora y la fertilidad del suelo mejora, lo que resulta en un aumento del rendimiento de los cultivos. (Lea: 5 pastos y árboles que son tendencia entre los ganaderos)

 

Para ser más exactos, el sistema vetiver contribuye al control biológico de plagas, ya que una investigación realizada por la Universidad de Guangxi en China mostró que de las 79 especies de insectos que se encuentran en las hileras de vetiver, solo cuatro atacaron las hojas jóvenes, teniendo un daño mínimo.

 

Además, hay que añadirle una importante característica, pues se encontró que los extractos de metanol de tallo y raíz triturados eran efectivos para prevenir la germinación de varias especies de malezas tanto monocotiledóneas como dicotiledóneas, generando en el vetiver un potencial como herbicida natural preemergente.

 

En ese orden de ideas, el uso del vetiver también genera un impacto en la limpieza de los suelos y aguas contaminadas, pues se considera altamente tolerante a la toxicidad de metales pesados como AL, Mn, As, Cd, Cr, Ni, Pb, Hg, Se y Zn. Además, al ser una planta de humedad en sí misma, el vetiver también se puede utilizar en un sistema de humedales artificiales.

 

Jairo Restrepo Rivera dice que una de las grandes ventajas del vetiver es la producción de biomasa que puede ser utilizada para cubrir los árboles. Si se hace un cálculo, este experto dice que “el vetiver lo podemos cultivar a una distancia entre surcos a dos metros y para producir biomasa se debe sembrar cada 10 cm por dos metros en cada surco”. (Lea: Pastos de corte, una opción para tener alimento del ganado todo el año)

 

Esto quiere decir que, en una hectárea de biomasa, un metro lineal de vetiver da como resultado 7 kilos de biomasa, que por 100 metros serían 700 kilos por cada corte, que puede llevarse a cabo cada tres meses. 

 

En consecuencia, “en un año podemos hacer cuatro cortes de vetiver de 35 toneladas. En total vamos a tener que una hectárea de vetiver bien cultivada en cuatro cortes, nos da 140 toneladas de biomasa, suficiente para mantenimiento”, concluye Restrepo Rivera.