Fedegán remodela finca a ganadero y le cambia la vida

Por: 
Sully Santos
10 de Noviembre 2014
compartir
producción ganadera
José Darío Medina, ganadero al que Fedegán-FNG, le transformó su predio. Foto: Fedegán.
José Darío Medina tenía una vaca para subsistir con su familia en una finca ubicada en la vereda San Anterito, Montería, Córdoba. Pero hace más de 2 años la vida le cambió. La Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, y el Fondo Nacional del Ganado, FNG, lo escogieron como uno de los favorecidos del programa Producción Más Limpia.
 
Fedegán-FNG remodeló el predio de José, lo que contribuyó a que su hato bovino aumentara. Ahora tiene 4 vacas y una cría; pastos verdes que se vislumbran desde fincas vecinas y agua que corre debajo de la tierra, aún en época de verano. (Galería fotográfica)
 
Fue lo mejor que me ha pasado–, confiesa el pequeño ganadero sobre la ayuda que recibió del gremio, y que no desaprovechó.
 
A sus 63 años de edad, José labra la tierra para sembrar leucaena, planta que comen sus vacas; saca agua de un pozo subterráneo, vigila la división de praderas para mantener verdes los pastos y consume y comercializa leche fresca, producida desde su hogar, transformado por Fedegán. (Lea: Los errores que deben evitar los ganaderos en épocas críticas)
 
–Nosotros le cambiamos la vida al pequeño productor, un campesino que vive en su finca. Le remodelamos el predio. Prácticamente le quedó todo nuevo–, señaló Leonardo De Las Salas, coordinador de la Unidad Regional de Desarrollo Ganadero, URDG, de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán.
                                                
‘Ayúdame a vivir’ es el nombre de la finca de José. Allí conserva sus vacas holstein cruzadas sin pasar hambruna. El coordinador de Fedegán en Córdoba dice que esto fue posible luego de la asesoría técnica que recibió el productor, más la entrega de mangueras, semillas, motobomba, tubería maquinaria, cercas, adecuación de la tierra y una cocina.
 
El  cambio por completo de la cocina tuvo efectos positivos en el predio de José. Con estufa nueva y pimpina de gas dejó de cortar leña, contribuyó con la disminución de la contaminación, mientras la salud de su familia mejoró al no aspirar el humo de la madera quemada.
 
El pequeño productor aprendió a hacer división de praderas con los conocimientos que expertos de Fedegán-FNG compartieron con él. En la actualidad, los potreros han aumentado; todo como resultado de su compromiso con el negocio.
 
–Yo me asesoré y hasta compré una vaca por lo que me enseñaron. También me dieron una vaca por la paz. He sido muy favorecido–. (Lea: 5 mejoras que tendrá la ganadería colombiana tras tras donación británica)
 
Aunque José nunca ha pasado hambre con su familia. Las dificultades para vivir en Colombia no le permitían surgir como un productor pequeño, capaz de mantener de la mejor mananera a sus seres queridos.
 
Las 4,5 hectáreas siempre han estado acompañándolo, pero solo hasta que llegó Fedegán pudo sacarles provecho.
 
Antes de eso, José arriesgaba su vida para mantener su vaca con alimento.
 
Salía a las 4 de la mañana en bicicleta a cortar pasto en la carretera. Era muy peligroso, pero nunca más después del proyecto voy a buscar comida para los animales. Tampoco ha faltado el agua, ajá, porque me colaboraron con el tanque profundo y saco agua subterránea. A Dios gracias siempre la tengo–.
 
José proporciona pasto verde a sus 4 vacas. Las hidrata con agua de calidad que extrae del pozo hecho con madera y continúa recibiendo la visita de los técnicos de Fedegán-FNG, que vigilan que su proyecto siga siendo ejemplo a seguir entre los pequeños productores cordobeses.
 
–Yo vendo la leche a $700, también la tenemos para el consumo. Ahora estoy pensando en sembrar más semillas, pero las que nos diga Fedegán que crecen acá, porque hay unas que se dañan como el kikuyo–, resaltó el productor de 63 años. (Lea: Estimulación de pastos puede salvar la ganadería en climas extremos)
 
Proyecto ganadero de Fedegán-FNG
 
Olga Franco, profesional de la Subgerencia de Salud y Bienestar de Fedegán-FNG, dijo que “en el marco del convenio 00108 Fedegán- FNG – Sena de 2010, se llevó a cabo el proyecto transferencia de tecnología a través de modelos de producción más limpia- PML, el cual se cimentó en el uso de los principios de ecoeficiencia y de prevención de los impactos ambientales para la ejecución de acciones productivas y la transferencia de tecnología en ganadería”.
 
El proyecto de producción más limpia favoreció a 18 fincas en 9 regiones de Colombia: Aguachica, Bucaramanga, Chiquinquirá, Ibagué, Montería, Pasto, Pereira, San pedro de los milagros y Yopal.
 
Como resultado se mejoraron procesos y actividades y se establecieron nuevos planes de rutina diarias para el año, conllevando a importantes beneficios para el sistema productivo de cada predio”, apuntó Franco.