Hacienda La Fortuna cría los mejores ejemplares de Gyr para producir leche

Por: 
CONtexto ganadero
25 de Febrero 2019
compartir
Hacienda La Fortuna, historia Hacienda La Fortuna 2019, gyr lechero, Gyr en Colombia, producción de ganado Gyr en Colombia, Cebú Lechero, cruces con Gyr, historia de la hacienda La Fortuna, historia de la Granja Santiago, remate de ganado Gyr, crónica Hacienda La Fortuna, ganaderías de la región Caribe, ganadería sucre, ganaderos sucre, Asocebú, ganado cebú doble propósito, ganado cebú lechero, remate ganado Sucre, remate ganado Colombia, remate hacienda la fortuna, CONtexto ganadero, ganaderos colombia
La Fortuna se desprendió de la Granja Santiago que tiene más de 65 años de existencia, y se especializó en la cría de ganado puro Gyr. Foto: haciendalafortuna.com

Con una tradición de más de 65 años, esta ganadería se ha erigido como una de las lecherías más importantes no solo de la región Caribe sino de todo el país. Tomando como base el potencial genético de la Granja Santiago, ha producido los Gyr lecheros con los mejores rendimientos.

 

La hacienda La Fortuna está ubicada en Tolú, en la zona del Golfo de Morrosquillo en Sucre, y a lo largo de los últimos 20 años se ha convertido en una de las ganaderías más representativas en la cría de Gyr en Colombia. (Lea: Raza gyr: ideal para la producción de leche en climas cálidos)

 

Su propietario es Adolfo González González, descendiente de un gran linaje de ganaderos que se remonta a los inicios del siglo XX, cuando su bisabuelo, Julián Patrón Airiarte, desarrolló el primer puerto exportador de carne del país en 1919.

 

Se trató del conocido Packing House, una casa compradora y exportadora de reses que fue construida en los terrenos de la hacienda Santa Bárbara de propiedad de Patrón y que era administrada por la empresa Colombia Products Co.

 

González es nieto de Miguel González Sotomayor, un reconocido empresario de la región y uno de los cooperadores fundadores de Ciledco que comenzó la finca dedicada a la producción de leche. El ganadero recuerda cómo su abuelo lo llevaba a los campos de ordeño en la Granja Santiago con apenas 3 años de edad y desde ese entonces confiesa que nació su amor por la ganadería.

 

Su padre, don Adolfo González Patrón, continuó la producción láctea con bovinos mestizos, los denominados 7 colores, pero que tenían mayores exigencias en nutrición y manejo sanitario. Por esta razón, González hijo decidió buscar un animal más rústico que siguiera ofreciendo leche y encontró en el Gyr la mejor alternativa.

 

 

Las bondades del Gyr lechero

 

La Granja Santiago es reconocida por la tradición lechera que inició en 1952, es la matriz donde se originó el hato que hoy goza de gran prestigio. Don Miguel y don Adolfo cruzaron ejemplares de diversas razas para mejorar la producción de leche, que incluía Brahman rojo, Pardo Suizo, Ayrshire y Hartón del Valle.

 

De acuerdo con González, se trataba de una vacada mestiza aunque bien planificada, orientada y dividida, con la cual se mantuvieron durante casi 40 años, manteniendo un buen rendimiento. (Lea: Cruces con cebú que predominan en ganaderías de leche del trópico bajo)

 

En 1994, unos amigos de la familia llegaron a la región con unos toros y unos embriones traídos de Brasil, y les propusieron un intercambio: ellos recibirían toros F1 Ayrshire x Hartón de la Granja Santiago a cambio de toros Gyr que los González empezaron a cruzar con ejemplares Brahman rojo.

 

De acuerdo con el propietario de La Fortuna, las crías de este cruce no solo demostraron excelentes producciones sino que además eran más rústicas y resistentes a los ectoparásitos y enfermedades propias del trópico bajo.

 

Eligieron las 50 vacas con mayor porcentaje de cebú y mayor producción de leche de la Granja Santiago para cruzar con los Gyr, y en cada generación han seguido cruzando con esta raza para obtener animales 3/4, 7/8, 15/16 hasta llegar a los ejemplares puros por absorción.

 

En 2004, adquirieron el terreno donde hoy funciona la hacienda, y en 2008 compraron vientres puros de destacadas ganaderías como La Voluntad. En 2012, iniciaron la importación de embriones de La Fazenda Terra Vermelha de Brasil, reconocida por ser los criadores de CA Sansao, considerado el toro Gyr más importante de la historia.

 

Así pues, mientras que en La Fortuna se conservan los ejemplares puros, la Granja Santiago continuó con sus bovinos mestizos. En ambos predios, se siguen obteniendo las mejores producciones, pero solamente la primera hace parte de los programas de Asocebú.

 

 

Programas de Asocebú

 

La Fortuna es pionera en el Programa Oficial de Control Lechero de la Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Cebú (Asocebú), pues desde 2010 se venían haciendo visitas técnicas para evaluar el desempeño productivo de las vacas de la finca en Tolú.

 

De acuerdo con la asociación, el objetivo es registrar y analizar la producción láctea de la vacada para establecer parámetros como duración promedio de lactancia (días), promedio producción de leche en 305 días (kilogramos) y producción total por lactancia.

 

Las vacas de La Fortuna han dado lactancias entre 2.100 y 3.000 kg de leche en un solo ordeño a pastoreo. Para el programa de Asocebú, se destinan entre 70 y 80 hembras con promedios de 8 kg en un solo ordeño y 15 kg en 2, empleando suplementación.

 

La hacienda ha sido reconocida a nivel regional por sus destacadas participaciones en eventos feriales, donde ha sido exaltada como Mejor Criador y Mejor Expositor, así como ha sido ganadora de torneos lecheros en Sincelejo, San Marcos y Sincé en Sucre, Sabanalarga (Atlántico), Montería, Chinú y Lorica (Córdoba), y Cartagena.

 

González no ocultó que tienen dificultades a la hora de sostener las producciones de leche para los controles lecheros, debido a que se encuentran en una zona donde hay veranos intensos que limitan la oferta de forraje, por lo que deben recurrir a los suplementos. Sin embargo, una vez llegan las lluvias de enero, las vacas vuelven solamente a pastoreo.

 

 

Día de campo y remate

 

Adolfo Gonzalez padre e hijo fueron socios fundadores de Cogasucre S.A., empresa comercializadora de ganados. Pero además, desde hace 6 años, La Fortuna organiza un día de campo y un remate para comercializar sus animales, con la participación de otras ganaderías de la región.

 

Según el propietario, todos los años han tenido una gran acogida de numerosos productores interesados en adquirir la genética del Gyr (en la última edición de octubre de 2018, llegaron 400). En cada remate, logran vender vender todos los lotes. (Lea: Todavía tiene tiempo para ir al VI Día de Campo y Remate de La Fortuna)

 

Para este año, ya están preparando el VII Día de Campo y Remate: “Se manejan aproximadamente 35 lotes y en cada evento estamos invitando unas 10 ganaderías, que nos acompañan con un lote. Ya estamos armando el séptimo que va el sábado 12 de octubre”.