Gobierno e industria láctea pueden acabar con crisis en Colombia

Por: 
CONtexto ganadero
22 de Junio 2015
compartir
ganaderos de leche en crisis
Productores de leche en Colombia aseguran que viven una de las crisis más fuertes de los últimos años. Foto: CONtexto ganadero.
¿Cómo podrían Gobierno e Industria acabar con la crisis actual que vive el sector ganadero en Colombia? La respuesta es clara para los productores que día a día garantizan la producción de un alimento inocuo y que piden medidas a largo plazo.
 
Las soluciones propuestas por representantes del sector lechero recaen sobre las grandes empresas acopiadoras de leche a raíz de la determinación que todas han adoptado de disminuir el acopio y precio del litro pagado al productor, al argumentar una baja calidad del alimento y su sobreproducción.
 
Según ganaderos del país, la cadena láctea podría estar fortalecida de principio a fin si además de la Industria, el Ministerio de Agricultura formula soluciones a largo plazo y no abandona a los productores, quienes son los únicos afectados con las determinaciones que adopta la industria láctea colombiana. (Lea: El problema de la leche está a punto de convertirse en emergencia)
 
Jenaro Pérez, gerente de Colanta, dijo a un medio nacional, que comercializar leche “más barata” no provocará el aumento del consumo del alimento, al argumentar que las personas no comprarán más bolsas “solo porque estén $100 por debajo”.
 
Una opinión diferente tienen varios ganaderos de leche del país, vinculados al negocio desde hace más de 30 años, quienes desde su experiencia le aseguraron a CONtexto ganadero que la disminución en el precio al cliente sí surtirá efecto en su compra, no solo de la leche sino de quesos, yogures y demás derivados.
 
Mariano Restrepo, gerente de Asoganorte Antioquia, cree en esa hipótesis al asegurar que el consumo de leche se fomentará en realidad cuando el precio de una bolsa baje y, adicionalmente, aumente el suministro del alimento a poblaciones vulnerables. 
 
Respecto del fomento al consumo en personas de niveles sociales bajos, Giovanny Pinilla, vicepresidente de la Asociación de Ganaderos del Valle de Ubaté, señaló que ahí la responsabilidad recae sobre el Gobierno Nacional que debería garantizar la entrega gratuita de leche a esta población, lo que se haría aumentando la compra del alimento a la industria, puesto que, resaltó, el suministro de lácteos a personas en condición de vulnerabilidad no se limita a las vinculadas al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf.
 
“Esas personas del Icbf deben tener el ombligo parado de tanto tomar leche cada vez que estamos en crisis. Por eso, el consumo se debe incentivar más es en las escuelas rurales y de la capital, porque a muchas de ellas llega un jugo antes que un producto lácteo”, anotó el Pinilla. (Lea: Ganaderos del Eje Cafetero se suman a la marcha del 22 de junio)
 
Jaime Arturo Arboleda, ganadero en Yarumal, Antioquia, expresó que las familias que reciben un mínimo de sueldo no tienen la posibilidad de garantizar el consumo diario de leche para cada miembro del hogar, pero si el Estado invierte recursos para suministrarles el alimento, la leche que deja de acopiar la industria al productor no se desperdiciará.
 
En ese orden de ideas, los productores comercializan, la industria compra y el consumo aumenta cubriendo a un gran porcentaje de la población en Colombia.
 
Soluciones reales, piden al Estado
 
El fomento al consumo en todos los niveles sociales va de la mano, afirmaron los voceros del sector lechero, de acciones gubernamentales frente a los acuerdos comerciales vigentes que siguen causando malestar en el sector por el aumento de las importaciones de leche en polvo que atraen a la industria y por los altos precios de los insumos por los que pagan los lecheros que producen un alimento de calidad.
 
En esa línea, Luaskin Pérez Ocampo, gerente de Unilac, cooperativa de ganaderos del oriente antioqueño, comentó que el bajo consumo de leche en el país y la crisis de los productores se debe a que el Estado no es eficiente en su labor. (Lea: TLC con EE.UU.: Colombia sigue sin exportar carne e inundada de leche por importaciones)
 
Restrepo, por su parte, aseveró que las medidas que presentó el Ministerio de Agricultura recientemente solo son anuncios “ridículos”, porque con el establecimiento de un fondo para la exportación de lácteos no se garantiza que se minimice la crisis, puesto que el país no tiene mercados a los cuales exportar en grandes volúmenes, más allá de Venezuela, que además, no ha sido un cliente óptimo por la reducción en compras y los pagos demorados o inconclusos.
 
“Si el Estado no conoce la realidad del país, menos la del sector lechero. Esas medidas propuesta son nefastas, como las del Icbf, cosa que ya hacían antes”, anotó el gerente de Asoganorte de Antioquia, que insistió en la baja del precio de la leche al consumidor, ante medidas “irrisorias del Gobierno”.
 
Arboleda consideró que el Gobierno “no ha dado soluciones a nada”, y una muestra de ello es que no se han reunido con los afectados mientras el “problema se agrava cada día”.
 
Anotó que a raíz de la ineficiencia del Gobierno de Juan Manuel Santos, los ganaderos en Antioquia donarán a población pobre de Yarumal, 5.000 litros de leche este 22 de junio, de los 40 mil litros que se producen en la región, como medida pacífica de protesta, con la que buscan demostrarle al Estado que la leche está para consumirse.
 
Confesó que la medida de regalar leche puede que no cause reacción alguna en el ministro Aurelio Iragorri, pero esperan puedan dialogar con él sobre la crisis, porque si el panorama no cambia, es probable que un nuevo paro agrario se dé en Colombia.
 
Estamos con un Gobierno negligente, muy relajado, pero no queremos más vías de hecho por ahora, pero se viene venir otro paro agrario. Esperamos que haya soluciones de verdad, porque yo que llevo 30 años en la lechería nunca había visto un caso tan grave como el de ahora”, recalcó Arboleda. (Lea: Sector porcino de Colombia también se encuentra en crisis)
 
El consumo per cápita anual de leche es de 140 litros en Colombia, país que produce 6.500 millones de litros del alimento cada año, en promedio.