Incertidumbre por posible escasez de carne en EE.UU. y desplome productivo en Uruguay

Por: 
Luis Humberto Caballero R. de Fedegán-FNG
23 de Junio 2020
compartir
Posible escasez de carne en EE.UU., reducción de la producción, cierre de plantas cárnicas, desplome productivo en Uruguay, caída de exportaciones en Uruguay, posible disminución de la demanda, incertidumbre de mercados, aumento del peso en canal, noticias de ganadería colombiana, CONtexto ganadero.
“Grandes empresas especializadas en el procesamiento de carne consideran que el suministro de este alimento se encuentra en una situación vulnerable”, sostuvo Augusto Beltrán Segrera. Foto: rurales.elpais.com.uy

El desplome de la demanda de carne de res y su consecuente escasez tiene en ascuas a los expertos y analistas del mercado de Estados Unidos, e incluso hay incertidumbre sobre cómo afectará a Uruguay la caída de su sacrificio y de las exportaciones.

 
A la gran preocupación por la escasez de carne de vacuno en Estados Unidos en los próximos meses atribuida a la COVID 19, e igualmente a la reducción de la producción y al cierre de plantas cárnicas que dejaron sin empleo a 100.000 personas, se une la incertidumbre ante una posible disminución de la demanda por este subproducto cárnico de proteína animal en el futuro.

 

Así lo manifestó Augusto Beltrán Segrera, secretario técnico del Fondo de Estabilización de Precios (FEP) de Fedegán-FNG, al referirse a la situación actual del comercio exterior de la carne de res. (Lea: “Panorama de la carne responde al desplome mundial del ingreso”: Augusto Beltrán)

 

Precisó que, aunque las plantas transformadoras en EE.UU. funcionaron en abril al 65 % de su capacidad, con la reapertura de las mismas su nivel de actividad a junio se incrementó al 90 %. 

 

Incluso el peso de la canal ha aumentado hasta en 3 % con respecto al registrado en 2019, y los analistas tienen la prospectiva que en el 2020 la producción de vacuno será un 0,5% superior a la del 2019.

 

Aun así, el cierre de algunas plantas que disminuyó la capacidad de procesamiento de carne hasta en un 40 % a finales de abril de 2020 permite prever una grave escasez de carne a principios de verano próximo que los analistas estiman en 30 %.

 

“Grandes empresas especializadas en el procesamiento de carne consideran que el suministro de este alimento se encuentra en una situación vulnerable, de hecho, sostienen que hasta que se autorice la reapertura de las instalaciones actualmente cerradas, se verá limitado el número de productos disponibles en las tiendas", sostuvo.

 

Igual sucede en Uruguay

 

De acuerdo con Beltrán Segrera, en Uruguay sucede algo similar. El volumen de sacrificio de bovinos registró una gran caída del 28 % en el primer cuatrimestre de 2020 versus 2019.

 

Considera que ese comportamiento fue causado por la menor oferta de ganado y el impacto de la COVID-19 sobre la demanda internacional y la operatividad de las plantas.

 

Por lo tanto, existe una gran preocupación sobre cómo afectará dicha situación a este país en los meses de invierno que comienzan entre junio y julio.

 

En este vecino sudamericano considerado líder en el comercio exterior de carne de res, las exportaciones hasta finales de mayo se desplomaron en 25 % con respecto al 2019. (Lea: “Empresarios prevén aumento gradual de exportaciones de cárnicos”: secretario del FEP)

 

Según Beltrán, aunque el precio de los novillos ha disminuido, continúa siendo muy superior al de Argentina, Brasil y Paraguay, en parte porque su moneda no ha sufrido una devaluación tan radical como si se presentó en las mencionadas naciones. (Lea: Colombia tiene grandes oportunidades para aumentar exportaciones tras la COVID-19)

 

“Adicionalmente continúa aumentando la importación de carne de vacuno (principalmente de Brasil), de tal manera que 1 de cada 4 kilos de vacuno que se consume en Uruguay, procede de la importación”, puntualizó el Secretario del FEP.