Aprenda a manejar la hembra bovina en las etapas críticas de su ciclo de vida

Por: 
CONtexto ganadero
11 de Julio 2019
compartir
Etapas críticas vaca, cuidados vaca, sectores críticos vaca, etapas críticas hembra bovina, cuidados hembra bovina, manejo vacas, manejo hembra bovina, manejo hembra producción leche, producir leche, etapas de vida de una vaca, ciclo vida vaca, ciclo vida hembra bovina, tipos de estrés, tipos de estrés en bovinos, estrés en vacas, estrés ganado, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia, noticias ganaderas Colombia
Sin duda alguna, una de las etapas más críticas de la hembra bovina es el parto, tanto al momento de nacer como en su rol de madre. Foto: veterinariargentina.com

Conozca cuáles son estas etapas y cuáles son las condiciones que podrían comprometer su capacidad funcional, perfil inmunitario o habilidad lechera, resultando en problemas de salud y bienestar que ocasionarían una merma en la productividad.

 

El académico panameño Edil Enrique Arauz, Master of Science en Ciencia Lechera y Fisiología Animal, escribió para el portal Engormix sobre los sectores críticos de una hembra bovina, que se originan desde el nacimiento cuando el neonato accede al calosotro.

 

Luego viene la fase de lactante, el destete, crecimiento prepuberal y puberal, etapa de desarrollo y habilitación reproductiva inicial, gestación, etapa lactacional, rehabilitación reproductiva y descanso prepartal. (Lea: Los diferentes tipos de estrés que pueden presentar los bovinos)

 

Durante el parto, se pueden presentar condiciones difíciles como distocias o traumas, en tanto que en la etapa neonatal pueden darse problemas como baja inmunidad pasiva, infecciones umbilicales, estrés microambiental, hipotermia, hipoglicemia o deshidratación.

 

En la fase de lactante, las dificultades más comunes se dan por estrés alimentario o microambiental, infestaciones parasitarias, coccidiosis, desórdenes gastroentéricos, fiebre o hipertemia. Luego, al destete, podrían aparecer fallas en la adaptación a la nueva dieta, infecciones clostridiales o parásitos.

 

En la etapa de crecimiento, el ganadero debe prestar atención a la subnutrición, la anemia o la avitaminosis, así como problemas que se repiten como los hematozoarios o infecciones clostridiales. (Lea: Aprenda los 5 pasos para la prevención y el control de la diarrea neonatal)

 

Cuando entra a la fase reproductiva, la vaca puede experimentar estrés ginecológico o por manejo general, así como pueden darse condiciones estresantes por el proceso de gestación, la nutrición fetal, el desbalance nutricional, la producción del calostro o la reducción de anticuerpos.

 

Posteriormente, en el parto y el puerperio temprano se presentan traumas en el tracto genital, infecciones pospartales, distocias e intervenciones para ayudar a salir a la cría, dificultades en la adaptación metabólica y hormonal, que pueden conllevar a disfunciones. 

 

Finalmente, en el periodo de producción, los inconvenientes tienen que ver con la pérdida de nutrientes, la inmunosupresión, el estrés calórico, las infecciones mamarias o los desbalances. (Lea: Cómo lograr la menor pérdida posible de terneros desde preñez al destete - parte 1)

 

El ganadero debe ser consciente que cada una de estas etapas del ciclo biológico y productivo de la vaca requiere de cuidados esenciales para mantener la salud, el bienestar, el desempeño y la longevidad biológica y económica.