Aspectos importantes en el manejo de terneras de reemplazo

Por: 
CONtexto ganadero
09 de Septiembre 2016
compartir
Manejo de terneras de reemplazo, aspectos manejo terneras reemplazo, parámetros que determinan el primer servicio de una novilla, Peso para el primer parto, edad para el primer parto, manejo sanitario, ciclo de vida productivo de una hembra bovina, ciclo reproductivo de una hembra bovina, destete de terneros, levante bovino, reproducción bovina, descarte de una vaca, reemplazo de una vaca, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia
Una buena nutrición y un plan sanitario son fundamentales a la hora de reemplazar a las terneras que serán las vacas productivas. Foto: www.engormix.com.
El éxito de una explotación ganadera y su continuidad en el tiempo dependen en gran medida del programa de crianzas de las novillas que reemplazarán a las vacas adultas.
 
El objetivo principal de la cría en una finca es tener becerras fuertes, saludables y sanas. De esta forma, el productor debe apuntarle a lograr un peso adecuado así como una baja mortandad y morbilidad.
 
Cuando se hace el reemplazo, se sacan las mejores vacas del destete que serán los próximos vientres. Ese período puede iniciar entre los 6 a 9 meses hasta los 22 meses”, indicó Bernardo Guerrero, médico veterinario. (Lea: Los parámetros que determinan el primer servicio de una novilla)
 
El aspecto más importante a tener en cuenta es la nutrición, vital en cualquier etapa y sistema de producción. En primer lugar, el productor debe garantizar el suministro de calostro en las primeras horas de vida de la ternera por su valor inmunológico y nutricional.
 
La alimentación continuará con el consumo de leche hasta que el rumen de la ternera se desarrolle completamente, etapa en la cual será necesario comenzar con el de pasto.
 
El experto resaltó la importancia de esta etapa, pues es un período en el cual no están aportando productivamente al hato y el ganadero solo está a la espera de que crezcan para ser servidas, pues la eficacia del negocio consiste en poder preñarlas lo más pronto posible. (Lea:  Levante intensivo de terneras para disminuir edad del primer parto)
 
Ojalá se pudieran alcanzar ganancias de peso diarias entre 500 y 700 gramos al día para que las reses puedan ser servidas precozmente. El hecho de que se alimenten bien y obtengan el peso ideal es un garante seguro de un parto por anticipado”, precisó.
 
En este sentido, el médico veterinario Robinson Arturo Parada recomendó ofrecer pasto picado, silo, heno o concentrados para que el tiempo que dura entre el destete y el primer parto, período en el cual el animal se considera improductivo, sea más corto.
 
También se recomienda ofrecer alimentos con alto contenido proteico para que las vacas mejoren su masa muscular, por lo cual es necesario pensar en suplementos como granos o concentrados. (Lea: Claves para llevar parámetros reproductivos y productivos en ganadería)
 
El segundo aspecto es el manejo sanitario. Guerrero aconsejó montar un plan vacunal para las entidades que haya en la zona, como programas contra clostridiales y carbón.
 
“En algunos casos se deben mirar tratamientos estratégicos para el control de parásitos sobre todo en el tiempo cercano al destete, así como observar si hay ectoparásitos”, agregó.
 
Una vez llegan a la edad de servicio, se debe valorar su desempeño reproductivo al evaluar el tracto genital junto con el peso y la alzada para someterlas a un procedimiento de sincronización y hacer el servicio. (Lea: Selección de reproductores lecheros, un experto aclara sus dudas)
 
Parada señaló que se debe reemplazar entre el 20% y el 25 % del total de las terneras disponibles. Para ello, se hace una cuidadosa selección teniendo en cuenta los parámetros genéticos y productivos.
 
“El resto de las novillas que son menos productivas se pueden vender y el porcentaje restante será suficiente para cumplir con la tasa de reemplazo de las vacas adultas que se fueron a descarte”, precisó.