¿Cuál es el límite de suplementación en grasa para ganado bovino?

Por: 
CONtexto ganadero
09 de Agosto 2018
compartir
Consumo grasa bovinos, límite consumo grasa bovinos, Exceso energía en preparto vacas, Balance Energético Negativo, metabolismo hepático, aminoácidos esenciales, consumo materia seca, Producción lechera, producción ganadera, alimentos para ganado bovino, alimentos para las vacas, CONtexto ganadero, ganaderos colombia, noticias ganaderas colombia
Para suministrar energía en el trópico alto, a los ganados se les suministran suplementos como silo de maíz o glicerol. Foto: Ganaderia SOS
En lecherías especializadas, ubicadas en trópico alto, los ganaderos suministran alimentos energéticos no solamente para elevar la productividad, sino también para mejorar los índices reproductivos del hato. Sin embargo, como en todo caso, deben evitarse los excesos.
 
Uno de los índices más bajos de la ganadería colombiana es el número de días abiertos que registran los hatos, lo que sin duda genera un gran impacto en el rendimiento económico. (Lea: Tenga cuidado con el suministro de energía en vacas preparto)
 
Para disminuir este número y reducir el intervalo entre los partos, los ganaderos apelan al uso de alimentos con altos contenidos energéticos, como por ejemplo silos de maíz, melaza, glicerol, o apelan a las grasas sobrepasantes
 
Sin embargo, como explicó Dagoberto Carpintero, zootecnista de la Universidad de Cundinamarca y asesor nutricional de ganaderías de leche, el exceso de estos suplementos puede ser resultar contraproducente para el animal.
 
“La grasa recubre la lámina foliar del material vegetal proveniente de las fuentes de fibra e impide que los hongos y las bacterias actúen sobre los forrajes, entonces les da diarrea”, indicó. (Lea: ¿Para qué sirven los aditivos en la alimentación de bovinos?)
 
El zootecnista recordó las investigaciones del Dr. Juan Carulla sobre la suplementación con aceite de maíz a vacas de la sabana de Bogotá. Según Carpintero, le suministraron entre 800 y 1.000 g de aceite al día con resultados positivos.
 
En este caso, insistió en el límite señalado por el estudio, pues más allá de esta cantidad en la ración podría tener efectos nocivos en el organismo del animal, y por eso aconsejó hacer una evaluación detallada de cuánta grasa consume cada bovino, comenzando por el forraje.
 
El pasto tiene un poco de grasa, al igual que el concentrado, y todo va sumando. Cuando usted evalúa la fórmula completa, incluida la grasa de sobrepaso, no se puede pasar del 8% del total de la materia seca”, precisó.
 
Añadió que más allá de este umbral, se pueden presentar los problemas arriba mencionados, como las diarreas. (Lea: Conozca por qué el precio del glicerol ha caído en las últimas semanas)
 
En este sentido, para determinar la cantidad de grasa, también se deben tener en cuenta variables como el tamaño de las vacas, su esfuerzo físico, su producción en leche. De acuerdo a su experiencia, hay reses que consumen desde 200 g, teniendo en cuenta consumos de materia seca que van de 12 a 22 kg por vaca/día.
 
En general, entre 200 y 600 gramos pueden ofrecerse a una vaca dependiendo de sus características y el entorno en el que se encuentre,”, concluyó Carpintero.