¿Para qué sirven los aditivos en la alimentación de bovinos?

Por: 
CONtexto ganadero
26 de Julio 2018
compartir
Aditivos ganadería, definición aditivos ganadería, aditivos en ganadería, aditivos alimentos ganadería, uso aditivos en rumiantes, modulares, microbioma de los bovinos, microbioma del rumen, microbiología del rumen, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia, noticias ganaderas Colombia
Los aditivos contribuyen a mejorar la producción de los bovinos, pero no incrementan valores nutricionales. Foto: YouTube
Con el fin de mejorar el rendimiento de sus animales, los productores recurren a los suplementos para aumentar determinados nutrientes. En cambio, los aditivos funcionan como añadidos que contribuyen al organismo sin que esto signifique incrementar la proteína o grasa.
 
Olga Lucía Mayorga, investigadora PhD de Agrosavia, destacó la importancia de comprender la fisiología de los rumiantes con el propósito de incrementar la producción, teniendo en cuenta que su rendimiento obedece al buen funcionamiento de su aparato digestivo.
 
El animal se sustenta en su microbioma interno. El 80 % de la actividad biológica y de producción depende de lo que pasa al interior de la ecología ruminal. Esos microorganismos se pueden llegar a modular por lo que ingrese al animal, a partir de la dieta”, explicó.
 
A diferencia de un ser humano, un rumiante transforma el pasto en leche y carne gracias a los microorganismos, por lo cual una correcta modulación impactará podría impactar de manera positiva. (Lea: Conozca algunos de los alimentos más económicos para su ganado)
 
Mayorga explicó que existen compuestos en las plantas que pueden cambiar el microbioma de manera natural, o aditivos que se incluyen en el suministro diario del alimento en el animal, haciéndolo más eficiente sin modificar nada en su ambiente.
 
“Un aditivo se puede comparar con un yogur. Si bien no te va a dar toda la suplementación de dieta, sí te ayudará a utilizar mejor los nutrientes que consumos. (…) También es el mismo principio de tomar una vitamina, que se consume a cierta hora del día”, aclaró.
 
A continuación, la doctora en Microbiología del rumen de la Universidad de Aberystwyth (Gales) explicó brevemente el microbioma, que se define como la colección de microorganismos de un sistema. (Reportaje: Los alimentos más extraños que usted puede ofrecer a su ganado)
 
En el rumen, que digiere los pastos, coexisten las bacterias, hongos, protozoarios y arqueas, que son organismos anaerobios. Estos convierten el CO2 y el oxígeno en metano, liberan ácidos grasos que se convierten en energía”, dijo.
 
En esta medida, los aditivos juegan el papel de moduladores en estos microorganismos, que se agregan a la dieta en una proporción que no generan nutrientes pero que sí ayudan a la digestión, con lo que cual se puede elevar la producción de leche o reducir la producción de metano.  
 
Estos actúan por diferentes mecanismos que incluyen la modificación de la fermentación ruminal, la estabilización del ambiente ruminal y la protección de los patógenos del tracto gastrointestinal. (Lea: Esta sería la forma correcta de suministrar ionóforos al ganado)
 
Así pues, existen aditivos como los ionóforos, entre los que se destacan la monensina y la lasalocida, que son sustancias que inhiben el crecimiento de microorganismos ruminales específicos. Otros aditivos microbianos como bacterias y hongos también ayudan a la producción de rumiantes.
 
Asimismo, los aditivos también pueden generar un cambio en el microbioma para mitigar la incidencia de la producción bovina en el cambio climático, específicamente para reducir la expulsión de metano que perjudica la capa de ozono.