En busca de una nueva ganadería

Por: 
PhD. Gustavo Correa Assmus
03 de Diciembre 2021
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, U de la Salle, Universidad de la Salle, Administración de Agronegocios de la Universidad de La Salle, nueva ganaderia, transformación de la ganadería, Ganadería Sostenible
Los programas que ofrece el programa de Administración de Agronegocios de la Universidad de La Salle están pensados en los cambios de la ganadería como actividad económica rural, asociada a relaciones y articulaciones políticas, sociales, culturales y ecológicas desde los territorios rurales. Foto: Cortesía.

Bastante se ha dicho y escrito sobre los impactos negativos de la ganadería en términos de la contaminación atmosférica, la conservación de los suelos y la deforestación masiva de territorios rurales.

 

Quizás por ello, las reflexiones llevadas a cabo desde la academia y el saber científico conllevan a recapitular sobre el concepto de agroecología y su relación con el agronegocio no solo de cara al bienestar socioambiental futuro sino desde la perspectiva ganadera. (Lea: ¿Por qué vale la pena hacer ganadería sostenible?)

 

Dos modelos en juego

 

Se observa en Latinoamérica y por supuesto en Colombia, la presencia de un modelo económico productivo fundamentado en los grandes capitales con acceso a desarrollos tecnológicos costosos para obtener ecosistemas simplificados como la ganadería y los monocultivos industriales generalmente más comprometidos con los mercados commodities que con la seguridad alimentaria nacional.

 

Por otra parte, se observa el modelo agroecológico que propone el desarrollo y aseguramiento de un sistema alimentario sostenible ambientalmente y equitativo socialmente, donde se da espacio a la tecnología sin desconocer la importancia y conocimientos contenidos en la cultura e historia presente en las comunidades locales (tecnología apropiada).  

 

Por esta razón, los dos modelos comparten un mismo territorio desde diferentes perspectivas de producción, claro ejemplo de un dualismo económico que a su vez, da continuidad al agronegocio siendo influenciado por las corrientes de pensamiento según el modelo al que responda. Para el primer caso, necesariamente obedece a estrategias comerciales encaminadas a la búsqueda y generación de grandes capitales en virtud de sus volúmenes transados y su correspondiente cadena de valor, por su parte, el modelo agroecológico también busca el recurso económico, tratando de visibilizar la cadena ambiental inherente a su cadena de valor agregado. (Lea: ¿Para qué pasar a una ganadería sostenible y cómo hacerlo?)

 

Visión ganadera

 

Si se asume que la seguridad alimentaria es más un derecho humano que un cúmulo de intereses empresariales, entonces los ganaderos poseedores de ese importante saber vinculado con la producción rural podrán comprender que bajo las necesidades actuales de conservación natural, control a la contaminación, cambio climático, respeto a la biodiversidad y sostenibilidad de los servicios ambientales, se hace necesario tomar decisiones con nuevas prioridades. De allí, que las buenas prácticas ganaderas bajo los signos del buen trato animal y la gestión ecológica del entorno configuran un paradigma productivo rentable y a su vez, eficiente socio ambientalmente.

 

En este orden de ideas, la importancia de un cambio de paradigma productivo ganadero con prácticas sustentables ecológicamente que hacen un mejor manejo de los potreros y aguas, sin continuar ampliando vía deforestación una frontera agrícola abiertamente sub utilizada se ve necesario. En consecuencia, ya hay sectores que han asumido técnicas silvopastoriles que combinan varias producciones incluida la ganadería en una misma área, las buenas prácticas de manejo con razas criollas dadas sus cualidades adaptativas que a su vez permite la conservación de diversas especies autóctonas (Divergan), la ganadería regenerativa en concordancia con el entorno natural.

 

Igualmente, se observa productores interesados en explorar nuevas formas alimentarias del ganado más eficientes en términos de peso/costo/ambiente, protección de los nacederos y conservación del agua evitando su contaminación, en cuanto al manejo de efluentes con origen en la ganadería viene ganado terreno pensando en diferentes formas de aprovechamiento, al igual que el interés por el manejo y conservación del suelo y sus especies inherentes como el cucarrón o escarabajo pelotero. (Blog: ¿Ganadería Sostenible o Sustentable?)

 

Desde otra perspectiva, la opción agroecológica reconoce que la importancia de una coevolución ecosistémica territorial contempla que detrás de cada opción tecnológica se encuentra un modelo de sociedad, por ello, llama la atención en cuanto a la importancia de establecer debidamente las tecnologías de proceso a implementar de manera correcta a fin de evitar distorsiones que afecten los intereses tanto ecológicos como de progreso social, el cual a su vez, busca una línea de proyección mediante la diversidad de modelos de negocio que pueden darse tanto a nivel nacional como territorialmente, todo ello con resultados económicos importantes para el ganadero, sin riesgo de su quehacer.

 

Formación

 

De acuerdo con lo expuesto por el programa en Administración de Agronegocios de la Universidad de La Salle, su Especialización en Gerencia de Empresas Agropecuarias y correspondiente Maestría en Agronegocios, los cambios en la ganadería como actividad económica rural, asociada a relaciones y articulaciones políticas, sociales, culturales y ecológicas desde los territorios rurales, establece la necesidad de un acercamiento con la agroecología y los agronegocios mediante enfoques coherentes con los cambios en la forma como los territorios rurales se configuran o transforman, lo cual implica, actualidad en los procesos productivos y el conocimiento.

 

PhD. Gustavo Correa Assmus
Profesor e investigador del Programa en Administración de Agronegocios de la Universidad de La Salle.
[email protected]