¿Para qué pasar a una ganadería sostenible y cómo hacerlo?

Por: 
CONtexto ganadero
17 de Febrero 2021
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, Ganadería Sostenible, sostenibilidad, manejo sostenible, sostenibilidad ambiental, manejo sostenible ganadería, precio de carne, carne sostenible, precio de leche, leche sostenible
Según el experto la opción que tienen los ganaderos colombianos es reconvertirse en modelos más sostenible. Foto: Agrosavia

Hoy Colombia tiene un precio por kilogramo de carne bovina muy atractivo, señalan expertos dedicados a analizar los mercados. Ante esto, la pregunta obligada es para qué cambiar con la aplicación de modelos sostenibles en estas producciones y qué plus se obtiene.

 

Manuel Gómez Vivas, coordinador del Proyecto Ganadería Colombiana Sostenible, en una reciente charla organizada por Fedegán, afirma que, en efecto, no se habían tenido cerca de 1.7 dólares por kilo de carne, lo cual motiva a que los sistemas de crías se tonifiquen para que puedan ofrecer carne sostenible a los mercados.

 

En palabras de Gómez Vivas, “hoy estamos cerca a Indonesia y China, y tenemos una oferta creciente de carne y ojalá también la leche para exportación. Eso nos hace pensar que debemos balancear los consumos internos, pues esos 18-19 kg de carne que estamos consumiendo tienen que empezar a cambiar”. 

 

“Cambiar es incrementar los consumos de carne, mejorando la productividad tenemos; más oferta disponible para exportación y para el consumo interno. De la misma manera, la mayor oferta disponible puede diferenciar los tipos de corte que se exportan y los que quedan en consumo interno”.

 

Este cambio implica manejos sostenibles que deben realizar las ganaderías del país, de tal forma que desaparezcan negocios ineficientes, porque en el futuro será costoso producir un kilo de carne o un litro de leche cuando se está dependiendo de unos costos que generan ineficiencia. (Lea: La sostenibilidad ambiental a partir de la ganadería es posible)

 

De acuerdo a Gómez Vivas, “hay un término que manejamos que se llama la entropía, que es la energía que estamos desperdiciando para producir un kilo de carne y un litro de leche.

 

En palabras más sencillas, esto tiene que ver con un día abierto, animales que no se preñan, que duran dos años en parir (tiempo “entre un parto y otro”), lo cual hoy hacen parte de modelos obsoletos y complicados que no van a tener cabida en este mundo que está entrando a la ganadería sostenible”, detalla.

 

¿Cuál es el camino?

 

La opción que tienen los productores nacionales según lo manifiesta este experto es reconvertirse a modelos más sostenibles, en donde se comience a utilizar más árboles en las fincas y mejor manejo y bienestar para los animales.

 

“Nuestros productores deben empezar a cambiar y a buscar alternativas sostenibles. La ciencia y las pruebas han mostrado que la ganadería sostenible les da respuesta a nuestros productores de carne para que generen 200 kg en sus destetos; a los productores de doble propósito para que se especialicen y pasen de 1 o 2 litros por animal a 6 y 7 litros con terneros que no se desteten de 90kg sino 160 y 170 kg; y para productores de ceba para que hagan sus rotaciones mucho más rápidas y eficientes”, expone Gómez Vivas. (Lea: Conozca algunas experiencias de ganadería sostenible en el mundo)

 

Todo esto, entendiendo que la velocidad de giro del dinero y la inversión que se requiere, tiene que enfocarse en la generación de cargas animales significativas con ganancias diarias de peso que superen los 500 gr/día, asociadas a carga animal creciente con más de 600 kg de carne por hectárea al año.

 

Cómo volverse sostenible

 

“El secreto de la sostenibilidad está en el manejo de cobertura de los suelos, manejo de los bosques, manejo hídrico, división de potreros, llevar información, e incorporar conocimiento, sostiene Gómez Vivas.

 

Los precios incrementales del kg de carne –para mejorar nuestros ingresos– requieren adicionalmente una diferenciación, con carnes provenientes de manejos sostenibles, con cuidado del ambiente, la fauna, la flora, con sistemas de alimentación con SSP, bienestar animal, generando mayores eficiencias y bienestar a las familias en los diferentes paisajes ganaderos; acercando la oferta a consumidores finales con alternativas probadas como el programa de la granja a la mesa, entre otros.

 

Pensar y aplicar alternativas encaminadas a la transformación del uso del suelo hacia cambios sostenibles, permitirá que nuestra masa crítica de productores encuentre en los sistemas silvopastoriles y en los manejos sostenibles que favorecen la biodiversidad de fauna, flora y la del suelo, la rentabilidad para responderle al mundo en cuanto a necesidades de carne y leche, y, por supuesto, unos productos saludables con responsabilidad social positiva”, concluye. (Lea: “Apoyo a Ganadería Colombiana Sostenible valió la pena”: embajador de Reino Unido)