¿En qué consiste el arreglo de pasturas en callejones y cómo hacerlo?

Por: 
CONtexto ganadero
13 de Enero 2022
compartir
Árboles y arbustos dispersos en potreros, pasturas en callejones ventajas y desventajas, cultivo en callejones, árboles para sistemas silvopastoriles, importancia de los sistemas silvopastoriles, componentes de un sistema silvopastoril, sistema silvopastoril multiestrato, ganado bovino, ganadería bovina, carne, leche, ganaderos, ganaderos colombia, ganado, vacas, vacas Colombia, bovinos, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, contextoganadero
La disposición de pasturas o especies leñosas en callejones brinda diversos beneficios que se pueden aprovechar bajo corte o bajo pastoreo. Foto: sgpwe.izt.uam.mx

Conozca de qué se trata este tipo de cultivos de pastos, una modificación silvopastoril de los cultivos en callejones, donde especies forrajeras son establecidas dentro de hileras de árboles o arbustos. Aprenda algunas claves sobre cómo implementar este sistema.

 

Las pasturas en callejones es un arreglo donde los árboles o arbustos se siembran en surcos y estos se pueden establecer a diferentes distancias, por ejemplo cada diez metros, formando callejones entre los que se siembran las pasturas.

 

Según un texto de la Universidad Autónoma de Yucatán, el objetivo de este tipo de sistema agroforestal es proveer a los animales mayor producción de forraje durante todo año, mejorar la calidad de suelo y reducir los procesos de erosión.

 

En el trópico seco de la península de Yucatán se investigó la siembra de L. leucocephala asociada con G. ulmifolia y Moringa oleífera en hileras cada dos metros. Durante los 3 años de evaluación la L. leucocephala tuvo mayor supervivencia (95 %) comparada con G. Moringa oleifera (80 %).

 

Los sistemas forrajeros son altamente productivos llegando a producir entre 10 y 20 t de forraje (MS) y cuando son establecidos con leguminosas podrían fijar entre 100 y 200 kg de N al suelo. (Lea: ¿Qué métodos existen para sembrar pastos y cómo realizar esta tarea?)

 

Por otro lado, Ibrahim y Botero explicaron que se pueden establecer callejones de 3 m entre hileras simples o de 6 m en hileras dobles de leñosas (el distanciamiento de la doble hilera será de 0.7 a 1 m). Dentro de los surcos se establecen tres o cuatro surcos para el forraje de corte.

 

Para la selección de especies leñosas hay que considerar su adaptación a las condiciones de suelo y clima, tolerancia a la poda y/o pastoreo, buen valor nutricional y que sea fijadora de nitrógeno. Algunas leguminosas funcionan como G. sepium, L. leucocephala y E. berteroana.

 

También sugirieron que las gramíneas para seleccionar en sistemas bajo pastoreo deberán poseer un alto potencial de producción de biomasa, resistencia al pisoteo y tolerancia a la sombra. (Lea: ¿Cuál es la diferencia entre un sistema silvopastoril y uno agroforestal?)

 

Algunas especies como pasto marandú (B. brizantha), B. decumbens, estrella africana (Cynodon nlemfuensis) y P. maximum tienen buen potencial o incluso algunas arbustivas forrajeras como morera. La asociación de gramíneas y leguminosas puede incrementar la productividad.

 

Para establecer bajo corte, las leñosas que se reproducen por semilla, ej. L. leucocephala, pueden sembrarse directamente. La siembra se hace al inicio de las lluvias, depositando la semilla al chorro corrido en surcos de 1 a 2 cm de profundidad.

 

Se requieren alrededor de 6 kg de semilla/ha. El distanciamiento entre plantas, luego del raleo, deberá ser de 0.20 a 0.50 m. En el trópico seco es más recomendable hacer viveros 2-3 meses antes del inicio de las lluvias. (Lea: Claves para tener una siembra exitosa de pastos)

 

En cuanto la gramínea, las especies como P. purpureum pueden establecerse utilizando tallos de por lo menos 3-4 entrenudos. Estos deben colocarse horizontalmente, al chorro corrido (en cadena simple o doble), en surcos de 10 cm de profundidad. Tapar con tierra sin compactar.

 

El diseño más recomendado es el de hileras alternas de 6 m de largo y 6 m entre las mismas, pero en forma alterna, después de que termina el seto se dejan 4 metros sin leñosas, para que los animales puedan pasar de un callejón al otro.

 

Cuando el manejo se realiza bajo pastoreo, el diseño más recomendado es el de hileras alternas de 6 m de largo y 6 m entre las mismas, pero en forma alterna, después de que termina el seto se dejan 4 metros sin leñosas, para que los animales puedan pasar de un callejón al otro.

 

De acuerdo con los autores, “este tipo de arreglo espacial posibilita la mayor movilidad de los animales dentro del sistema y por lo tanto un consumo más homogéneo tanto de la leñosa como de la arbustiva”. Las leñosas se siembran igual que bajo corte, con distancias entre 0,7 y 1 m.

 

Para el primer corte o pastoreo se debe esperar que la leñosa desarrolle un buen sistema radicular y un buen engrosamiento del tallo, lo que supone entre 12 o 18 meses en trópico con sequía estacional, mientras que en el trópico húmedo el corte de uniformización se puede realizar a los 8 meses.

 

Finalmente, aconsejaron usar el pastoreo rotacional de manejo flexible para este tipo de arreglo, que consiste en ajustar la intensidad de defoliación al nivel de oferta de las leñosas y herbáceas. (Lea: Recomendaciones a la hora de sembrar pasto de corte)

 

En temporadas de crecimiento acelerado se puede acortar el período de descanso, incrementar la carga y/o alargar el período de ocupación. Si la leñosa no se recupera adecuadamente alargar el período de descanso, y acortarlo cuando el remanente de la leñosa sea elevado después del pastoreo.