Especial fronteras: Venezuela, amenaza y oportunidad para Colombia

Por: 
CONtexto Ganadero
30 de Octubre 2014
compartir
Frontera Colombia Venezuela
El contrabando y la falta de control de fiebre aftosa son el común denominador de la frontera con Venezuela. Foto: CONtexto Ganadero.
Fronteras permeadas por el contrabando cárnico y lácteo, falencias en la sanidad animal en el vecino país y un ambiente de incertidumbre en los negocios bilaterales hacen parte del panorama de lo que se vive en este límite fronterizo.
 
La frontera entre Colombia y Venezuela es un límite internacional continuo de 2.219 kilómetros, lo que la convierte en la más larga que ambas naciones poseen con alguna otra. 
 
Esta frontera, que va desde La Guajira y se extiende hasta el Casanare, es una importante conexión comercial y, actualmente, la zona que más preocupa al sector ganadero. Contrabando, falta de control a las enfermedades y las quejas por no pagos hacen parte de este especial, el tercero de nuestra entrega.
 
Contrabando, un tema de todos los días
 
El tráfico ilegal de productos cárnicos y lácteos preocupa en ambos lados de la frontera y ha sido incluso tema de diálogo en las altas esferas gubernamentales, sin que hasta el momento las soluciones parezcan producir resultados contundentes En el día a día, las instituciones que velan por frenar el contrabando en este paso limítrofe se encuentran con productos sin registrar de uno y otro lado. (Lea: Colombia, a punto de ‘tirar la toalla’ por venta incierta de carne a Venezuela)
 
De acuerdo con cifras brindadas por el general Gustavo Moreno, director de la Policía Fiscal y Aduanera, Polfa, es en esta frontera en donde las divisiones de esta entidad más trabajan para velar por la seguridad del país.
 
En lo corrido del año, se han aprehendido 872 bovinos en pie que entraban ilegalmente al país por los departamentos de Arauca, Santander, Norte de Santander, Guajira y Cesar, los cuales estaban avaluados en $816 millones 649 mil 162. De igual forma, Moreno aseguró que durante el mismo periodo se incautaron 107 mil 268 kilogramos de carne en canal, valorizados en $883 millones 756 mil 424.
 
El panorama lácteo no es mejor. Según las cifras entregadas por la autoridad, por las mismas regiones se intentaron introducir al país 51 mil 79 unidades de leche en polvo, valorizadas en más de $1.090 millones. (Lea: Contrabando y sacrificio ilegal arremeten en Colombia y Venezuela)
 
El caso más reciente de contrabando ganadero desde Venezuela se reporto la última semana de octubre en el departamento de Boyacá, en donde se incautaron 111 reses, avaluadas en $220 millones.
 
De acuerdo con el comandante de la Policía en Boyacá, coronel Carlos Antonio Gutiérrez Martínez, el procedimiento se realizó en los municipios de Socha y de Tasco, en donde se interceptaron 8 camiones.
 
Esperamos que con los estudios del ICA se pueda determinar si los semovientes presentan algún tipo de enfermedad que pueda afectar la salud humana y de las reses criadas en el departamento”, acotó Gutiérrez Martínez. (Lea: Crece contrabando desde Venezuela, país impedido para exportar carne y leche)
 
Frente a esto, Pedro Piñate, consultor en salud y producción animal, y en 1996 director general de la Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela, Fedenaga, explicó que desde el vecino país la lucha contra el contrabando de extracción de ganado, carne y leche, ha sido reforzada por las autoridades, pero el diferencial de precios entre la economía controlada de una parte y la de libre mercado que disfruta Colombia, “estimula esta práctica ilegal que afecta a los 2 países”.
 
Como mercados complementarios que deben integrarse, la distorsión que ocasionan los controles de la economía venezolana seguirá estimulando el llamado ‘comercio no registrado’, eufemismo burocrático que no es otra cosa sino contrabando entre países”, expresó Piñate.  
 
Sanidad animal, con serias limitaciones
 
La sanidad animal en el límite colombo-venezolano se encuentra con serias limitaciones por la falta de insumos veterinarios, de nutrición e higiene animal.  Todos los estados fronterizos con Colombia, como Zulia, Táchira y Apure, tienen restringidos los despachos de estos productos desde las fábricas y comercios del centro de Venezuela. (Lea: La fiebre aftosa: una enfermedad letal y muy costosa)
 
Según explicó Ismael Zúñiga Arce, médico veterinario y zootecnista, actualmente subgerente de Salud y Bienestar Animal de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán-FNG, aunque en la frontera con Venezuela se han mantenido convenios de sanidad animal, en los últimos años no ha existido compromiso para proteger la frontera y minimizar así el riesgo de reinfección de la fiebre aftosa.
 
Venezuela sigue siendo un país endémico para fiebre aftosa. Además, no está desarrollando las acciones ni de prevención ni de control, ni tampoco realiza ciclos de vacunación similares a los nuestros que permitan reducir los casos de enfermedades, la circulación del virus y, por ende, ofrecernos protección”, añadió  Zúñiga Arce. (Lea: La fiebre aftosa puede ser considerada arma biológica)
 
De igual forma, el funcionario del gremio bovino aseveró que al estar la frontera con Colombia expuesta al contrabando e ingreso permanente de productos o subproductos bovinos que tengan fiebre aftosa, se deben realizar acciones para blindar al país.
 
En la medida que Venezuela no desarrolle las acciones para mejorar la sanidad animal, nosotros estamos condenados a manejar vacunaciones cíclicas indefinidamente”, indicó el subgerente de Salud y Bienestar Animal de Fedegán.  
 
Respecto al tema, Pedro Piñate agregó que la problemática en Venezuela recae en la escasez de divisas para la importación de productos veterinarios para combatir las enfermedades de control oficial. (Lea: Venezolanos podrían enfermar por consumo de lácteos nacionales)
 
En los estados fronterizos las rutinas preventivas de la sanidad de los predios están muy limitadas, lo que constituye una debilidad de la salud animal que es muy preocupante para ganaderos y veterinarios”, informó el consultor en salud y producción animal.
 
Comercio, cifras positivas para Colombia
 
De acuerdo con datos estregados por el Fondo de Estabilización de Precios, FEP, cuenta especial administrada por Fedegán, las exportaciones de leche, ganado en pie y carne bovina de Colombia hacia Venezuela entre enero y agosto del presente año, fueron positivas. (Lea: Por crisis, Venezuela importará 454 mil 250 toneladas de carne y otros alimentos)
 
Un total de 5.662 toneladas de carne bovina, avaluadas en USDS29 millones 937 mil 440, fueron enviadas desde el territorio nacional hacia el vecino país.
 
En cuanto a leche, Colombia envío 961 toneladas de productos lácteos como leche, yogur, lactosueros, mantequilla y quesos, valorados en USD$3 millones 896 mil 970. (Lea: Colombia consume 90% de la leche y carne que produce, Venezuela solo el 50%)
 
Aunque en materia monetaría se puede ver positivo el comercio entre las 2 naciones, es necesario cambiar la visión de relaciones económicas bilaterales para que el negocio ganadero se incremente.
 
Otro aspecto importante para tener en cuenta es la falta de pago que reclaman muchos productores colombianos. Algunos incluso manifiestan no estar interesados en seguir haciendo negocios con el vecino país pues les adeudan cantidades significativas por las que nadie responde.
 
Los problemas están plenamente identificados pero poco hace Venezuela por mejorar su estatus sanitario o saldar las dedudas que se tienen, razones más que suficientes para que en el entorno ganadero colombiano sea una constante el preguntarse si representa una amenaza o una oportunidad para el país.