Así funciona la finca que es modelo de producción en Santander

Por: 
CONtexto Ganadero
19 de Noviembre 2015
compartir
finca, modelo de producción, sistemas, productividad, Lechería especializada, ganado, ganaderos, Santander
En la finca El Madrigal se implementan 2 sistemas productivos muy efectivos. Foto: CONtexto Ganadero.
14 ganaderos del Caquetá visitaron la finca El Madrigal, en el municipio de la mesa de los Santos, y pudieron observar 2 exitosos sistemas de producción que se implementan con gran suceso en esta finca santandereana.
 
La principal característica de la finca el Madrigal es la utilización de 2 sistemas productivos. Uno de gerencia de pastos y otro de encasetamiento. Estas técnicas permiten altos niveles de eficiencia y convierten a esta empresa pecuaria en un modelo a seguir para las ganaderías del país.
 
De acuerdo con José Félix Lafaurie Rivera, presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, que también hizo parte de la comitiva, el nivel técnico y productivo de la finca El Madrigal es de clase internacional y es una muestra de que en el país sí se puede realizar una ganadería productiva y sostenible. (Lea: La fórmula para que la lechería colombiana sea una economía rentable)
 
“Los niveles de productividad con vacas de alto redimiendo están sobre los 38 litros por día, superior que el promedio americano. En el predio se utilizan 2 hectáreas para 120 terneros permanentes, lo cual genera una alta productividad y una ganancia de 800 gramos por día”, aseveró el dirigente gremial.
 
Según Alejandro Galvis, propietario de la finca, los participantes del encuentro tuvieron la oportunidad de observar todos los avances tecnológicos que se emplean y cómo se maneja el ganado de lechería F1 de cruces de Pardo Suizo por Brahman y Holstein por Brahman.
 
La lechería especializada se maneja con un sistema de encasetamiento total y con comida preparada con mixer. Es un sistema de última tecnología. Yo les comenté a todos los asistentes sobre mis experiencias vividas en la implementación de estos 2 sistemas y creo que aprendieron mucho”, manifestó Galvis.
 
El sistema neozelandés es de pastoreo con un aspecto primordial, la gerencia de pastos. El ganado se maneja con cuerda, una vez las reses salen del espacio que se les entregó durante el día, se mueve la cuerda e inmediatamente al día siguiente se abona el pasto y se riega. En este sistema el pasto se deja con máximo 4 cm de altura. La recuperación se hace con abonos y agua. Los resultados en ganancia de peso diario son evidentes. (Lea: Un modelo neozelandés para salir de la crisis lechera)
 
El segundo sistema es de encasetamiento. Los animales no van a potrero ya que la comida se les lleva a los establos. Las reses van a la sala de ordeño, que está muy cerca de los cobertizos, por ende no hay gasto de energía y la productividad es muy alta. En la finca El Madrigal se pueden encontrar vacas que producen más de 50 litros diarios.
 
Luis Alberto Perdomo, ganadero de Caquetá y uno de los productores que asistió a la visita técnica, aseguró que uno de los aspectos a resaltar del encuentro, es el manejo que le dan a los pastos en la finca.
 
Es muy interesante el manejo que se le da al compostaje, porque se utiliza el estiércol y la orina de los bovinos para el mejoramiento de los suelos. Las pasturas se utilizan para alimentar el ganado que está en pastoreo y además se recogen para también dárselas a los animales que están en los establos”, indicó Perdomo. (Lea: Crean un abono orgánico e inoloro a partir del estiércol de vaca)
 
Los ganaderos que visitaron la finca El Madrigal catalogaron la experiencia como exitosa y provechosa y esperan que este tipo de actividasdes se sigan realizando.