Garrapatas y moscas: los ‘chikungunya’ de los bovinos

Por: 
CONtexto Ganadero
22 de Septiembre 2014
compartir
Moscas y garrapatas
Estos insectos ponen en riesgo la salud de los bovinos, ya que por medio de piquetes transmiten enfermedades que pueden causar la muerte. Foto: CONtexto Ganadero.
Estos 2 vectores son los encargados de transmitir una serie de bacterias que ponen en riesgo la salud de su hato bovino. Tenga en cuenta estas recomendaciones para evitar que los ataques disminuyan la producción en su negocio ganadero.
 
La fiebre de la chikungunya es un virus que poco a poco empieza a sentirse en el país. Más de 1.000 casos confirmados de la enfermedad y una expectativa de que aquí a que culmine el año, 700 mil colombianos adolecerán del mal, son las cifras que maneja el Ministerio de Salud. (Lea: Preste atención a las enfermedades bovinas más recurrentes en verano)
 
No obstante, el sector ganadero tiene su propia ‘chikinguya’: son las garrapatas y moscas. Dichos animales son los encargados de perjudicar las explotaciones pecuarias por cuenta de las enfermedades que pueden sufrir los bovinos por medio de sus piquetes.
 
En el caso de las iIxodidas, verdadero nombre de las garrapatas, son unos ácaros que se han hecho cada vez más fuertes, logrando burlar algunos cruces de los bovinos para aparecer en zonas donde su presencia no es común, caso como el altiplano Cundiboyacense, el norte y oriente de Antioquia, y la parte más alta de Nariño. Este animal chupa la sangre de la vaca y puede enfermarla gravemente. (Lea: 14 enfermedades sin control oficial atacan al ganado en Colombia)
 
Michael Rua Franco, presidente de la Asociación Colombiana de Ganaderos Ecológicos, Bioganaderos, en diálogo con CONtexto Ganadero, explicó algunas de los males que pueden sufrir los vacunos por cuenta de la garrapata.
 
“Al chuparle la sangre al ganado, con el paso del tiempo, le pueden estar causando anemia y consecuentemente eso genera una baja en las defensa corporales y hará a los animales susceptibles de contraer cualquier enfermeda. Otra enfermedad es la anaplasma, que es transportada por la garrapata y causa anemia en los semovientes, que puede llevarlo a la muerte”, señaló Rua Franco. (Lea: Enfermedades que afectan al ganado)
 
El otro vector que genera temor entre los productores pecuarios es la mosca. Este insecto es transmisor de enfermedades virales y bacterianas, debido a que permanece y habita en los excrementos del ganado, por lo que está en contacto directo con bacterias y la naturaleza, por lo que al picar al animal y extraerle la sangre, lo enferman.
 
“En el caso de las enfermedades como la aftosa, brucelosis y tuberculosis, que están en el ambiente, existen planes de vacunación y hay bonificaciones para los predios que estén libres de dichos males, pero en el caso de las garrapatas y las moscas, están en el ambiente y hay que aprender a convivir con ellas”, agregó el dirigente. (Lea: FAO y Fedegán trabajan en la prevención de enfermedades vacunas)
 
A lo dicho por Rua Franco, Ismael Zúñiga Arce, subgerente de Salud y Bienestar Animal de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, FNG, aseguró que dentro del medio hay enfermedades que se presentan de forma endémica como son la anaplasmosis y la babesiosis, las cuales también generan muchas pérdidas entre los productores.
 
“Dichos males tienen ese nombre porque los parásitos de la sangre se llaman así y generalmente producen cuadros que afectan a los animales y pueden llegar a producir en proporciones importantes muertes de animales, pero también producen cuadros anémicos que van agotando a los animales, lo que deriva en pérdidas para el productor”, reseñó el funcionario. (Lea: Córdoba se capacita en enfermedades reproductivas y control de parásitos)
 
Zúñiga señaló en la necesidad de que los ganaderos aprendan a erradicar las enfermedades sin necesidad de acudir a baños y uso de tóxicos, los cuales no se deben aplicar a todo el hato cuando solo hay una o 2 reses enfermas.
 
Rua Franco aseguró que en esos casos es mejor disponer de lo que llama “un potrero hospital”, en el que se encuentre suficiente comida, sombra, agua y confort, para que los bovinos enfermos se recuperen sin necesidad de que los demás rumiantes tengan que recibir los baños contra garrapatas o moscas que los vuelva inmune.  (Lea: Extraña enfermedad aniquila más de 100 animales en Cesar)