Los 90 días vitales de Elanco que garantizan reducción de enfermedades en vacas

Por: 
CONtexto ganadero
04 de Noviembre 2021
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, catosal, calfon energy, calfon oral, Elanco, vigantol, periodo de transición de la vaca, sistema inmune de la vaca, hipocalcemia de la vaca
El experto asegura que Elanco pretende brindar soluciones con protocolos que se ajustan al ciclo de vida de los bovinos como lo es el periodo de transición. Foto: Cortesía

La diarrea neonatal es un problema que se presenta en la mayoría de las especies como el vacuno, siendo una de las principales enfermedades que afectan al ternero durante sus primeros meses de vida y la principal causa de muerte durante la fase lactante.

 

Victor Manuel Guzmán, médico veterinario y zootecnista responsable del Programa de Generación de Demanda orientado a rumiantes en Elanco, quien en el marco de Agroexpo le contó al público en general que cuenta con portafolio amplio en el mercado farmacéutico.

 

“Buscando una manera de llegar con más contundencia a los clientes, estamos implementando un programa de soluciones. En Elanco estamos convencidos que hay unas oportunidades muy importantes para mayor productividad y rentabilidad ganadera, creyendo que lo podemos aprovechar implementando soluciones. Por eso en es que estamos promocionando los 90 días vitales”, expresó Guzmán.

 

Estos 90 días vitales hacen referencia al paso que tienen todas las vacas desde sus últimos 60 días de gestación y los primeros 30 después del parto que en el argot veterinario se conoce como la vaca en transición.

 

De acuerdo con Guzmán, “lo que busca el programa es acompañar la vaca en un momento que ella tiene por lo menos tres asuntos que resolver. La transición se caracteriza por una influencia de un cambio hormonal que se da en esa condición de ser gestante a darse el parto. Esto hace que la vaca no sea capaz de consumir el alimento que requiere porque entró en un balance energético negativo que le va a llevar a acarrear problemas tanto en productividad como en fertilidad de no ser manejado bien”.

 

Existe un segundo tema de los 90 días vitales que es el inmunológico que está ligado a que todo el cambio hormonal que sufre la vaca en este periodo hace que el sistema inmune focalice su atención al cuidado de dos fenómenos que se dan en la etapa de transición que son la involución de la glándula mamaria en el periodo seco y la involución uterina después del parto.

 

“Ambas requieren del interés del sistema inmune, por lo que este en la vaca en transición está inmunodeprimido pero además está muy ocupado porque se tiene que encargar que estas involuciones estén bien. Hay que recordar que al parto la vaca empieza a dar leche y la glándula mamaria es otro de los órganos que fácilmente puede entrar en problemas cuando el animal no tiene una inmunidad correcta”, detalló Guzmán.

 

Existe un tercer aspecto al cual le enfoca su trabajo los 90 días vitales y está relacionado con las vacas que están especializadas en leche denominado fiebre de leche o hipocalcemia. Esta es una patología en la cual el calcio de las vacas cae dramáticamente de una manera en que no pueden responder.

 

“Existe una hipocalcemia que no es evidente que se llama subclínica que es la que sufre la vaca sin que tenga una sintomatología aparente, pero que sí se sabe influye directamente en problemas que va a tener la vaca posteriormente impactando la fertilidad con la retención de placenta, metritis, endometritis, que se sabe, puede venir por causa de una hipocalcemia”, describió Guzmán.

 

Esto quiere decir, que hasta el momento en el periodo de transición de la vaca se han mencionado tres aspectos. El primero un balance energético que hay que conservar y salir lo antes a la positividad, una depresión del sistema inmune lo que lo hace más sensible en este periodo y un riesgo de sufrir hipocalcemia. (Lea: Conozca cuándo y por qué se deben aplicar sueros y calcios a bovinos)

 

“Estos tres temas los manejamos por medio de una manera preventiva. Lo que ha hecho Elanco en su solución de 90 días es proponer un protocolo, donde con el uso de tres productos podemos acompañar la vaca en este momento”, aseguró Guzmán.

 

Vigantol

 

Es un complejo de vitaminas ADE que es muy conocido por todos los ganaderos. “Este lo aplicamos con una dosis de 5 cm en el momento en el que secamos la vaca dos meses antes del parto y al parir la vaca. La vitamina A tiene algo muy particular que trabaja muy bien sobre epitelios y tanto en glándula mamaria como en úteros hay involución y regeneración de tejidos, por lo cual el producto acompaña al sistema inmune para que funcione mucho mejor”, sostuvo Guzmán. (Lea: Las vitaminas B y sus ventajas en el desempeño del ganado de engorda)

 

Adicionalmente, ese paquete de vitaminas puede estimular una buena producción de calostro que es necesaria para la solución numero dos de Elanco que es la salud de las terneras.

 

Catosal

 

“Producir muy buen calostro también es un objetivo que tiene los 90 días vitales. El segundo producto es el Catosal que se va a encargar del aspecto energético. Este tiene múltiples estudios en el mundo, por lo que se sabe que facilita la conversión de grasa en glucosa para producir leche, ese paso necesita unos procesos bioquímicos”, detalló Guzmán.

 

Para el experto, con tres aplicaciones de Catosal, que se hacen al momento alrededor del parto, a los ocho días y a los quince días se acompaña a la vaca para que este proceso de conversión de grasa en glucosa y en leche, sea mucho mejor. “Apoyarla con Catosal es favorecer que ese balance energético se de más eficientemente, e incluso en condiciones favorables, impactar la producción de leche.

 

Calcios orales: Calfon oral y calfon energy

 

Ambos productos contienen una fuente de calcio y magnesio que se libera lentamente al rumen y permite prevenir la hipocalcemia. “Con una dosis de calfon oran en el momento del parto y una dosis de calfon energy a las 12 horas, por nuestra experiencia, sabemos que un animal en riesgo de hipocalcemia no la sufra. Además, funciona como un tratamiento para la hipocalcemia subclínica, aquella que no tiene sintomatología pero que puede derivar en algunas otras anomalías como retención de placenta, metritis y endometritis”, afirmó Guzmán. (Lea: 6 aspectos a tener en cuenta ante un programa de fertilidad bovina)

 

Esto quiere decir que la suma de todos estos productos valida los protocolos en el periodo de transición y ha garantizado que los animales pasen mucho más sanos por ese momento difícil, además de acompañarlos con el estrés metabólico, reduciendo la frecuencia de enfermedades y logrando que la primera ovulación de la vaca se presente un poco antes.