Los diferentes usos de la Calliandra calothyrsus para sus vacas

Por: 
CONtexto ganadero
13 de Mayo 2022
compartir
calliandra calothyrsus ganaderia
La Calliandra houstoniana var. calothyrsus es una variedad de leguminosa originaria de Centroamérica y que tiene múltiples usos, incluyendo la ganadería. Foto: colombia.inaturalist.org

La Calliandra houstoniana var. calothyrsus es una variedad de leguminosa que tiene múltiples usos, incluyendo la ganadería. En Colombia se conoce como “barba de chivo”, pero tenga cuidado, pues hay otra planta tóxica para el ganado con el mismo nombre común.

 

Calliandra spp. es un género de casi 200 especies de plantas de la familia de las leguminosas (Fabaceae). El nombre proviene del griego “kallos”, belleza y “andros”, hombre; y hace referencia a los bellos estambres (parte masculina de la flor) que poseen sus flores.

 

El nombre común de varias especies del género, plumerillo, también hace referencia a las flores y, en este caso, a que las mismas parecen pequeños plumeros. Los nombres comunes más utilizados son barba de gato, barbillo, barba de chivo, carboncillo y cabello de ángel.

 

Así lo indicó este artículo del portal Pasturas de América, que añadió que la planta es nativa de las regiones tropical y subtropical de Asia, África y América. (Lea: ¿Qué dicen los estudios con jabín o barbasco como alimento del ganado?)

 

Por su parte, el sitio web de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) en México indicó que es un árbol de rápido crecimiento, vigoroso, denso y con gran capacidad para repoblar y formar bosquecillos.

 

Es bueno para reforestar los trópicos húmedos y de gran interés agroforestal que combina con cultivos agrícolas. Sirve como árboles en callejones, barbechos mejorados, producción de leña, forraje, cortinas rompevientos, cercas vivas y árboles dispersos para sombra de cultivos perennes.

 

En Indonesia esta especie se ha plantado para forraje junto con el pasto elefante en extensas áreas que anteriormente no toleraban ningún cultivo. En Java los agricultores rotan sus cultivos agrícolas con plantaciones de Calliandra.

 

Las hojas recién cortadas tienen mayor digestibilidad que las hojas secas. En Indonesia se han registrado rendimientos anuales de 7 a 10 toneladas de forraje seco por hectárea (22 % de proteína cruda y un porcentaje de digestibilidad del 60 a 65 %).

 

El forraje fresco es menos palatable que el de Leucaena debido a la presencia de altos contenidos de tanino condensado pero produce buenas tasas de crecimiento en el ganado. (Lea: Así puede usar el árbol chiminango para su ganadería)

 

 

Uso de la Calliandra en ganadería

 

En Kenia investigadores del Proyecto Nacional de Investigación Agroforestal del Instituto de Investigación Agroforestal de Kenya (KARI) probaron suministrar calliandra a vacas ayrshire para producción de leche, comprobando que el follaje seco tiene baja digestibilidad.

 

En efecto, mientras que los rumiantes digirieron el follaje fresco de Calliandra calothyrsus a niveles del 60 %, la digestibilidad del follaje seco de calliandra es bajo, con niveles de cerca del 40 % o menos, debido al parecer a los altos niveles de taninos condensados.

 

Un trabajo en Embu (Kenia) ha demostrado que el follaje fresco puede ser proporcionado en forma exitosa a vacas lecheras, tanto como suplemento o como sustituto de los concentrados comerciales. (Lea: Las propiedades de la Albizia lebbeck para la ganadería)

 

Una ración diaria de 3 kg de hojas frescas y tallos comestibles de calliandra (cerca de 1 kg de materia seca) tuvo el mismo efecto positivo sobre la producción de leche que 1 kg de concentrado para vacas lactantes, con un contenido de proteína cruda de un 16 %, así como un incremento de cerca del 10% en el contenido de grasa de la leche.

 

En Colombia investigadores del CIAT evaluaron el efecto de suplementar una gramínea de baja calidad con heno de mezclas de leguminosas con taninos Calliandra calothyrsus y sin taninos Vigna unguiculata sobre la producción de leche, la calidad y el nitrógeno ureico en leche (NUL).

 

El experimento se realizó en la Estación del CIAT en Cauca, con 8 vacas tipo holstein x cebú, distribuidas en cuatro tratamientos: T1: C. calothyrsus 100%, T2: Vigna unguiculata 100 %, T3: V. unguiculata/C. calothyrsus 67/33% y T4: C. calothyrsus/V. unguiculata 67/33 %.

 

El suplemento henificado se ofreció al momento del ordeño. Las vacas consumieron Paspalum notatum en período seco en un sistema de pastoreo alterno 7/7 durante 56 días. Se cuantificó la producción de leche diaria y Nitrógeno ureico en leche (NUL).

 

Los autores concluyeron que sería más útil implementar en una hectárea la proporción de Calliandra/Vigna 67/33 % henificada, ya que Calliandra es un arbusto que puede tenerse hasta por 12 años, tolera y crece bien en suelos ácidos sin mayores exigencias nutricionales como Vigna que puede tenerse hasta por un año y requiere de más inversión económica.

 

Tenga cuidado pues en Colombia hay una planta que también recibe el nombre barba de chivo, pero es la Andropogon bicornis, que acumula grandes cantidades de nitritos y nitratos y puede ocasionar diarreas, vómitos, cianosis, abortos, fiebre y muerte. De hecho, es una gramínea que también se conoce como cola de zorro o paja de burro.