Los taninos en la alimentación de bovinos aumentan la productividad

Por: 
CONtexto ganadero
22 de Noviembre 2016
compartir
Taninos dieta bovinos, taninos dieta bovinos Colombia, suministrar taninos dieta bovinos, suministrar taninos en bovinos, cómo suministrar taninos, Administración de taninos de bovinos, taninos plantas, taninos para bovinos, taninos para rumiantes, taninos, CONtexto ganadero, ganaderos colombia
La adición de taninos en la dieta de los rumiantes aumenta la producción de carne y leche. Foto: http://albeitar.portalveterinaria.com - www.revistachacra.com.ar
Expertos afirman que la utilización de estas sustancias es la nueva tecnología de la nutrición animal, sobre todo en los bovinos, debido a sus propiedades de aumentar los rendimientos en productividad.
 
Los taninos son compuestos sintetizados naturalmente por algunas plantas y se encuentran de forma natural en la gran mayoría. Forman parte de distintos forrajes y concentrados como henos de leguminosas, granos, hojas y frutos, entre otros.
 
Se dividen en hidrolizables y condensados. Estos últimos son los más comunes y se pueden hallar en especies de árboles como el roble o la acacia, o en frutos como la uva. (Lea: ¿Cómo suministrar minerales traza para alimentar a los bovinos?)
 
Aunque los taninos poseen características constitutivas diferentes, todos tienen la capacidad de unirse a las proteínas. Un nivel moderado de esta sustancia protege a las proteínas del ataque ruminal, para que estas sean utilizadas en la producción de carne y leche.
 
En general, tienen distintas aplicaciones en la alimentación animal. Por ejemplo, se ha demostrado que inhiben el crecimiento de bacterias, deteriorándolas por el enlace que se crea entre el tanino y la proteína en la célula que afecta el transporte de enzimas a la pared celular.
 
También han manifestado propiedades antiparasitarias, evita el empaste de las leguminosas en el rumen y disminuye la contaminación por una menor emisión de metano y nitrógeno al ambiente. (Lea: Harina de pescado, una fuente proteica de alimento para ganado)
 
Sirven como astringentes y limitan el consumo excesivo en terneros que podrían comer de forma desmesurada. Contribuyen al aumento de proteína sobrepasante y algunos funcionan como conservantes de ensilados proteicos.  
 
Cabe aclarar que el efecto de estas sustancias en la nutrición y salud de los animales es variado, porque depende del origen de los taninos, sus diferentes formas químicas y su concentración en la dieta. (Lea: Las propiedades de la alfalfa como alimento bovino)
 
En países como Argentina y Uruguay se emplean los taninos como aditivos en la alimentación de los rumiantes para mejorar la producción de carne. En algunos estudios se han evidenciado mejoras en las ganancias de peso diarias de 8 a 10 %. En cuanto a leche, se observaron mayores niveles de proteína, entre 1 y 2 décimas de punto.
 
De otro lado, este producto se ha privilegiado por encima de otras sustancias como la monensina, porque no presenta restricciones como esta. (Lea: Esta sería la forma correcta de suministrar ionóforos al ganado)
 
Además, la utilización de este aditivo natural en la alimentación de rumiantes ha cobrado también interés ya que no presenta restricciones en su utilización como si lo tiene por ejemplo la monensina.
 
Aun cuando las ventajas son numerosas, es importante tener en cuenta que el principal efecto negativo es la disminución de digestibilidad, porque ejercen un efector inhibidor sobre una serie de enzimas que reducen la deglución del alimento.
 
En todo caso, se recomienda su aplicación como acompañante de las dietas en dosis moderadas, con el fin de mejorar los índices productivos tanto de rumiantes jóvenes como adultos y así garantizar un mejor rendimiento en el consumo habitual de la comida para los bovinos.