Prácticas sencillas de sobre biodiversidad y ganadería en Colombia

Por: 
CONtexto ganadero
07 de Enero 2020
compartir
biodiversidad y ganadería, Sistemas silvopastoriles, biodiversidad, la ganadería contribuye a la biodiversidad, ganadería amigable con el medio ambiente
La ganadería sí contribuye a la biodiversidad. Foto: ganaderiacolombianasostenible.co - nuevamujer.com

Reducir el uso de químicos, reutilizar y reciclar, comprar productos respetuosos con el medio ambiente, son algunas de las muchas prácticas sencillas que existen y que se pueden realizar para cuidar y proteger la biodiversidad.

 

Colombia es el país más diverso del mundo

 

-Está en la zona tropical, con luz y calor solar durante todo el año.

-Está atravesado tres veces por la cordillera de los Andes, gracias a los cual tiene:

-Tiene costas sobre los dos grandes océanos.

-Participa con el 10% de la Amazonía, que representa el 42% del territorio.

-Tiene una inmensa altillanura oriental, bañada por grandes ríos.  

-Es el tercer país con mayor recurso hídrico del planeta.

-Cuenta con 54.871 especies, de ellas 3.625 exclusivas, 24.435 animales y 30.436 vegetales.

-Tiene 314 tipos de ecosistemas.

 

¿La ganadería afecta el medio ambiente?

 

La biodiversidad y su entorno –los ecosistemas– es lo que llamamos “medio ambiente”, cuya protección es prioridad mundial. (Lea: Ganadería ecológica podría alimentar al mundo sin dañar el ecosistema)

 

La ganadería contribuye a la biodiversidad

 

- La ganadería enriquece la biodiversidad, a través de las diferentes razas existentes en todos los pisos térmicos.

 

La ganadería afecta el medio ambiente…, pero

 

-Sí, la ganadería impacta el medio ambiente como todos los seres vivos, por el solo hecho de existir.

-No es el principal agente productor de gases de invernadero, ni el más nocivo.

- No es el principal agente deforestador. (Lea: Deforestación: ¿La culpa es de la vaca?)

-Ocupa gran parte de la tierra productiva, pero no porque se la haya “quitado” a la agricultura, sino porque no se han dado –o sea han perdido- las condiciones para una agricultura competitiva en los mercados nacional e internacional.

 

Fuente: Cuaderno ganadero Fedegán – FNG, segundo semestre de 2019.