Reducir el estrés calórico en sus bovinos aumenta la ganancia media en 15 %

Por: 
CONtexto ganadero
18 de Febrero 2020
compartir
ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, contexto ganadero, estrés, estrés calórico, estrés en bovinos, medir estrés en bovinos, inia, inia uruguay, verano, verano colombia,
El uso de ventiladores de baja presión son de gran ayuda en épocas de altas temperaturas. Foto: pugnalitambo.com.ar.

Ante las altas temperaturas que se vienen presentando en varias regiones del país, es importante que los productores tengan presente los efectos que esta situación puede ocasionar sobre los animales y los cambios que tendrían a nivel productivo.

 

El estrés térmico en bovinos produce pérdidas económicas en los sistemas de producción. Los animales están bajo estas condiciones, su consecuencia es que haya mermas en la producción (leche y carne), cambios fisiológicos y metabólicos que en casos extremos pueden causar la muerte. (Blog: Estrés calórico en bovinos)

 

El impacto del calor se mide a través de un índice que incluye temperatura y humedad para vacas lecheras y para ganado de carne se suma a estos dos parámetros velocidad del viento y radiación solar. Este indicador es de suma importancia para saber si el ganado va a sufrir estrés calórico y poder saber con anticipación como estará el clima desde este punto de vista es de suma importancia para un correcto manejo que mitigue estos efectos.

 

En ganado de carne animales en fase de terminación a corral el acceso a sombra versus estar al sol mejoró la ganancia media diaria en un 15 % y la eficiencia de conversión en un 7 %. En pastoreo se vieron por tener acceso a la sombra mejoraron en el entorno a 14 % en la ganancia diaria.

 

En lechería la sombra mejora la producción de leche: en vacas de alta producción recién paridas (más de 30 kg/día) el acceso a sombra provoca aumentos de alrededor de 5 kg/día. En vacas de lactancia avanzada (más de 200 días post parto y 30 kg/día) las mejoras en producción son de alrededor de 2 kg/día. (Reportaje: ABC para minimizar el impacto del estrés calórico)

 

En vacas secas que tuvieron acceso a sombra durante el período seco, la mejora fue de 3,3 kg/día de leche corregida por sólidos para los primeros 60 días posparto, y 0,5 kg/día para toda la lactancia.

 

Fuente: INIA.