Aprenda cuáles diferencias entre las razas cebuinas índicas, africanas y sintéticas

Por: 
CONtexto ganadero
06 de Enero 2022
compartir
Razas cebuinas, razas cebuinas índicas, razas cebuinas africanas, razas cebuinas sintéticas, diferentes entre las razas cebuinas, ganado cebú, cebú, vacas cebú, ganado cebuino, razas sintéticas de cebú, brahman, brangus, santa gertrudis, gyr, ankole watusi, afrikáner, ganado bovino, ganadería bovina, carne, leche, ganaderos, ganaderos colombia, ganado, vacas, vacas Colombia, bovinos, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, contextoganadero
Las razas africanas se dividen en cinco grupos, de los cuales uno de los más reconocidos es el grupo de razas sanga entre las que se encuentran la barotse, ankole y afrikaner (imagen). Foto: es.wikipedia.org

La denominación de cebú se aplica al bovino con giba en la cruz, un atributo visible que lo diferencia del europeo. La piel forma una gran papada y el prepucio y ombligo son pendulosos. Existen razas naturales como las índicas y las africanas, y las sintéticas como el brahman. Aprenda cuáles son las diferencias entre las tres.

 

Según el capítulo VI “Clasificación de las razas bovinas y bufalinas; cruzamientos” del Curso de Producción Bovina de Carne, en el mundo hay muchas razas cebú con marcadas variaciones que no son debido a la selección artificial del ser humano sino a la selección natural.

 

India y Pakistán son los países donde tuvo su cuna el cebú, poseen mayor existencia de ejemplares y el mayor número de razas diferentes (más de 25), mientras que otras razas se desarrollaron en Indochina, Irán, Arabia, China, en muchas grandes islas del Pacífico y en África.

 

A mediados del siglo XIX, primero en Brasil y luego en EE. UU., comienza a introducirse ganado cebú proveniente de India y Pakistán por su adaptabilidad a clima cálido. (Lea: Cruce entre simmental y cebú tiene mejores índices reproductivos en regiones cálidas)

 

Posteriormente en el siglo XX, estos y otros países de América comenzaron a trabajar selectivamente con razas productoras de carne y, en menor escala, con productoras de leche, emprendiéndose la expansión a casi todos los países de América tropical y subtropical.

 

Además de su adaptación a climas calurosos, húmedos, tiene resistencia a enfermedades y parásitos externos e internos, buena capacidad para la conversión de pastos fibrosos y están mejor preparados a limitaciones de agua comparados con razas europeas.

 

No obstante, tienen baja precocidad sexual y demoran más tiempo para alcanzar la madurez con relación a estas razas, aunque presentan una baja incidencia de partos distócicos, pues su canal de parto está mejor ubicado, su grupa es caída y su amplitud pélvica es mayor.

 

La giba sobre la cruz es una protuberancia del cebú que actúa como un reservorio en el que desde el nacimiento se va acumulando grasa en el interior de un tejido músculo conectivo. En periodos de gran escasez alimenticia o de enfermedad, el animal utiliza esa reserva.

 

El pelo es corto, denso, grueso y sedoso, lo que dificulta la penetración de los ectoparásitos, en tanto que el movimiento de su piel suelta (similar a los equinos) impide la acción de los tábanos y mosquitos. El color claro del pelo es menos atrayente que el oscuro para las moscas.

 

Las vacas tienen un instinto materno fuerte, ya que están adaptadas a regiones de pastoreo extensivo bajo condiciones pobres de manejo, protegiendo a su cría del peligro. No muge como el europeo, sino que emite un gruñido, como si tosiera, y son más longevos que estos.

 

 

Razas cebuinas sintéticas o compuestas

 

Las razas derivadas del cebú tienen su origen en el sur de EE. UU. en diversos programas de cruzamiento entre ejemplares índicos y taurinos (como santa gertrudis), o entre razas índicas (como brahman), buscando mejorar la producción de carne.

 

Las razas estabilizadas derivadas del cebú son animales robustos, de gran tamaño y fuerte esqueleto, que combinan la rusticidad a la región subtropical con la producción de carne de las razas europeas. Son más resistentes que estas pero menos que las razas puras de cebú.

 

Terminan con pesos de 500 a 550 kg, tienen menos papada que el cebú, pero más que el europeo, y la giba se ha transformado en una cresta anterior a la cruz. La grupa es horizontal sin ser como la del europeo, y los cuartos posteriores están mejor conformados que en el cebú.

 

La piel es suelta, con prepucio largo y penduloso, aunque no tanto como en el cebú. El ombligo de las hembras es amplio. Hoy en día son razas fijadas que transmiten a su descendencia sus características. (Lea: 5 razas bovinas sintéticas originadas en Latinoamérica)

 

En general se estabilizan en una proporción teórica de 3/8 del biotipo índico y 5/8 del biotipo británico o continental. El índico proporciona adaptación al medio (calor, humedad, parásitos y forraje fibroso) y el europeo, precocidad sexual, fertilidad y calidad carnicera.

 

 

Razas africanas

 

En el continente africano los bovinos son utilizados para producción de carne, leche y trabajo, pero debido al bajo nivel tecnológico de los sistemas de producción, la productividad es también muy baja. (Crónica: Este es el origen del brahman y así fue su llegada a Colombia)

 

Generalmente están adaptados para sobrevivir y reproducirse en un ambiente hostil con cualidades como habilidad materna, capacidad de recorrer grandes distancias, economía de agua, tolerancia al calor y enfermedades, y habilidad para vivir con alimentos de poca calidad.

 

En general tienen bajas tasas de crecimiento, maduración tardía y carcasas chicas. Los vacunos del continente africano pueden clasificarse en cinco grupos, de acuerdo a sus orígenes, características anatómicas y regiones en que se asentaron:

 

Ganado sin giba del norte y oeste: Se origina en ganado Bos taurus del Oriente medio y posiblemente fueron llevadas por nómades unos años a. C. Tienen cuernos de diversa longitud, de cuerpo pequeño y son muy rústicos.

 

Razas cebú del este: Ingresaron desde la India (Bos indicus) posiblemente por Egipto, 2000 años a. C. Se caracterizan por tener un tamaño muy pequeño, cuerpo profundo, con patas cortas, cuernos cortos o medianos, papada grande y giba de diversos tamaños hasta nula.

 

Razas cebú del oeste: Se originan en ganado de Asia (Bos indicus) y fueron llevados y criados por tribus nómadas o seminómadas alrededor del siglo VIII d. C. Tienen cuernos de distinta longitud, algunos en forma de lira, y con giba bien marcada.

 

Razas cruzadas de sanga y cebú: Están asentadas en el este de África e isla de Madagascar. Tienen características intermedias. Denominado como ganado zenga, lo componen razas de Etiopía como afar y horro, y otros países como Uganda y Tanzania.

 

Sanga: se asentaron en el sur de África entre 8000 a 1600 años a.C. y se originaron posiblemente por cruzas entre cebú y ganado europeo, aunque algunas evidencias indican que no tendrían influencia asiática. De hecho, se clasifican como Bos taurus africanus.

 

Presentan cuernos desde nulos a muy largos, tamaño mediano, patas largas, buena producción. Tienen giba pequeña y por delante de la cruz. Evolucionaron en Etiopía/Somalia y centro-este de África. (Lea: Asocebú reconoció a los toros y las vacas de las razas cebuinas del 2019)

 

Ejemplo de razas sanga son la barotse, ankole y afrikaner, nativas del oeste de Zambia, suroeste de Uganda y Sudáfrica, respectivamente. Dentro de cada grupo hay un gran número de razas de cebú africano que son distintas del Bos taurus y el Bos indicus asiático.

 

Están distanciados por el extenso tiempo de separación y por el ambiente en que evolucionaron. Por eso hoy representan una fuente de material genético para uso en regiones tropicales y subtropicales. (Reportaje: La impresionante raza bovina Ankole-Watusi)

 

La utilización de este material hoy es posible gracias al mejor control de enfermedades, sobre todo por la posibilidad que nos brindan los embriones de trasladar individuos genéticamente completos que minimizan el riesgo y ocupan un pequeño espacio en el transporte.