Por qué la ganadería sí trabaja en la neutralidad climática (parte 1)

Por: 
CONtexto ganadero
26 de Mayo 2022
compartir
La ganadería sí trabaja en la neutralidad climática
La ganadería sí trabaja en la neutralidad climática según menciona el experto, debido al proceso que realiza el metano en su reciclaje. Foto: blog.primagas.es

La ganadería sí trabaja en la neutralidad climática, aunque muchos digan lo contrario. Un experto explica por qué este sector no está produciendo metano adicional que causa el calentamiento global. Conozca de qué se trata todo.

 

Frank Mithloehner, profesor del Departamento de Ciencia Animal de la Universidad de California Davis y especialista en calidad de aire y extensión cooperativa, expone en una presentación al Instituto Nacional de Carnes de Uruguay que además de la ganadería, existen otros sectores de la sociedad que tienen un impacto ambiental, por lo cual se pueden brindar ciertas soluciones para reducir las huellas ambientales.

 

“Sabemos que a nivel mundial la fuente número uno de gases de efecto invernadero que conducen al cambio climático son los combustibles fósiles petróleo, carbono y gas”, menciona el profesional. (Lea: Mezclar gramíneas y leguminosas ayuda a disminuir la producción de gas metano

 

Las pasturas en los campos del mundo realmente optimizan la biodiversidad, por lo tanto, hay que intensificarlas, teniendo en cuenta que la ganadería está y debe seguir yendo por el camino de la neutralidad climática.

 

De acuerdo con Mithloehner, se han enfocado en estudiar el metano porque este es el talón de Aquiles del sector pecuario, pues si bien hay más gases con efecto invernadero, el metano es el más importante porque es el que está asociado a la ganadería.

 

“Sin embargo, cuando la gente habla de metano omite aspectos importantes de este gas como que las cifras globales del metano como la producción y uso de combustibles fósiles, desechos agrícolas, quema de biomasa, humedales, otras emisiones naturales ascienden a un total de 558 teragramos a nivel mundial, por eso aquí es donde termina la historia para la mayoría de los periodistas que hablan del impacto del ganado en el clima”, describe Mithloehner.

 

Según el experto, en la mayoría de los casos se omite que hay sumideros significativos porque existen dos procesos principales. Uno es el sumidero de reacciones químicas en la atmósfera y el otro está en el suelo, por lo tanto, hay dos grandes procesos que suman un total de 548 teragramos.

 

Es decir, “las fuentes ascienden a 558 y los sumideros a 548. En otras palabras, se reduce casi tanto metano como el que se produce, y si se resta uno del otro se ve que a nivel mundial hay que lidiar con alrededor de 10 teragramos de metano, número que estamos trabajando por reducir pero que ciertamente es una cantidad total muy diferente si se cuentan solo las emisiones totales”, detalla el profesional.

 

La eliminación atmosférica significa que hay un proceso que destruye el metano por el cual el radical en el aire se encuentra con una molécula de metano, que generalmente ocurre con el paso de 10 años, es decir que en ese tiempo se destruye el metano.

 

Uno de los puntos que resalta el experto es el ciclo biogénico del carbono que comienza con las plantas y lo que necesitan para crecer durante la fotosíntesis que es luz solar, agua y fuente de carbono, que proviene de la atmósfera, llamado CO2 atmosférico.

 

Gracia s estos elementos, las plantas producen carbohidratos como celulosa, almidón. Entonces, cuando un bovino come el pasto, en su rumen se forma metano que luego eructa, además que también se expulsa metano por las heces. (Lea: Buscan alternativas para reducir emisiones de metano en la producción láctea)

 

Pero, “este metano que produce este animal, ¿es metano nuevo y adicional?, ¿es carbono nuevo que se añade a la atmósfera? La respuesta es no, no es carbono nuevo y adicional, es carbono reciclado porque la molécula de metano surge del CO2 antes de que entrara en las plantas”, sostiene Mithloehner.

 

En ese orden de ideas, no es carbono nuevo y adicional, sino carbono reciclado, pero ¿por qué importa destacar si es carbono adicional? El experto menciona que es vital porque el Acuerdo de Clima de París tiene como meta no añadir más carbono a la atmósfera que aumente el calentamiento, pues lo deseable es evitar que el calentamiento adicional exceda los 2ºC.

 

“Los que estamos en el sector ganadero también debemos seguir este acuerdo, pero ¿cómo evitamos que el ganado provoque un calentamiento adicional? La pregunta ahora es si ¿una fuente constante de metano como un rodeo de bovinos produce un calentamiento adicional o produce un calentamiento constante?”, comenta Mithloehner.

 

La respuesta a esta última pregunta la da el mismo profesional, quien asegura que una fuente constante de metano produce una cantidad constante de calentamiento, es decir, que no hay calentamiento adicional.

 

Esto sucede porque el metano so solo se produce, sino que se destruye, llegando a un equilibrio en el proceso. Además, después de una década, el metan sufre un proceso denominado oxidación del hidroxilo en el cual el radical quita el hidrógeno del metano y lo convierte de nuevo en CO2 atmosférico.