Falta de agua y comida tiene al límite a ganaderos en Santander

Por: 
CONtexto Ganadero
05 de Abril 2016
compartir
Ganaderos de Santander afectados por el verano, Ganaderos de Santander  solictan ayuda al gobierno departamental, escasez de agua y comida para el ganado en Santander
La mayoría de reservas y afluentes se están secando, por lo que el panorama es complicado con el pasar de los días. Foto: José Javier Aguilar.
La producción láctea ha caído cerca de un 70 % en varios municipios del sur del departamento. A eso se le suma la escasez de alimentos y de agua que ha producido un deterioro corporal en los animales. El panorama de cara a los meses venideros no es alentador.
 
Los daños provocados por el Fenómeno de El Niño en varias regiones son cada vez más graves. A pesar de que en algunos municipios han caído algunas lluvias, las provincias Guanentina y Comunera se encuentran sufriendo por la falta del líquido.
 
De acuerdo con Luis Alfredo Bohórquez, presidente de la Asociación Comunera de Ganados, Asocogan en Santander, en la región se han vivido un sinnúmero de veranos, pero ninguno tan terrible como el que están experimentando actualmente.
 
En cuanto a la situación que el sector está afrontando, Bohórquez aseveró que el panorama es terrible por cuenta de la escasez de comida, la baja producción de alimento en las fincas y la disminución de reservas y afluentes de agua.
 
“Hemos tenido que dejar de ordeñar. La mayoría de ganaderos trabajamos con 2 ordeños al día, en algunos casos hemos tenido que bajarlo a uno y en otros nos ha tocado secar los animales para que no produzcan más leche porque no tenemos como alimentarlos”, lamentó. (Lea: Ganaderos de Santander solicitan ayudan para enfrentar el verano)
 
Agregó que desde la asociación se les han brindado a los ganaderos unas brigadas de apoyo, pero que no han sido suficientes. Indicó que no se consigue alimento, y que se está comprando silo de caña al costo y como lo quieren cobrar porque la gente aprovecha por la alta demanda.  
 
El líder de Asocogan aseveró que la producción se ha visto afectada en un 70 % y que los ingresos se han reducido considerablemente. “Lo poco que estamos recibiendo es prácticamente para pagar el mayordomo. Hace muchos años no estábamos tan afectados como ahora”, remató.
 
Escuche las declaraciones de Luis Alfredo Bohórquez, presidente de la Asociación Comunera de Ganados, Asocogan en Santander. 
 
José Javier Aguilar, profesional en Gestión Productiva y Salud Animal del Fondo Nacional del Ganado, FNG, sostuvo que si bien en algunos municipios ha empezado a llover, en la región de la hoya del río Suárez no ha pasado lo mismo.
 
El profesional del FNG comentó que algunos productores le han comentado que en años anteriores era normal quedarse sin pasto en esta época pero que nunca habían sufrido tanto por la escasez de agua. Anotó que la situación es crítica porque las fuentes hídricas han disminuido notoriamente y muchas quebradas ya están secas.
 
En la mayoría de los casos las personas no tienen los medios para transportar y traer el agua de otras regiones porque resulta muy costoso. A otros les ha tocado descargar sus fincas y desplazar sus animales e incluso disminuir el ordeño”, expresó Aguilar. (Lea: Santander vive por estos días fuertes contrastes climáticos)
 
Guapotá, Palmas del Socorro, Socorro, Palmar, Galán, entre otros, son algunos de los municipios más afectados por el intenso verano. En algunos de ellos solo han caído pequeños aguaceros de 2 o 3 milímetros, niveles que no representan utilidad alguna ante la actual resequedad de la tierra.
 
En tanto, Elsy Villareal Vegas, ganadera ubicada en el municipio de Socorro, señaló que le tocó dejar de ordeñar porque a pesar de haber comprado comida, silo, heno y sal para mantener las vacas, estas cada día estaban más flacas y los terneros peor.
 
“Yo no estaba haciendo ninguna gracia, los costos se incrementaron por la compra de insumos y no estaba recibiendo nada de ingresos. Desafortunadamente, el verano que nos tocó ha sido muy violento. Yo contaba con unas reservas pero ya se acabó todo. Si uno quiere seguir con la ganadería, tiene que disponer de pozos profundos, pero no contamos con ellos. Solicitamos la ayuda del Gobierno para poder construir estas infraestructuras porque no contamos con los recursos”, insistió la ganadera.
 
Villareal Vegas aseveró que el sector agropecuario no tiene ninguna ayuda del Estado y que el tema no es fácil en Colombia. Indicó que lamentablemente no sabe qué camino tomar y menos con la problemática que tiene el país en materia de desigualdad y los originados por la presencia de la guerrilla.
 
Diferentes miembros del sector aseguraron que ha sido muy mínima la ayuda que les ha brindado el Gobierno y que los insumos y alimentos para el ganado están muy costosos.
 
Asimismo, manifestaron que no solicitan silo o concentrado subsidiado, sino que lo que piden es maquinaria e infraestructura para poder producir el alimento ellos mismos. (Lea: El río Suárez se está secando, ¿cómo afectará al sector pecuario?)