Recolección de datos del predio fortalece su empresa ganadera

Por: 
CONtexto Ganadero
25 de Agosto 2014
compartir
Ganaderos de El Bagre
Los productores participaron en la capacitación y entendieron la importancia de tomar registros. Foto: Sandra Arango / Fedegán.
Conocer los indicadores productivos, reproductivos y económicos de una finca con precisión, es vital para tomar decisiones acertadas al interior de la empresa. No hacerlo va en contravía del negocio y afecta las finanzas de la explotación.
 
60 empresarios pecuarios de El Bagre, Antioquia, participaron en un evento organizado por la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán; que tuvo como objetivo fomentar el monitoreo de los predios a través de la recolección de datos, esto ante la poca conciencia que hay en el sector sobre la importancia que tienen estos registros a la hora de tomar decisiones. (Lea: Inicia control lechero oficial, forma de tomar decisiones inteligentes)
 
El monitoreo es un servicio que les ofrece el gremio a quienes se dedican a esta actividad económica con el propósito de que registren todos los eventos que ocurren en una empresa ganadera, ya que con ellos es posible identificar problemas y plantear estrategias y soluciones encaminadas a obtener mejores dividendos monetarios.
 
Según explicó Juan Alejandro Londoño, zootecnista y gestor de la Información en la Unidad Regional de Desarrollo Ganadero, Urdg, en Antioquia, quien desee acceder a este servicio debe cancelar $50 mensuales por vaca; es decir, si van quiere tomar los datos de un hato de 50 especies deberá cancelar $5.000. (Lea: De ganaderos empíricos a profesionales en el manejo del hato)
 
“El productor interesado contacta al funcionario de Fedegán en la región que se encuentre, para que hasta su predio vaya un gestor y se encargue de enumerar los animales y, si es necesario, marcarlos para luego asignarles una número. Todos estos datos se consignan en el software ganadero o en la aplicación Taurus, con el propósito de que toda la información suministrada esté segura y en total confidencialidad”, sostuvo Londoño.
 
Una vez superado este paso, el ganadero o administrador de la empresa es capacitado en la toma de datos y en el manejo de los registros. Control de nacimientos, destetes, edad del destete, peso, ventas, compras, traslados, muertes, palpaciones o producción de leche, son algunos de los indicadores que se deben tener presentes dentro de la empresa.  (Lea: Taurus, software para hacer más eficiente la ganadería en Santander)
 
El papel del productor es clave, ya que si no se compromete a realizar esta actividad cada semana o una vez al mes de nada sirve, por lo que es vital que sea juicioso y esté al tanto de todos los movimientos que se presentaron en la finca. Una vez todos los datos estén completos, se los debe enviar al funcionario de Fedegán para que esta información sea cargada al software.
 
“Una de las ventajas es que si el productor necesita un informe, puede pedirlo. Palpaciones, vacas próximas al parto, hembras listas para palpación, cantidad de teneros destetados, intervalos entre partos; de todos los parámetros productivos y reproductivos se puede entregar un reporte”, concluyó el funcionario. (Lea: Este es el secreto para disminuir costos y mejorar nutrición)
 
Carlos Barrios, uno de los productores de El Bagre que asistió a la capacitación dictada por el gremio cúpula, aseguró que es muy importante que los empresarios pecuarios empiecen a implementar en sus hatos el monitoreo porque eso los encamina a ser parte de una ganadería  más moderna.
 
“Una empresa sin registros, datos, ni vigilancia está desactualizada y seguirá siendo manejada bajo un modelo antiguo que ya es obsoleto. En cambio, lo que propone Fedegán es el camino que debemos seguir y hacia donde todos debemos apuntar”, precisó Barrios. (Lea: "En el campo lo que más preocupa es la inestabilidad de ingresos": CCI)
 
Señor ganadero, si usted presenta inconvenientes durante la toma de los datos, hágaselo saber a los profesionales de Fedegán, para que lo asesoren y le expliquen nuevamente en qué está fallando, así aprovecha al máximo el servicio de monitoreo y tiene herramientas suficientes para tomar las mejores decisiones.