Cordón lechero de Boyacá tiene 77 asociaciones legalmente constituidas

Por: 
Diego Castrillón Franco
06 de Octubre 2016
compartir
Jorge Iván Londoño Vélez, secretario de fomento agropecuario de boyacá, secretaría de fomento agropecuario de boyacá, ganadería boyacá, producción de leche en boyacá, quesos y derivados en boyacá, fortalecimiento asociativio, conpes lácteo, conpes lácteo boyacá, variabilidad climática, clima boyacá, heladas boyacá, sequía boyacá, magdalena medio boyacense, contexto ganadero, ganadería colombia, prevención cambio climático
A través del Conpes Lácteo, la producción lechera del departamento se ha venido organizando y fortaleciendo. Foto: periodicoeldiario.com.
Según el secretario de Fomento Agropecuario del departamento, los productores no deben apostarle a la conservación de alimentos de forma individual sino asociativa, de manera que les permita soportar las temporadas extremas de sequía o invierno.
 
Jorge Iván Londoño Vélez es médico veterinario de profesión y tiene una maestría en Bioética. Sin embargo, antes de llegar a uno de los cargos más importantes del departamento era el decano de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, UPTC. (Lea: Productores de Boyacá siguen afectados por verano y heladas)
 
Todo ese conocimiento y relación que tiene con la academia desde el año 2004, lo está poniendo en favor del campo boyacense con el ánimo de potenciarlo, volverlo más eficiente y rentable. Entre sus apuestas está la ganadería, una de las principales actividades económicas del departamento, por lo que el reto es organizarla, fortalecerla y promover la prevención entre los productores.
 
El funcionario habló con CONtexto Ganadero y reveló lo que viene haciendo en materia de lechería, derivados, variabilidad climática y el provecho que le está sacando a su relación con la academia.  
 
CONtexto ganadero (CG): ¿Cómo se viene promoviendo la producción lechera del departamento?
 
Jorge Iván Londoño Vélez (JILV): En el departamento de Boyacá hay una gran potencialidad en el sector lácteo. Nosotros estamos produciendo alrededor de un millón 500 mil litros diarios de leche. A través del Conpes, que ya llega a su cuarta versión, estamos apoyando todo lo relacionado con asociatividad, producción primaria, se aumentó la cadena de frío con la instalación de 20 tanques y la idea es implementar 12 adicionales.  (Lea: Ganaderos de Boyacá afrontarán cambio climático con silos y henos)
 
Estamos mejorando en la consecución de ensilaje por medio de las asociaciones, se vienen sembrando unas 400 hectáreas en el departamento para tener una reserva importante. De paso se han dotado algunos gremios locales con maquinarias como son el silopac, las cosechadoras y todos los implementos que agilicen la preparación del producto. Incluso en Puerto Boyacá tenemos alrededor de 100 hectáreas de maíz forrajero para obtener silo.
 
La apuesta del sector es el Conpes Lácteo. Es así como ya tenemos registradas en ese cordón lechero del departamento 77 asociaciones legalmente constituidas y en funcionamiento. Hace 4 años solo había 12 cooperativas, lo que denota el buen trabajo que se ha hecho en Asociatividad, empresarización, emprenderismo y capacitaciones en esas entidades que vienen trabajando con mucha seriedad.
 
Esa iniciativa pretende impactar 55 municipios de la cuenca lechera y esperamos una cobertura cercana a los 2.000 productores, quienes recibirán capacitaciones mediante el formato escuelas de campo. (Lea: Reportan caída en pago por litro de leche en Boyacá y Nariño)
 
CG: ¿Cómo se están impulsando los derivados lácteos?
 
JILV: Estamos apoyando la industria, lo mismo a asociaciones que están trabajando de manera independiente, pero hemos querido por cuenta de unos recursos, dar un auxilio adicional a aquellas cooperativas que están transformando la leche en quesos o yogures.
 
CG: El clima es una preocupación latente y Boyacá no es ajeno en esa problemática porque sufre con el verano y de paso las heladas, ¿están trabajando en esa materia con los ganaderos?
 
JILV: La variabilidad climática nos ha afectado seriamente por cuenta de los excesos de lluvia o los prolongados veranos, por eso estamos promoviendo acciones para mitigar esos impactos y de paso prepararnos para esos momentos.
 
Eso lo venimos haciendo a través del uso eficiente del recurso hídrico para que en esas épocas de precipitaciones se trate de reservarlo en líquido. Se vienen rehabilitando muchos distritos de riego y construyendo varios reservorios; incluso el Ministerio de Agricultura nos ha donado 166 estructuras de geomembrana de 30 mil litros, lo que nos permite conservar el agua de forma eficiente. (Lea: En el valle de Ubaté y Chiquinquirá, ganaderos sufren por falta de agua)
 
Otra de las acciones que estamos adelantando es la elaboración de ensilajes y henolajes. Yo pienso que nuestros productores deben estar en esa ola de prepararse para las épocas de sequía a través de la conservación de alimento. Eso se puede hacer desde las fincas o a nivel asociativo. Esas son las apuestas fuertes ese aspecto.
 
CG: ¿La zona del Magdalena medio boyacense tiene tantas potencialidades como las de otros departamentos como Santander, Antioquia o Caldas?
 
JILV: Puerto Boyacá que sería el municipio que hace parte del Magdalena medio requiere un poco más de apoyo. Precisamente, venimos fortaleciendo a 3 asociaciones que vienen trabajando, pero realmente debemos potencializar la zona un poco más y organizarlos porque en el diagnóstico los vimos un poco dispersos.
 
Las potencialidades que tiene la población son extraordinarias, similares a sus pares de Antioquia, Santander o Caldas. Tenemos un inventario cercano a las 14 mil cabezas de ganado en ese sector dedicado a la producción doble propósito, siendo la leche en el rubro en el que más desorganización evidenciamos y hacia donde estamos encaminando nuestros esfuerzos.(Lea: Puerto Boyacá se perfila como una provincia lechera)
 
CG: Usted viene de la academia, ¿ese conocimiento desde las aulas y su relación con las universidades lo ha puesto en funcionamiento del sector agropecuario?
 
JILV: Sí, es una experiencia altamente enriquecedora a nivel personal y muy diferente pasar de la academia a trabajar con las comunidades en las regiones. Tengo un contexto adquirido en la universidad, pero ahora tengo un compromiso con el campo.
 
Incluso esa conexión con la academia nos ha permitido hacer convenios interadministrativos que nos permitan llegarles a los productores, tener una mayor cobertura y hacer una labor mucho más eficiente.
 
Es algo muy grato y se logra sacar adelante objetivos mucho más concretos. (Lea: Boyacá define acciones para apoyar colegios agropecuarios)