Director del Ideam dice que este año no habrá fenómeno de La Niña

Por: 
Diego Castrillón Franco
07 de Abril 2016
compartir
Omar Franco Torres
El director llegó hace 3 años a la entidad, tiempo en el que ha logrado cambiar los métodos establecidos para entregar los pronósticos. Foto: Cortesía.
En diálogo con CONtexto ganadero, Omar Franco Torres, director del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia, Ideam, habló de las actuales condiciones climáticas del país, la fase en la que está El Niño, el cambio climático, entre otros temas.
 
Franco nos contó lo que se está haciendo desde la entidad para seguir entregándole a Colombia pronósticos acertados en materia meteorológica.
 
Es ingeniero agrónomo, tiene 2 especializaciones en Derecho del Medio Ambiente y Gestión Pública e Institucional. Lleva 20 años ligado con en el sector ambiental en donde ha desarrollado tareas frente asuntos como agua, clima y gestión ambiental. Ha trabajado en entidades como Corpoboyacá y el Ministerio de Ambiente. (Lea: El Niño llevará a la quiebra a miles de ganaderos, advierte Lafaurie)
 
Desde hace 3 años está al frente del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia, Ideam. Desde que llegó a la entidad le dio un cambio drástico a la forma en la que emitía las alertas.
 
Franco Torres se considera un enamorado del trabajo que hace el Ideam y es un convencido de que si la autoridad ambiental está bien rodeada por parte de los sectores agropecuarios y estos la frotalecen, el país tendrá en la entidad el mejor instrumento para el crecimiento de la ruralidad nacional.
 
CONtexto Ganadero (CG): ¿En qué cambió la entidad para entregar pronósticos acertados y confiables?
 
Omar Franco Torres (OFT): Es importante señalar que el Instituto viene, gracias al apoyo y respaldo del Gobierno, mejorando su tecnología, su capacidad de análisis en términos de modelos meteorológicos y acceso a este tipo de modelos a nivel internacional. Estamos tratando de adquirir la mejor tecnología posible para poder de alguna manera estar a tono con la información mundial. (Lea: Afectaciones por el verano en 2015, las peores en muchos años)
 
De esta manera, hemos logrado tener acceso a modelos como el europeo de pronósticos, utilizar la base técnica de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, NOAA (por sus siglas en inglés), de los Estados Unidos. Consultamos información científica de Australia y eso nos ha permitido tener una mejor capacidad.
 
También es un propósito del Ideam entregarles a los colombianos más y mejor información, por eso cambiamos toda nuestra hoja de ruta de producción de contenido. Antes nos comunicábamos con los agricultores y ganaderos del país una vez al día, ahora lo hacemos 5 veces. Otrora sacábamos un boletín agroclimático cada mes, pero lo hacíamos solos, ahora lo estamos construyendo juntos.
 
Nos hemos reunido con más de 19 agremiaciones de todo el país. Fedegán, el sector agrícola y todas las asociaciones que pertenecen a la SAC, con el fin de construir un boletín que nos permita a todos estar a tono con la información y a partir de allí cada sector empieza a reducir todos los datos generados para que le lleguen al agricultor.
 
Estamos cambiando de forma permanente. Entre más información entreguemos, un mejor resultado le vamos a suministrar al país. Hacemos un trabajo de cara a la gente. Yo creo que eso ha permitido que el Instituto haya dado un giro sustancial en la resolución de los análisis y los pronósticos que hacemos.  (Lea: El Niño se aproxima a su fase de mayor intensidad)
 
CG: ¿En qué etapa se encuentra el fenómeno de El Niño?
 
OFT: En este momento está en su fase de debilitamiento. Se estima que este fenómeno llegue hasta las últimas semanas del mes de mayo donde esperamos que la temperatura del Pacífico vuelva a estar en condiciones normales.
 
Eso es una muy buena noticia en términos prácticos, porque la reducción de las precipitaciones fue sustancial. Desde el mes de junio a la fecha, el promedio de déficit de lluvias osciló entre el 35 y 40 %, por eso el golpe tan fuerte que nos dio el fenómeno en términos de reducción de aguaceros fue bastante significativo.
 
Para el mes de junio, esperamos tener condiciones mejores y neutras, lo que permitirá la recuperación de caudales, humedales, ciénagas, pastos y cultivos que fueron afectados.
 
CG: ¿A qué se debe que esté lloviendo en algunas regiones del país?
 
OFT: La climatología en la región Andina tiene 2 periodos de lluvia, que históricamente corresponden a los meses de abril-mayo y octubre-noviembre, aguaceros para el primer y segundo semestre del año. En el caso de la región Caribe, la época de precipitaciones ocurre en los meses de mayo-junio y noviembre diciembre, respectivamente.
 
Son condiciones bimodales de lluvia. Lo que nosotros estamos registrando es el periodo regular de precipitaciones para el mes de abril, pero a la vez, son aguaceros que por efectos del fenómeno de El Niño, estamos estimando que tengan un déficit asociado al 20 %. (Lea: "El Niño representa una verdadera catástrofe rural anunciada": Lafaurie)
 
Es importante que todos sepan, especialmente en el sector agrícola y pecuario, que no pueden confiarse solamente de estas lluvias para hacer una planificación eficiente del sistema productivo, sino que deben ahorrarlas al máximo y conservarlas lo mejor posible porque en los meses de junio y julio baja la intensidad de lluvias y vuelven los problemas.
 
Toda actividad productiva que no se planifique en consonancia con el análisis de tiempo y clima, tiene un alto riesgo de generar pérdidas.
 
CG: ¿Qué condiciones climáticas se esperan para el segundo semestre del año?
 
OFT: La predicción climática está establecida de la siguiente manera: el periodo de más lluvias son los meses de abril, mayo, junio. Posteriormente, viene la temporada semiseca de mitad de año que corresponde a parte de junio, julio, agosto e incluso mediados de septiembre. Eso no quiere decir que no tengamos precipitaciones, pero aisladas porque es una época de pocas lluvias.
 
Luego viene la temporada regular de lluvias de octubre, noviembre y diciembre del segundo semestre, ese momento del año tendrá mayor intensidad y frecuencia de precipitaciones, en comparación a los meses de abril y mayo. (Lea: Temporada seca coincidirá con El Niño en su fase más intensa)
 
CG: ¿Habrá fenómeno de La Niña este año?
 
OFT: En términos de variabilidad climática en Colombia y de acuerdo a lo que los expertos han venido señalando, hay probabilidad de ocurrencia de un fenómeno de La Niña. Es importante decirles a los colombianos que en este momento la probabilidad de ocurrencia está en el orden del 57 %. Donde su fase de inicio se daría en los meses de octubre, noviembre o diciembre.
 
De consolidarse esa condición y el enfriamiento del Pacífico, tendríamos la posibilidad de un fenómeno de La Niña eventualmente -es una posibilidad estadística no es algo confirmado-, a partir del primer trimestre del 2017.
 
Este año no hay posibilidades de La Niña porque se ha venido acuñando que saldremos de manera inmediata de El Niño a La Niña y no será así.
 
CG: ¿Qué aprendizajes le dejó El Niño al país?
 
OFT: Lo que a Colombia le debe quedar de un fenómeno como este es que la prevención es claramente más importante que la atención. Lo más importante que deben tener en cuenta los colombianos es que si no planifican y no se hace un ejercicio de prevención de estos fenómenos naturales se puede estar sujetos a unas pérdidas irreparables cada que se presente El Niño o La Niña. (Lea: El Niño reduce la pesca en Pacífico y Caribe centroamericano)
 
El ejercicio de prevención debe hacerse por encima de cualquier coyuntura e interés. Prevenir debe ser la línea a seguir en cualquier actividad productiva y a la que todos los días más productores deben apostarle.
 
CG: Ante los pronósticos emitidos por el Ideam frente al Niño, ¿los colombianos volvieron a creer en la entidad?
 
OFT: Hemos visto que ahora nos están consultando más, en el buen sentido de la palabra, para llevar a cabo la planificación. La gente ha venido entendiendo que este es un trabajo diario, de permanencia, esfuerzo, tecnología y talento, que estamos viendo los sectores productivos han venido comprendiendo.
 
Primero, producir sin tiempo y clima no ofrece la mejor rentabilidad. Segundo, si lo hacemos juntos es mejor; no podemos trabajar de manera independiente y la función del Ideam es acompañar al sector productivo en sus procesos de planificación.
 
Los diversos rubros económicos han venido entendiendo poco a poco que es mejor trabajar de la mano de la autoridad meteorológica, usando el conocimiento que nosotros producimos, que les permite tomar decisiones acertadas. (Lea: Procuraduría insta a mandatarios a tomar medidas por El Niño)
 
La puerta está abierta para que otros sectores productivos sean aliados nuestros. Estamos trabajando como nunca con los diversos actores del campo, con ellos venimos haciendo un boletín agroclimático para todos los sectores agrícolas y pecuarios. Eso indica que trabajar de la mano del Ideam, paga.
 
Además también estamos unificando esfuerzos con sectores como el energético, transporte, navegación y las corporaciones autónomas regionales, lo que nos convierte en una entidad transversal al desarrollo del país.
 
CG: ¿Está preparado el país para afrontar el evidente cambio climático?
 
OFT: Lo que tiene claro el Gobierno a través del Ministerio de Ambiente junto con Planeación Nacional y el Ideam es el diseño y estructuración del Plan Nacional de adaptación al Cambio Climático, PNACC. Aquí ya no vale señalar cuál cambio climático. Lo que si vale reconocer es que las condiciones meteorológicas nos están impactando y nos está dejando mensajes claros de que debemos cambiar nuestro sistema productivo.
 
No podemos movernos de un fenómeno de El Niño a uno de La Niña sin que nada pase. Tenemos que ir entendiendo que en todos esos fenómenos de cambio climático nos van seguir golpeando. (Lea: Medidas para enfrentar el fenómeno de El Niño)
 
Lo que persigue el PNACC es que cada sector recoja las principales lecciones y empiece a incorporar dentro de cada uno de los rubros productivos acciones para adaptarse a esta realidad climática. El país ha venido aumentando su temperatura, ha evidenciado cómo en algunas regiones se disminuyen o aumentan las precipitaciones; y a través de los escenarios que el Ideam entregó el año pasado, ya todos los gobiernos regionales y municipales tienen los modelos de cambio climático entre 2010 y 2100.
 
Allí van a encontrar cómo va a ser la evolución y comportamiento de la temperatura y las precipitaciones durante los próximos 100 años. Ya hay información relevante para esto; existen estudios que les permitirán a los colombianos tomar decisiones consensuadas en el conocimiento, la ciencia y con la posibilidad de que la gente tenga herramientas para trabajar a futuro.
 
Eso exige buscar mejores semillas o pastos. Hacer investigación para hallar esas especies que nos permitan adaptarlas condiciones extremas, bien sea inundaciones o sequía. Así podremos tener forraje y alimento disponible para el ganado.
 
Tenemos que emprender una acción de investigación lo más rápido posible, para que esas especies vegetales sean la respuesta necesaria frente a las demandas de los sistemas productivos que se usarán en el futuro. (Lea: 4 pasos para realizar la transición de El Niño a La Niña)
 
El país meteorológicamente va cambiando y nos vuelve más vulnerables. Además, la vulnerabilidad va aumentar si no hacemos nada y si dejamos que el cambio climático simplemente nos atropelle. Necesitamos cambiar la hoja de ruta de desarrollo del sector agrícola y pecuario en Colombia con base en el conocimiento.
 
CG: Aparte del boletín agroclimático, ¿qué otro tipo herramientas le ofrece el Ideam al sector agropecuario?
 
OFT: Estamos trabajando una aplicación móvil es se llama ‘Mi pronóstico’. Allí está alojado el video de pronóstico diario, también están todas las imágenes de satélite, las predicciones a 3 días, todas las señales de alerta (inundaciones, deslizamientos, crecientes súbitas). Es una información que todos los agricultores pueden tener a la mano y en su celular.
 
Adicionalmente, estamos construyendo 5 o 6 boletines diarios para que la gente tenga más y mejor información. También emitimos 2 videos diarios de pronósticos y alertas en nuestra página web, para que los visitantes vean que está con el clima en cada una de las regiones de Colombia.
 

La invitación es para que junto con la ‘App’, el sector productivo nos ayude a mejorar la calidad de la información. Ya somos más de 90 mil colombianos los que tenemos ese aplicativo en nuestro teléfono inteligente y la idea es que nos sumemos todos, para que consolidemos una alianza público-privada en la generación de información de calidad para el país. (Lea: Ganadero: aprenda a enfrentar el verano y el invierno)