En busca de una ganadería eficiente y a la medida

Por: 
Óscar Segura Reyes
14 de Mayo 2013
compartir
Medidas bovinométricas
La altura del sacro, el perímetro toráxico, la longitud corporal, la amplitud de caderas e isquiones y la longitud de anca, son los parámetros que le permiten a un ganadero llevar una medida estadística. Foto: Asocebú
Aunque parezca extraño, en Colombia la información sobre medidas bovinométricas de algunas razas es escueta y no cuenta con amplios registros, a tal punto que algunos expertos consideran que no se conoce bien el fenotipo de los ejemplares reproducios en el país. CONtexto ganadero habla de la importancia de la bovinometría para la productividad de los hatos.
 
La bovinometría es una rama de biometría que permite dimensionar la conformación y estructura física de un bovino por medio de la obtención de medidas. Esto no sería tan importante si de ello no dependiera la toma de una serie de decisiones por parte de los ganaderos para hacer más productivo su hato. Seleccionar ganado de acuerdo al biotipo, predecir características productivas, manejar y controlar apareamientos hacen parte de algunas de las ventajas que trae el registro de medidas bovinométricas.      
 
Estos datos, también conocidos como de clasificación lineal adquieren vital importancia en el ganado lechero las características lineales han mostrado una gran relación con el ciclo de vida productivo de una vaca, básicamente por su impacto en la salud, razón por la cual es fundamental conocer las dimensiones de un animal, para determinar sus fortalezas y debilidades, saber sí se pueden mejorar características de conformación, definiendo biotipos eficientes en diferentes condiciones ambientales.
 
Para Jorge Echeverry, especialista en biogenética de la Universidad Nacional, el medio ambiente es un factor fundamental para el desarrollo del biotipo de un animal. “De la forma como impactan las temporadas de lluvia y sequía al ganado, el productor podrá definir y pronosticar cuál va a ser el comportamiento productivo de su hato, de acuerdo al peso que hayan ganado o perdido vacas y reproductores”, señala el experto. (Lea aquí -Desde la academia se fomenta la productivida lechera-)
 
La bovinometría es a todas luces una herramienta valiosa en la evaluación del crecimiento y desarrollo corporal de las razas. Es de gran utilidad en la comparación de medidas en distintos ejemplares de una misma raza; dando una noción de variación a través del tiempo para identificar si sus características han aumentado, disminuido o siguen estables.
 
Brete de contención. Foto: Asocebú
 
La altura del sacro, el perímetro toráxico, la longitud corporal, la amplitud de caderas e isquiones y la longitud de anca, son los parámetros que le permiten a un ganadero llevar una medida estadística y marcar una tendencia en materia de producción, reproducción y desempeño. A pesar de esto, un estudio publicado por la Asociación Colombiana de Cebú, Asocebú, estas medidas no implican que no existan vacas grandes, eficientes y productivas. Sin embargo, condiciones de alimentación basadas en pasturas sí determinan un mejor desempeño.
 
Ariel Jiménez Rodríguez, coordinador de Investigación y Desarrollo de Asocebú, determinó en 2007 a través de un análisis realizado a 1.368 toros en pruebas de ganancia de peso y pastoreo, que las medidas bovinométricas tienen una altísima relación con la productividad y eficiencia de un ejemplar bovino.
 
“El fenotipo de los reproductores (toros) y de las donadores (vacas), pueden ubicar el nivel reproductivo de un animal y mostrarle al ganadero el camino para mejorar el desempeño de su finca, teniendo en cuenta que las decisiones deben tomarse siempre en torno a la fertilidad”, asegura Jorge Echeverry, de la Unal. (Acá también -Ser más productivos, un reto urgente e inapalzable-)
 
Así mismo, según investigadores como Roberto Khalil y Lucía Vaccaro, expertos en bovinometría, las características de conformación contribuyen a una predicción más precisa de características de longevidad a una edad más temprana en los animales. Lo que índica que las medidas corporales deben ser valoradas con mayor resonancia en ferias y exposiciones agrícolas.
 
Germán Gómez, director técnico de Asocebú, señala que estas medidas sirven como base para la identificación y selección de vacas y toros de buena conformación y salud estructural, logrando mayor vida funcional y productiva en un predio ganadero.
 
Altura del ganado. Foto: Asoholstein
 
El registro y seguimiento son la clave
Es claro entonces, la gran importancia que representa tener el conocimiento en una finca sobre los parámetros de las razas que se crían, para identificar cuales son los animales con mayor potencial genético, con mejores características para potencializar el hato e incrementar los promedios de producción que no son otra cosa que las utilidades.
 
En éste sentido, Colombia tiene un importante camino por recorrer. “Las medidas bovinométricas se deben tener más en cuenta, solamente los ganaderos de alta selección han ido desarrollando el tema, pero todos deben empezar la tarea de llevar registro estadísticos del biotipo de sus animales”, indica Echeverry, experto en biogenética.
 
Desde comienzos de la ganadería, muchos criterios para seleccionar los animales se han basado en la apreciación visual y en la escogencia de biotipos de acuerdo con su finalidad, pero la pregunta es, ¿sí esto está relacionado con la producción? Pues diversos estudios muestran una relación sinérgica entre tamaño del animal y crecimiento, por eso las medidas bovinométricas son un buen indicador de desarrollo y eficiencia. (A continuación -Desarrollan investigación para mejorar calidad de la leche-)
 
Así, se brindan nuevos conocimientos ya que el tema de parámetros bovinométricos son de gran importancia a la hora de evaluar un ejemplar, para obtener animales longevos y disminuir los costos de reemplazos. Además, estas medidas permiten entre ganaderos, profesionales y técnicos contar con una herramienta objetiva sobre biotipos funcionales, adaptados a sistemas productivos rentables.