Evite el terciado o el desmochado en la poda de los árboles

Por: 
CONtexto ganadero
19 de Julio 2022
compartir
arbol desmochado
El terciado o el desmochado son dos tipos de podas excepcionales o severas que tienen por objetivo reducir el volumen de la copa de los árboles. Foto: bioguia.com

El terciado o el desmochado son dos tipos de podas excepcionales o severas que tienen por objetivo reducir el volumen de la copa de los árboles. Aprenda por qué se desaconseja este tipo de podas severas en el predio y qué debe hacer en lugar de estas para preservar sus árboles.

 

El terciado consiste en cortar todas las ramas dejando aproximadamente un tercio de su longitud en tanto que el desmochado es más radical y se trata de cortar las ramas a ras del tronco. (Lea: La importancia del raleo y la poda en los sistemas agroforestales)

 

Este texto precisó que el desmochado es una forma de poda indiscriminada la cual se corta las ramas por completo hasta llegar al tronco principal o a las ramas laterales. Sin embargo, ambos métodos son prácticas desaconsejadas por las siguientes razones:

 

  1. Cualquier poda es una agresión para una planta, que es un ser vivo, pero si esa poda además es fuerte, cortando gran cantidad de ramas y de grueso calibre, el trauma es mucho mayor.
  2. Los cortes son de un diámetro considerable (ramas gordas), lo que dificulta su cicatrización y cierre, aumentando el riesgo de pudriciones. Cuanto más pequeñas son las heridas, la cicatrización es más fácil y rápida.
  3. Hay especies que no soportan las podas fuertes.

 

Al desmochar se eliminan las hojas, lo que afecta la disponibilidad de alimento para el árbol. Este procedimiento también tiende a remover tejidos del árbol los cuales contienen una gran cantidad de las reservas de energía, que se requieren para sanar las heridas de la poda y defenderse químicamente contra invasores como los patógenos.

 

Los cortes realizados a lo largo de una extremidad entre las ramas laterales crean talones o cicatrices en las heridas que el árbol no pueda cerrar. Normalmente un árbol va a cicatrizar la herida o aislar el tejido dañado, pero solo algunos árboles tienen la capacidad de tolerar las heridas causadas por el desmochado.

 

La razón para realizar un desmoche es la de reducir el tamaño del árbol. A menudo los dueños de casas piensan que sus árboles han crecido demasiado y temen que los árboles grandes puedan afectar sus edificaciones. El desmoche, sin embargo, no es un método viable para reducir su altura y no reduce el riesgo, apuntó este artículo.

 

Como consecuencia, el desmoche provoca la emisión de chupones con anclajes débiles y causa múltiples heridas que con el paso del tiempo producirán una degradación de la madera y un decaimiento en el estado de salud del árbol. De hecho, el desmoche hará que un árbol sea más peligroso a largo plazo.

 

 

Efectos del desmochado

 

Las ramas que se encuentran en la corona del árbol producen cientos de hojas que absorben la luz solar. Cuando estas hojas son removidas, las ramas restantes y el tronco quedan expuestos a altos niveles de radiación solar y calor. Esto puede causar quemaduras en los tejidos debajo de la corteza, resultando en la división de la corteza y muerte de la rama.

 

El desmochado destruye la forma natural del árbol. Durante el invierno, un árbol desmochado va parecer desfigurado afectando su rendimiento durante el invierno. Usualmente un árbol desmochado jamás va a recobrar su forma natural. (Lea: Los árboles no quitan el área de producción de forraje)

 

Además, se le conoce “ten year takedown” o eliminación en diez años porque los árboles que son severamente desmochados tienden a enfermarse y morir a los diez años, por lo que se tienen que remover. Si el árbol sobrevive, el deterioro de las ramas requiere mucho trabajo de mantenimiento adicional por arbolistas para prologar su vida útil y para minimizar peligros.

 

Es mejor tener un árbol bien podado o remover el árbol afectado y remplazarlo por uno nuevo que si encaje con el área. En cuanto al costo, hay que considerar el efecto en el valor de la propiedad. Árboles bien manejados pueden añadir valor a la propiedad, mientras que los desmochados no lo hacen.

 

 

La poda apropiada, una alternativa al desmoche

 

Cuando se ha tomado la decisión de reducir el tamaño de un árbol viejo, este puede podarse de manera adecuada. Aunque la velocidad y la naturaleza del rebrote dependan de la especie y de factores locales, la diferencia entre el desmoche irresponsable y la poda competente será notoria.

 

La “reducción calificada de la corona” para controlar la altura consiste en seleccionar y retirar miembros en su empalme del tronco cuyo diámetro sea menor a un 1/3 del tronco. (Lea: ¿En qué consiste el arreglo de pasturas en callejones y cómo hacerlo?)

 

 

8 razones para no desmochar los árboles

 

  1. Inanición: El descabezado quita tanto de la copa frondosa, que reduce peligrosamente la capacidad del árbol para elaborar su alimento.
  2. Shock: Al quitar la cubierta protectora de la copa del árbol, el tejido de la corteza queda expuesto a los rayos directos del sol. La quemadura resultante puede ocasionar la muerte del árbol.
  3. Insectos y enfermedades: Los extremos expuestos de las ramas descabezadas son altamente vulnerables a la invasión por insectos o a la descomposición por esporas de hongos.
  4. Ramas débiles: Las ramas nuevas que crecen de una rama desmochada (un muñón) están débilmente unidas y son más vulnerables a romperse por el peso del hielo o la nieve.
  5. Rápido crecimiento nuevo: En vez de controlar la altura y diseminación del árbol, el desmoche tiene el efecto opuesto. Las ramas nuevas son más numerosas y frecuentemente crecen más altas que antes.
  6. Muerte del árbol: Algunas especies de árbol no pueden tolerar la pérdida de ramas principales,
    pero aun así sobreviven. En el mejor de los casos, los árboles quedan muy débiles y propensos a enfermedades.
  7. Fealdad: Un árbol desmochado es un árbol desfigurado. Aun con el nuevo crecimiento, nunca logrará recobrar la gracia y el carácter de su especie.
  8. Costo: El costo verdadero de desmochar con frecuencia está oculto: valores de la propiedad inferiores, gastos de remoción y reemplazo si el árbol muere.