Los drones ayudarán a eliminar la hierba improductiva

Por: 
CONtexto Ganadero
24 de Octubre 2013
compartir
Los drones son claves en la agricultura actual
Con estos aparatos se podrá reducir el uso de herbicidas, debido a que el monitoreo aéreo y terrestre de los drones es detallado y permitirá aplicarlos de forma localizada. Foto: Cortesía - Diario de Ávila / España.
El sistema de vehículos aéreos no tripulados detecta el crecimiento de ‘malas’ hierbas o maleza en cultivos extensivos, permitiendo el bajo consumo de agua y uso limitado de herbicidas.
 
En el ámbito académico existe la idea de que los drones pueden revolucionar la agricultura, reduciendo la necesidad de pesticidas e incrementando la producción. Basado en esto, un estudio internacional liderado por un grupo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CISC, en España, ha venido trabajando en un sistema que detecta el crecimiento de plantas improductivas o de mala germinación en cultivos extensivos mediante tecnologías de monitoreo aéreo.
 
Los resultados del trabajo fueron publicados en la revista estadounidense PLOS ONE, en la cual se menciona que a través de estos aparatos se podrá reducir sustancialmente el uso de herbicidas, debido a que el monitoreo aéreo y terrestre de los drones es detallado y permitirá aplicarlos de forma localizada reemplazando la práctica habitual que obliga a los campesinos a hacerlo en todo el cultivo.
 
Este nuevo sistema además aumentaría los beneficios económicos de los agricultores, evitaría la aplicación innecesaria de compuestos fitosanitarios (herbicidas y pesticidas) y reduciría el consumo de recursos hídricos en los campos.
 
“En muchos países del trópico y el sub-trópico, las áreas rurales solo necesitan tratamiento con herbicidas en el  30%, por lo que aplicar estos químicos de forma generalizada y sin tener en cuenta la localización de las infestaciones origina gastos y un impacto medioambiental innecesario”, le dijo la investigadora del CSIC, Francisca López-Granados, al Diario de Ávila. (Lea: Con robots se reducirá en 80% en uso de insumos químicos en el agro y la ganadería)
 
La maleza que también es conocida como ‘mala hierba’, se presenta con frecuencia en los cultivos y compite con las plantaciones productivas por luz, agua, nutrientes y espacio; lo cual genera fuertes pérdidas económicas. Pero, como lo menciona López-Granados, “la solución ya no es aplicar herbicidas en todo el campo, sino dejarse guiar por las herramientas tecnológicas”. 
 
El sistema desarrollado por el grupo de científicos del CSIC genera imágenes multiespectrales de ultra alta resolución espacial y las analiza para detectar las zonas afectadas, luego las envía a un PC o dispositivo móvil para que los usuarios analicen las zonas afectadas. El aporte de estos vehículos aéreos se complementa con el uso de sensores remotos que captan el espectro visible e infrarrojo cercano y a través de diferentes algoritmos de análisis de imagen, permiten diferenciar las malas hierbas de las plantas de cultivo. 
 
“Gracias a los drones hemos obtenido imágenes de altísima calidad que nos han permitido diferenciar las malas hierbas de las plantas de cultivo, que en fases tempranas de crecimiento tienen una apariencia muy similar. Y es en esos primeros estadios de crecimiento sabemos si es necesario aplicar herbicidas y agua o no”, explica López-Granados.
 
Para validar los resultados de la nueva técnica, los investigadores han llevado a cabo un muestreo de campo, cuyos datos han coincidido con los recogidos por los vehículos aéreos no tripulados. El estudio ha sido realizado en cultivos de maíz. “Buscamos una tecnología automatizada y barata que esté disponible incluso en días nublados, que se pueda adaptar a las circunstancias y a numerosos objetivos agronómicos, medioambientales o de otra índole, que requieran cartografía del terreno”, concluye los investigadores del CSIC en un comunicado de prensa. (Lea: Cultivar en los desiertos, una alternativa cada vez más viable)
 
(Foto: Cortesía - Diario de Ávila / España)
 
Una combinación que impulsa la productividad
 
Esta investigación, lejos de ser un hecho aislado, se constituye como una tendencia global. Una de las aplicaciones con más potencial, además de la seguridad pública, es la agricultura de precisión y la monitorización de los campos. Así lo asegura una investigación reciente de la Asociación para el Sistema Internacional de Aparatos No Tripulados, AUVSI, llamada El impacto económico de la integración del Sistema Aeroespacial No Tripulado en la economía de EE UU, la cual fue liderada por los investigadores europeos Darryl Jenkins y Bijan Vasigh.
 
Según el estudio, la agricultura de precisión está relacionada con la utilización de sensores remotos para escanear plantas y detectar si están sanas, así como el grado de hidratación y el ritmo de crecimiento. Esta especialidad también orienta en torno al uso selectivo de los nutrientes y los pesticidas que cada planta requiere, reduciendo los costos y el impacto ambiental. 
 
Asimismo, los investigadores aseguran que “la repercusión económica de la aplicación de los drones en la agricultura de países industrializados como EE.UU. en el 2015 sería de USD$2.096 millones, además de la creación de 21 mil 565 puestos de trabajo”. (Lea: Nuevo software ayudará a establecer buenas prácticas agrícolas)
 
“Hasta ahora la principal inhibición para el desarrollo de los UAS –Sistema Aeroespacial No Tripulado- en aplicaciones civiles y comerciales ha sido la falta de una estructura regulatoria, pero los drones están llamados a ser una tecnología revolucionaria en campos tan diversos como la agricultura, la infraestructura de las ciudades y la exploración de yacimientos de gas y petróleo, entre otros, ya que combinan una gran flexibilidad con costos muy bajos”, dijo Darryl Jenkins al diario El País de España, en junio pasado.