Qué hacer ante una emergencia alimentaria por Covid-19

Por: 
CONtexto ganadero
27 de Marzo 2020
compartir
Ganadería, ganadería colombia, Ganadería colombiana, CONtexto ganadero, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, coroavirus, pandemia coronavirus, COVID-19, Seguridad Alimentaria, FAO, crisis sanitaria, crisis alimentaria, ganaderos, ganaderos colombia
La FAO en América Latina y el Caribe pidió a los gobiernos que implementen medidas para apoyar a los niños cuyas familias tienen mayores dificultades para acceder a los alimentos. Foto: excelenciasgourmet.com

La seguridad alimentaria y nutricional está en gran amenaza por la pandemia ocasionada por el Covid-19. Ante esto, organizaciones como la FAO plantean recomendaciones para mitigar el riesgo de la crisis en la alimentación mundial.

 

 

Para aminorar los impactos de la crisis sanitaria del coronavirus en la alimentación y la agricultura, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, insta a los países a satisfacer las necesidades alimentarias inmediatas de sus poblaciones vulnerables. (Lea: Implicaciones del COVID-19 en la producción alimentaria)

 

 

Además de esto, plantean el impulso de programas de protección social, así como a mantener fluidas las cadenas de suministro de alimentos para ganar eficiencia y así apuntar a reducir los costos relacionados con el comercio.

 

 

Ante esto, la FAO presenta tres recomendaciones puntuales para las naciones en esta crisis sanitaria:

 

 

  1. Los países deben satisfacer las necesidades alimentarias inmediatas de sus poblaciones vulnerables para que por ejemplo, se busque solución a los requerimientos de emergencia, así como el apoyo y la gestión en la prevención de la desnutrición, ajustando los programas de comidas escolares para continuar entregando alimentos incluso cuando las escuelas estén cerradas.

 

 

Ante esto, la FAO en América Latina y el Caribe pidió a los gobiernos que implementen medidas para apoyar a los niños cuyas familias tienen mayores dificultades para acceder a los alimentos, asegurando que los niños tengan comidas nutritivas.

 

 

  1. Como segunda recomendación, los países deben impulsar sus programas de protección social que implique el aumento del monto de la transferencia a las personas que ya se están beneficiando de la asistencia social a través de un pago único o garantizar pagos múltiples para ayudar a las familiar a satisfacer sus necesidades básicas.

 

 

Si la inseguridad alimentaria se vuelve rigurosa debido a situaciones como los despidos masivos, se puede explorar el uso de los bancos de alimentos, no solo mediante el suministro directo de comida por parte del gobierno, sino también por donaciones de personas, redes de solidaridad, organizaciones no gubernamentales. (Lea: Alimentación clave para tener defensas y combatir el coronavirus)

 

 

En el caso del sector agrícola, inyectar fondos a través de una instalación de subvenciones para ayudar a las micro, pequeñas y medianas empresas.

 

 

  1. Como tercer punto, los países deberen ganar eficiencia y tratar de reducir los costos relacionados con el comercio, específicamente evitando imponer medidas que restrinjan la comercialización y la movilidad de los productos básicos, por lo tanto es importante reducir la pérdida y desperdicio de alimentos resolviendo los cuellos de botella relacionados con la logística.

 

 

Además, se recomienda reducir los aranceles de importación cuando los gobiernos lo consideren apropiado para minimizar. Esto, ejemplificado en situaciones como cuando hay un aumento en los costos debido a la devaluación de sus monedas y otras limitaciones.

 

 

En general, evitar cualquier restricción comercial sería beneficioso todos, para que de esta forma, los suministros de alimentos y forrajes, así como los insumos agrícolas no empeoren las condiciones locales por las medidas de respuesta del Covid-19. (Lea: ¿Cómo ha sido el impacto del coronavirus en el mercado mundial de carne y leche?