Aunque precios de alimentos siguen altos, en marzo se desaceleró ritmo de aumento

Por: 
CONtexto ganadero
01 de Abril 2022
compartir
Precios de alimentos
En marzo los precios de los alimentos mantuvieron su tendencia alcista aunque disminuyó el ritmo de crecimiento. Foto: lacuartavia.com - vhv.rs

Aunque los precios de los alimentos continuaron altos en marzo, las alzas fueron menos pronunciadas, según el más reciente Boletín de Abastecimiento y Seguridad Alimentaria proyectado por la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria (Upra).

 

De acuerdo con la entidad y con el reporte de Corabastos, en marzo, siguieron aumentando los precios de las papas, las frutas, el arroz y los huevos. No obstante, a comparación de enero y febrero el estimativo para el crecimiento agregado de los precios es menor.

 

Las excepciones fueron el arroz y los huevos, que presentaron alzas mayores. En parte, atenuó la tendencia al alza la buena oferta que registró un grupo variado de hortalizas, al igual que frutas como las papayas y algunos mangos.

 

Según el director de la Upra, Felipe Fonseca Fino, “los principales determinantes de las alzas son el aumento continuo de los precios de los fertilizantes y el comportamiento estacional de las cosechas de muchas frutas y papas. El primero, el más relevante, afecta transversalmente toda la actividad sectorial; aunque, la magnitud de este aumento se redujo en febrero, tal como lo registra el indicador divulgado por la UPRA, el MADR y el DANE, que señala que, para febrero, fue del 3,1 %, la cifra más baja en el año comprendido entre marzo del 2021 y el pasado mes”.

 

Por otra parte, el comportamiento estacional de las cosechas está relacionado con los ciclos y la intensidad de las lluvias: es habitual que en estos meses se reduzca la oferta de papas, limones, mandarinas y mangos. (Lea: Precios de los alimentos: el más elevado de los últimos 10 años)

 

 

“En marzo aumentaron los precios de los alimentos, aunque en menor medida que en los pasados dos meses, resultado de las alzas en un grupo reducido de papas, frutas y hortalizas, junto al arroz y los huevos. La papa criolla y algunas variedades de las negras presentaron caídas en sus precios que aliviaron los resultados generales y que, se espera, sea el anticipo de mayores reducciones cuando se recojan sus cosechas en los siguientes meses”, agregó Fonseca.

 

Considerando la tendencia observada en los pasados meses, se destacan, en primer lugar, las papas negras, en el grupo de los tubérculos. Aunque el conjunto de las papas presentó un aumento en sus precios, en marzo, se redujeron y, en casos como la papa criolla, Capira y R-12 negra, se presentaron leves disminuciones. Concretamente, la papa Capira, de registrar un aumento del 10 % en febrero pasó a una desaceleración del 0,9 % en marzo.

 

Fonseca dijo que “esta reducción en el ritmo de crecimiento en los precios puede significar que las cantidades de papa que llegan a los distintos mercados se corresponden con sus demandas. Es razonable esperar que, con la llegada de las cosechas de los siguientes meses, cambie de manera definitiva la tendencia de sus precios”.

 

Así mismo, tres frutas son causantes del resultado al alza que arrojan los registros de este grupo: limón, mandarina y maracuyá. Son productos determinantes, porque en sus distintas variedades y procedencias presentan alzas que sobrepasan el 10 %. Los precios del mercado, sin embargo, señalan que está llegando un abastecimiento de otras frutas, como patilla, pera (nacional o importada), aguacate común y papelillo, mango común y de azúcar, papayas Paulina, Tainung y maradol; uva roja, verde y red globe; guayaba Atlántico y común, y naranjas sweet y Valencia. (Lea: ¿Por qué ha subido el precio de la carne si hay mayor cantidad de ganado?)

 

Las hortalizas muestran un grupo más variado de productos con precios a la baja. Esta canasta la conforman los repollos (blanco y verde), cebolla cabezona roja y junca, espinaca, lechuga crespa, brócoli, haba verde, tomates larga vida, riñón y chonto; mazorca, calabacín y coliflor.

 

En las carnes, lo más destacado es la reducción que presenta la mayoría de cortes de carne de cerdo. En general, fluctúan entre un –1,6 % en la costilla hasta un –5,4 % en el brazo de cerdo con hueso. Por el contrario, se encarecieron el pollo y la carne de res. Por ejemplo, el precio del pollo entero fresco sin vísceras aumentó 3,9 %.

 

Comerciantes de Corabastos señalaron que productos como arroz, papa criolla, papa común, arveja verde, habichuela, frijol verde, cebolla cabezona roja, yuca, plátano, mandarina, mango tommy, lulo, limón, frutas y granos importados mantienen cotizaciones altas como consecuencia de baja oferta de las zonas productoras que abastecen a la ciudad de Bogotá.

 

Sin embargo, hubo oferta alta de papaya, panela, remolacha, zanahoria, calabaza, pepinos, tomate de mesa, banano, piña, calabaza, calabacín y pescado de río, mar y cultivo, con precios relativamente bajos.