Sacrificio bovino ha disminuido 14 % en los últimos 4 años en el país

Por: 
CONtexto ganadero
14 de Marzo 2017
compartir
Cifras sacrificio bovino Colombia, sacrificio bovino Colombia 2010, sacrificio bovino Colombia 2011, sacrificio bovino Colombia 2012, sacrificio bovino Colombia 2013, sacrificio bovino Colombia 2014, sacrificio bovino Colombia 2015, sacrificio bovino Colombia 2016, sacrificio bovino Colombia fedegán, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia
Desde 2013, el sacrificio bovino formal se ha reducido casi un 15 % en comparación con 2016. Foto: Llanera.com.
La cifra de consumo interno aumentó de manera progresiva hasta 2012, cuando se registraron más de 4 millones de cabezas llevadas al matadero. Pero el sacrificio ilegal, el contrabando de Venezuela, la falta de control, entre otros factores, han provocado la baja.
 
Es un hecho que el sacrificio bovino en Colombia ha venido en picada y los números más desalentadores se registraron el año pasado. Mientras que en 2015 se contaron 3 millones 917 mil 775 bovinos sacrificados, en 2016 fueron 3 millones 518 mil 498.
 
El sacrificio se redujo notablemente a partir de mayo, cuando bajó un 5,4 %, al pasar de más de 330 mil animales a 312 mil con una reducción de 17 mil 857 cabezas. (Lea: Reportan sensible disminución en el sacrificio de bovinos)
 
Este fenómeno se intensificó en julio con el inicio del paro camionero, que en el mes de mayor tensión vio una caída más dramática del beneficio animal, que bajó un 20 % comparado con la misma época de 2015.  
 
Sin embargo, el sacrificio no se redujo en el último año sino que ha venido disminuyendo desde 2013, luego de haber tenido un crecimiento sostenido en 2011 y 2012.
 
El economista Óscar Cubillos atribuyó esta reducción al sacrificio ilegal al creciente ingreso de ganados de contrabando desde Venezuela. (Lea: En Colombia no siempre se consume carne de la mejor calidad)
 
El precio de la carne en el sector formal subió y esto hizo bajar el consumo. Pero como la gente prefiere la carne de res, así esté cara, muchos la consiguen sin importar que provenga de fuentes ilícitas, como el sacrificio clandestina y la entrada de ganados de Venezuela”, dijo.
 
En efecto, a pesar de que el alza del precio del ganado y la carne impactó en el consumo, que bajó de 19,1 kilos por persona en 2015 a 18,6 en 2016, los colombianos siguen optando por esta fuente de proteína.
 
Por eso, como lo expresó Cubillos, los delincuentes aprovechan esta predilección para robar ganados y sacrificarlos en mataderos clandestinos, o los traen desde el país vecino. (Lea: Conozca el manejo pre y post al sacrificio de bovinos)
 
El problema empezó, en buena medida, por los precios controlados en Venezuela. Al ser un producto básico, la carne tiene un precio fijo. Esto hace que no sea rentable para los ganaderos porque no cubre los costos de producirla”, explicó.
 
Por este motivo, los contrabandistas pasan camiones de animales por la frontera para ser sacrificados en mataderos de Colombia o transportan la carne, con lo cual obtienen una mejor ganancia aun cuando comprometen la salud de los consumidores nacionales.
 
Desde hace varios años, los ganaderos de la frontera colombo venezolana han advertido sobre el ingreso de bovinos y de carne mucho más baratos de lo que se consigue en el mercado local. No obstante, el flujo sigue creciendo y no parece que haya forma de controlarlo.
 
Histórico de cifras de sacrificio bovino desde 2010
 
De acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, DANE, en 2010 se sacrificaron 3 millones 606 mil 171 cabezas. Al año siguiente, el registro aumentó en 7,86 % a 3 millones 889 mil 693 y en 2012, se obtuvo el histórico censo de 4 millones 110 mil 506 (+5,68 %).
 
En cambio, las cosas cambiaron en 2013 y el sacrificio que venía en crecimiento, comenzó a descender. Ese año se sacrificaron 3 millones 965 mil 711 ejemplares (-3.52%). (Informe: Estatus de las plantas de sacrificio del país de cara a cumplir Decreto 1500)
 
En 2014 y 2015 se volvió a reducir, aunque en porcentajes menores a un punto. En 2014, se contabilizaron 3 millones 937 mil 580 reses y al siguiente año, 3 millones 917 mil 775, lo que representó una baja de 0.71 y 0.5 % respectivamente.
 
Como lo mencionamos arriba, la caída más notable se observó en 2016 con una contracción de 10.2 % con respecto al año anterior, pues se sacrificaron 3 millones 518 mil 498 bovinos. Entre 2013 y 2016, el sacrificio ha bajado casi un 15 %.
 
Para este año, el panorama no muestra señales de mejoría. En enero de 2017 se observó una reducción del 12,5 % con respecto al mismo mes del 2016, pues de 317 mil 525 cabezas se pasó a 277 mil 638, una cifra incluso inferior a enero de 2010, cuando se sacrificaron más de 293 mil.
 
En vista de estos alarmantes resultados, los ganaderos hacen un llamado al Gobierno y a las autoridades sanitarias empezando por el ICA para reforzar los controles no solo en la frontera, sino también en vías y en mataderos que no están autorizados por la ley.