Cercas vivas aportan múltiples beneficios a la ganadería

Por: 
CONtexto ganadero
03 de Diciembre 2014
compartir
cercas vivas
Una de las ventajas de establecer cercas vivas es el incremento de la fertilidad del suelo. Foto: Fedegán.
De acuerdo con el Proyecto GEF, en 6 regiones del país hay 19 especies de cercas vivas que se usan para la división de potreros y la delimitación de predios, las cuales también contribuyen con el mejoramiento del medio ambiente y el desarrollo de la actividad pecuaria.
 
Los ganaderos de Colombia usan actualmente 19 variedades de especies vegetales que sirven como cercas vivas. En otras palabras: árboles y arbustos son utilizados para dividir potreros y delimitar las fincas. Y si no los sabía, también contribuyen con la conservación y el mejoramiento de la calidad del medio ambiente, y de paso, con la actividad pecuaria. (Lea: Fedegán, líder de ganadería sostenible en Latinoamérica)
 
De acuerdo con cifras del proyecto Ganadería Colombiana Sostenible, en el Bajo Magdalena, Valle del río Cesar, Boyacá, Santander, Eje Cafetero y el Piedemonte Llanero, se establecen las cercas vivas, las cuales además de aportar ingresos adicionales al productor, ayudan a mantener la humedad del suelo, mejoran su estructura e incrementan su fertilidad al aportar materia orgánica y nitrógeno por parte las especies leguminosas, evitan la pérdida de suelo por escorrentía y por acción de los vientos y contribuyen al control de la erosión.
 
Los beneficios que prestan a la ganadería se pueden resumir en el aumento de la calidad y cantidad de forraje, en tener animales más tranquilos que consumen más pastos y en servir como barreras rompe vientos.  (Lea: Ganadería Colombiana Sostenible escoge 20 nuevos predios para PSA1)
 
De acuerdo con Juan Carlos Gómez, coordinador del proyecto de Ganadería Colombiana Sostenible de Fedegán, el uso en forma masiva de estas estructuras puede ocasionar un cambio en el microclima local diurno y nocturno, disminuyendo la intensidad de las heladas, pues durante el día impiden la entrada del aire frío, y la energía que absorben las plantas provoca la elevación de la temperatura. En la noche, además, no permiten la entrada de las corrientes de aire frío.
 
Cabe destacar que las barreras se deben establecer con especies de madera flexible, de copas no muy grandes, raíces profundas y que conserven las hojas durante todo el año, en especial durante la época en que son más fuertes los vientos. Estas deben tener una densidad de follaje homogénea desde el extremo superior a la base.
 
Recuerde que no se deben permitir espacios en la barrera, pues por allí entraría el viento incrementando su velocidad.
 
 
 
¿Cómo establecer las cercas vivas?
 
Este sistema se puede establecer mediante la siembra de árboles provenientes de viveros o mediante estacas. Para las barreras rompe vientos se aconsejan los árboles de vivero con raíces profundas y fuertes. (Lea: Fedegán y Cipav trazan metas para sembrar 43 mil hectáreas arbóreas)
 
Siempre es necesario realizar un análisis de suelos con el que se conocerán las condiciones del terreno y los requerimientos en cuanto a enmiendas y fertilizaciones. También, de acuerdo con las condiciones bioclimáticas y el resultado del análisis de suelos, se seleccionan las especies a establecer, las cuales deberán cumplir con las necesidades y gustos del productor.
 
Si desea saber más sobre este sistema, se puede dirigir al proyecto local de Fedegán en su región. Allí recibirá capacitaciones y las recomendaciones de los expertos, con el fin de hacer de la ganadería un negocio rentable y sostenible.