¿Cómo afecta la mastitis la reproducción en las vacas?

Por: 
CONtexto ganadero
23 de Junio 2022
compartir
mastitis bovina afecta reproduccion
El desempeño reproductivo se puede ver afectado en vacas que padecen o han padecido mastitis. Foto: labis.com

Conozca las conclusiones de diversos estudios que muestran una correlación negativa entre la mastitis en vacas y su desempeño en la reproducción. La mastitis puede afectar de forma importante varios aspectos de la reproducción en vacas, aquí le contamos cómo incide en su rendimiento económico.

 

Un trabajo del equipo de Servicio Técnico de ABS publicado en la revista Entorno Ganadero Nº 58 listó una serie de estudios que demostraron las diversas formas en que la reproducción se ve influenciada por una baja calidad de leche o por la mastitis.

 

Por ejemplo, Moore (1991) reveló una correlación negativa entre la mastitis clínica ocasionada por patógenos gramnegativos (generalmente de origen ambiental) que provocaban ciclos irregulares, lo que resultaba en mayor variabilidad en las hormonas esenciales para establecer una preñez.

 

Cullor (1990) sugirió que las endotoxinas pudieran inducir luteólisis e influir de forma negativa en la concepción y en la supervivencia precoz del embrión al liberar mediadores de la inflamación. (Lea: La mastitis estaría asociada a la pérdida temprana de gestación en vacas

 

Moore y O’Connor (1993) expusieron la hipótesis de que los patógenos gramnegativos de la mastitis pudieran estimular la producción de prostaglandina F2α, la cual a su vez ocasionaría regresión lútea, potencialmente ocasionando pérdida de una preñez establecida.

 

Por su parte, Oliver (2000) resumió que la reducción del desempeño reproductivo puede estar asociada con una variación en los patrones hormonales, desarrollo folicular, desarrollo embrionario y/o ambiente uterino.

 

Tres estudios (Frago (2004), Shrick (2001) y Kelton (2001)) examinaron la correlación entre los casos de mastitis clínica y una reducción en el desempeño reproductivo en vacas de lactancia precoz. (Lea: Diseñan programa con robots de ordeño para detectar mastitis)

 

Los resultados muestran tasas de concepción 8-15 % más altas para animales no infectados en comparación con aquellos que experimentan casos clínicos de mastitis. Las vacas no infectadas quedaron preñadas más rápido, con aproximadamente 19-25 menos días abiertos.

 

 

La mastitis impacta en la pérdida de preñeces

 

Santos (2004) estudió el efecto del tiempo de la primera mastitis clínica sobre la producción de leche y la reproducción. Los animales no infectados tuvieron significativamente menos abortos que aquellos animales con mastitis clínica reportada.

 

También hubo una diferencia en la media de días abiertos. Los animales no infectados concibieron aproximadamente 20 días antes que los animales con mastitis. (Lea: Ganadero explica cómo combatir la mastitis con productos orgánicos)

 

Otro trabajo realizado en 2008 por Córdova Izquierdo y otros señaló que “tanto en sus formas clínica como subclínica, la mastitis está ligada al estrés de la vaca lechera y tal asociación perjudica considerablemente su desempeño reproductivo”.

 

Según concluyeron, la conjunción de ambos factores eleva los días de intervalo parto–primer servicio, disminuye la fertilidad, incrementa los días abiertos y servicios por concepción y acrecienta la susceptibilidad al aborto temprano, por lo cual el período entre partos se extiende de manera significativa.

 

 

¿Cómo evitar la caída en el desempeño reproductivo por la mastitis?

 

Las buenas prácticas de manejo pueden ayudar a evitar la mastitis y a mejorar no sólo la salud de las ubres y la calidad de la leche, sino también la eficiencia reproductiva. (Lea: ¿Cómo ha evolucionado el tratamiento contra mastitis en los últimos 50 años?)

 

Es esencial mantener corrales de maternidad limpios, secos y cómodos, así como áreas de descanso, puesto que muchos de los contagios en la lactancia precoz ocurren en el periodo periparto, tres semanas antes y después del parto.

 

También son de importancia para la prevención de la mastitis una buena higiene durante el ordeño, tratamientos secos con el uso de productos aprobados para la salud de las ubres, así como un adecuado mantenimiento de la maquinaria.

 

La buena nutrición también es crucial, puesto que los programas de nutrición que utilizan raciones bien balanceadas son importantes para prevenir la mastitis manteniendo el sistema inmune saludable y ayudando a prevenir trastornos metabólicos.