Conozca el biotipo funcional de la raza Brahman

Por: 
CONtexto ganadero
02 de Octubre 2015
compartir
Raza Brahman
El Brahman se caracteriza por producir carne en países de condiciones tropicales. Foto: lasrazasbovinas.blogspot.com
Mediante esta herramienta, el Área Técnica de Asocebú les explica a los ganaderos qué aspectos deben tener en cuenta para seleccionar los mejores ejemplares.
 
Con el fin de que los productores de ganado bovino conozcan el biotipo de la raza Brahman, el Área Técnica de la Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Cebú, Asocebú, explicó en qué consiste esta herramienta que le ayuda a los productores a seleccionar mejor sus animales, de tal manera que puedan obtener altos niveles de productividad.
 
Dentro de los patrones raciales propios de la raza, se destaca su coloración en la cual sobresalen las líneas Brahman Gris o Blanco y el Brahman Rojo. Aunque el pelaje predominante de la raza es el blanco, especialmente en las hembras; también se puede encontrar el color ceniza, sobre todo en la parte anterior del cuerpo, en el cuello y hasta en la giba. (Lea: Novillos de 24 meses se sacrifican con 450 kilos de peso en Colombia)
 
El animal típico Brahman es de buen tamaño, cabeza ancha, perfil recto, cuello corto y grueso, con barbilla desarrollada. Sus cuernos son cortos, medianamente gruesos y dirigidos hacia atrás; las orejas son de tamaño mediano; las costillas deben ser bien arqueadas y separadas entre sí, con pecho profundo y ancho. El vientre es voluminoso, denotando gran capacidad. El tronco es cilíndrico, con caderas amplias y musculosas; el anca es ligeramente inclinada y la cola de inserción suave.
 
El patrón de peso establecido para el animal adulto macho es de 800 a 1100 kilogramos. Para la hembra de 450 a 600 kilogramo; la ubre es bien desarrollada, revelando capacidad lechera.
 
Perfil de la raza
 
Cuando se habla de la cabeza, esta debe ser proporcional al sexo y tamaño del ejemplar. En el toro debe ser de aspecto masculino, amplio y fuerte en todas sus partes. Con frente ancha, amplitud entre los ojos, perfil rectilíneo con ligera concavidad. En la vaca de buen estilo, es decir, femenina, limpia y balanceada, con la frente ancha, amplitud entre los ojos, perfil rectilíneo con ligera concavidad. (Lea: Ganancias de peso en Brahman superan 800 gramos/día en los Llanos)
 
(Foto: Asocebú)
 
En cuanto a las orejas, el tamaño es medio, se caracterizan por ser bien pigmentadas, abiertas en el pabellón interno y terminado en puntas redondeadas. Los ojos son achinados, protegidos con arrugas de piel, con párpados y pestañas negras. La cara debe ser proporcional al sexo.
 
Según Asocebú, la cara de los toros debe ser masculina, amplia y expresiva. Y en hembras se debe ver femenina.
 
La boca debe ser amplia, con mandíbulas fuertes y simétricas. El tabique se debe ver fuerte y recto, con hocico amplio, ollares grandes, abiertos y de pigmentación negra.
 
El cuello en los toros debe ser largo y ancho con musculatura evidente y fuerte implantación al tronco. En las vacas también largo, pero suave en su inserción y con musculatura equilibrada. La giba es proporcional al sexo y tamaño del animal, de forma arriñonada (como un riñón) en el caso del toro y de tamaño medio con forma de castaña en las hembras, sin deformaciones evidentes en ninguno de los sexos; la colocación de esta es exactamente ubicada sobre los hombros, con una carga hacia atrás que descansa sobre la espalda.
 
El balance del cuerpo del animal define el estilo, la armonía, la proporcionalidad en su conjunto y la suavidad de inserción, entre el tercio anterior, medio y posterior.
 
La altura, longitud y amplitud determinan el volumen corporal que tiene en cuenta el arco de costilla (curvatura de la costilla) visto por detrás y por delante con huesos planos y anchos. Al observar de lado las costillas anteriores deben estar lo más arqueadas posible hacia afuera, hacia atrás y hacia abajo, existiendo una separación intercostal evidente. Las costillas anteriores (línea de corazón) deben ser lo más profundas posibles. (Lea: Condiciones básicas para el montaje de un proyecto de ceba de ganado de carne)
 
En los miembros anteriores se evalúan las manos y pezuñas, teniendo en cuenta el movimiento de las articulaciones, la longitud y dirección del paso. Con los aplomos anteriores se debe tener en cuenta su posición vista de frente y lateralmente. Las manos y las pezuñas deben estar ubicadas paralelamente a los hombros permitiendo máximo soporte y estabilidad durante el movimiento.
 
Con los miembros posteriores se evalúan patas y pezuñas, teniendo en cuenta el movimiento de las articulaciones, la longitud y dirección del paso; estos deben ser firmes, largos, fluidos y naturales sin evidencias de dolor o calambres. Los aplomos posteriores deben ser vistas lateralmente, en ellos se buscan patas inclinadas moderadamente, con respecto al corvejón y por detrás, que sean rectas bien separadas con pezuñas colocadas simétricamente. El corvejón debe tener una adecuada flexibilidad sin hinchazones.
 
En líneas generales, el Brahman es ideal para la producción de carne en países de condiciones tropicales y es utilizado como una opción válida para la producción de leche, en especial en sistemas de doble propósito, al cruzarlo con ciertas razas especializadas. La expansión de la genética Brahman no solo ha beneficiado a los criadores de animales puros, sino que además, los ganaderos comerciales han recibido el beneficio directo al implementar programas de cruzamiento con la raza, con lo cual se han logrado nuevos estándares de calidad y rentabilidad. (Lea: La importancia del toro puro en el mejoramiento genético de la cría)
 
(Foto: Asocebú)