La elección del mejor toro depende del hato actual y será decisiva en el largo plazo

Por: 
CONtexto ganadero
21 de Enero 2022
compartir
Mejor toro, toro ideal, escoger al toro ideal, características del toro ideal, cómo escoger al toro ideal, qué se busca con el toro ideal, mejor toro del hato, selección del mejor toro, selección del macho bovino, toro bovino, ganado bovino, ganadería bovina, carne, leche, ganaderos, ganaderos colombia, ganado, vacas, vacas Colombia, bovinos, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, contextoganadero
La elección de un toro no solo se debe hacer con base en sus características sino también en las condiciones de la ganadería que el productor tiene. Foto: datosagropecuarios.jimdofree.com

La selección de un toro alfa para preñar a la vacada es una decisión difícil de tomar por las implicaciones que tendrá en la rentabilidad del hato. De acuerdo con expertos, esta elección depende del proyecto ganadero que haya emprendido y de los animales que tenga actualmente.

 

Según un artículo de Progressive Farmer, hay quienes sostienen que a la hora de comprar un macho no se debe pagar más de 2,5 veces lo que cuesta un novillo. Para Ken Griner, ganadero de Florida (Estados Unidos) consultado por ese medio, esto no es importante.

 

Para él lo importante es que el toro escogido transmita características a sus hijas, como facilidad de parto y fertilidad, buena estructura, marmoleo y mansedumbre, entre otras. (Lea: Conozca los 10 mejores toros de la raza gyr que tiene Brasil)

 

Matthew Spangler, especialista en genética de la Universidad de Nebraska-Lincoln, indicó que a la hora de seleccionar un toro se debe responder a las siguientes preguntas: ¿Qué está tratando de mejorar en su rebaño? ¿Conserva sus propios reemplazos? ¿Cómo comercializa sus terneros? ¿Cómo se desempeña el hato ahora?

 

Al momento de comprar un toro, Spangler también pregunta cuánto mejor genéticamente es un toro en una venta que los demás: “¿A cuántas vacas lo expondrá? Puede pagar más si puede repartirlo entre más vacas. Si tiene 20, no puede gastar tanto como el que tiene más de ese número”, a menos que emplee una biotecnología como la inseminación artificial.

 

De otro lado, el portal Angus Australia indicó que es frecuente que los ganaderos valoren a un toro dentro de un programa de crianza con un enfoque a muy corto plazo, con altas expectativas puestas en él y la influencia inmediata que tendrá. (Lea: ¿Cómo tener las características del mejor toro o de la hembra excelente?)

 

Estas expectativas a menudo conducen a que los buenos toros reciban una evaluación menos que representativa del valor que han entregado a la manada. Este es también el caso de los toros más pobres que reciben más elogios de los que merecen”, anotaron.

 

A menudo, el valor que se le da a un toro dentro de un programa de crianza tiene un enfoque a muy corto plazo, con altas expectativas puestas en él y la influencia inmediata que tendrá. Estas expectativas a menudo conducen a que los buenos toros reciban una evaluación menos que representativa del valor que han entregado a la manada. Este es también el caso de los toros más pobres que reciben más elogios de los que merecen.

 

El valor de un toro para un programa de reproducción se mide a través de la progenie que produce, ya sea por monta natural o IA, y en última instancia será juzgado por la progenie que engendra directamente. Sin embargo, la influencia que tiene es mucho mayor y comprender su papel, y el papel que tienen los toros del pasado, en los terneros que produce este año es la clave para lograr una ganancia genética.

 

Como señaló la publicación, el toro aporta aproximadamente la mitad (50 %) de los genes a la progenie. En consecuencia, en un programa típico de reproducción donde se adquieren toros de otras fincas, el macho adquirido ese año tiene una influencia de alrededor del 50 % para la vacada.

 

Pero además las crías también están influenciadas por el padre de la hembra que las engendra, o sea que tienen 25 % del padre materno y 12,5 % del abuelo materno. “Otra forma de ver esto es que el 87,5 % de la genética de los terneros está influenciada por los toros usados ​​en las últimas 3 generaciones”, precisó.

 

La influencia de los padres y abuelos maternos significa que cuando tomamos decisiones de selección sobre un toro, necesitamos entender la decisión en relación con las otras decisiones que hemos tomado. Esto es importante porque si queremos lograr un progreso genético, estas decisiones de selección deben complementarse entre sí y con los objetivos más amplios del programa de mejoramiento.

 

Comprender que un toro tendrá un impacto inmediato durante 1 a 5 años en la progenie directa y luego un impacto adicional de 3 a 10 años en el hato de vacas y luego un impacto aún más reducido en las vacas del futuro en más de 20 años significa que cuando hacemos la selección necesitamos hacerlo bien y entenderlo con el futuro en mente.

 

Para acertar en esta decisión debe preguntarse: ¿retendrá muchas de sus novillas o ninguna de ellas? ¿Utilizaremos la genómica en la selección de vaquillas? ¿Engendrará un toro? Con ello se busca saber el alcance que tendrá esta elección. (Crónica: Manso, Sansao y otros toros que han hecho historia en la ganadería)

 

Cualquiera sea el propósito, el mensaje sigue siendo el mismo, el valor que tiene un toro debe considerarse a largo plazo. La fuerte influencia ambiental en su desempeño físico a menudo eclipsa esto, pero el éxito de su programa de reproducción dependerá de si el toro mejora su rebaño de vacas o lo mantiene en el promedio.