Todas las vacas del hato colombiano son factibles de ser receptoras de embriones

Por: 
CONtexto ganadero
22 de Julio 2022
compartir
Transferencia de embriones Embriogán
“En ganadería de leche hay vacas que ya producen 20 litros diarios, cuando sus ancestros solo producían 5 litros”, resaltó Hernando Barahona. Foto: Cortesía.. Foto: rumiantes.com

Así lo manifestó Hernando Barahona, médico veterinario y director del programa Embriogán al referirse a la vocación del programa de mejoramiento genético Embriogán y a la estrategia de empoderamiento en el mediano plazo a lo largo y ancho del territorio colombiano.

 

Más que un soñador, Hernando Barahona es un visionario y convencido de las posibilidades que tiene el mejoramiento genético en el hato colombiano. Eso se refleja cuando habla de la vocación del programa: “La vocación del programa de mejoramiento genético Embriogán, es llegar a todos los pequeños ganaderos y democratizar el mejoramiento genético”.

 

Para el experto en genética, “todas las vacas del hato colombiano son factibles de ser receptoras de embriones, es decir, tienen la capacidad de recibir un embrión, gestarlo y criarlo”.

 

Enfatiza en que sí los procesos realizados son los adecuados y se siguen los parámetros del debido rigor científico y el cuidado respectivo, el mejoramiento genético tiene éxito. (Lea: 6 aspectos fundamentales para que su ganadería participe en Embriogán)

 

Barahona no tiene duda de las ventajas competitivas que genera el Programa de Mejoramiento Genético Embriogán. Además tiene claro que el mejoramiento y el desarrollo genético es importante hacerlo o adelantarlo tanto en producción de leche como de carne, en ambos tiene un impacto positivo en la productividad.

 

Vale la pena recordar que Embriogán asesora y acompaña a los ganaderos que acuden al desarrollo genético mediante la puesta en marcha de la transferencia de embriones.

 

 

El cómo del éxito del Programa Embriogán

 

Barahona explica una serie de pasos que deben aplicarse con rigor y sobre los que fundamenta el éxito del Programa de Mejoramiento Genético.

 

“Una vez se contacta al ganadero interesado en el Programa Embriogán, le hacemos siete visitas y en cada una realiza la gestión necesaria a seguir en cada proceso de la implementación del desarrollo genético”, destacó.

 

Orientamos, enseñamos y apoyamos en la gestación de embriones, pero de manera simultánea también lo hacemos en el manejo del embrión, e incluso, en su proceso de desarrollo de la preñez.

 

Los expertos del programa llevan a cabo, asimismo, tres procedimientos de igual trascendencia e importancia como son: la evaluación reproductiva, el registro de cada evento de información relacionado con el procedimiento y la manera de disminuir y ser eficientes en los intervalos entre partos”. (Lea: ¿Cómo lograr el éxito del embrión en la hembra donante?)

 

De manera simultánea realizamos el proceso de sincronización de las receptoras, enseñamos a los ganaderos qué son los días abiertos, posteriormente, hacemos en su presencia la transferencia del embrión y la respectiva evaluación.

 

También los asistimos en el parto de las receptoras que han quedado preñadas para que los ganaderos puedan realizar y aplicar los protocolos de un bovino recién nacido y hagan el levante acorde al bienestar animal hasta llegar a impactar en la producción tanto de leche como de carne.

 

 

El resultado: mayor producción de leche aplicando el Programa Embriogán

 

Hoy en día con los procesos genéticos y los embriones que venimos llevando se viene impactando muy fuerte la productividad. En ganadería de leche hay vacas que ya producen 20 litros diarios, cuando sus ancestros solo producían 5 litros.

 

“De hecho, tenemos hembras con lactancias mucho más largas y sostenidas”, explicó.

 

Igualmente, para el tema de producción de carne el programa Embriogán tiene diferentes alternativas en cruzamientos y en animales puros.

 

Todo esto lo hemos aplicado con base genética de cebuinos bien sea para leche, tenemos el Gyr o guzerat cruzados también con cualquier taurino especializado europeo, bien sea el holstein, jersey, ayrchire o el pardo suizo, que en los sectores del trópico bajo colombiano, particularmente, en la Costa Atlántica, lo han manejado con mucha intensidad. (Lea: Cruce entre pardo suizo y guzera desde la óptica de un experto)

 

“Nuestro propósito es apoyar a los pequeños ganaderos en el mejoramiento genético ya sea de ganado para optimizar la producción de leche o de carne con los respectivos cruzamientos”, puntualizó Barahona.