Árbol aceituno además de longevo es alimento y sombra para el ganado

Por: 
CONtexto ganadero
12 de Marzo 2019
compartir
Árbol aceituno, Simarouba o amara, longevo, alto, sirve de sombra a praderas y bovinos, Aceituno es considerado de alto valor ecológico, Aceituno es compatible con microrganismos del suelos, CONtexto ganadero, noticias de ganadería colombiana.
“El árbol Aceituno se conserva y se reproduce de manera natural, simplemente los frutos caen a las praderas y ahí crece un nuevo árbol”, dijo José Antonio Velásquez. Foto: arbolesyfloresmarilin.wordpress.com

Dicha especie es nativa y se encuentra en la hacienda donde se creó la raza Velásquez en el Magdalena medio y forma parte de la diversidad regenerativa de dicho departamento, proporciona alimento y es compatible con la vida microbiana de los suelos. Además, sirve hasta para el tratamiento del cáncer.

 

Un árbol longevo, de gran sombra para las praderas y anti estrés para los animales es el aceituno también conocido como Simarouba o amara, que es considerado por los ganaderos de alimento y de alto valor ecológico.

 

Según José Antonio Velásquez, hijo del creador de la raza Velásquez, “es una especie nativa que existe en la hacienda África ubicada en el Magdalena medio desde hace 63 años”. (Lea: Esta es la hacienda África donde nació, se formó y se conserva la raza Velásquez)

 

Se conserva y se reproduce de manera natural, simplemente los frutos o las ramas caen a las praderas y ahí sirve de alimento al ganado y crece por las semillas que se esparcen en los suelos.

 

Es una especie que hace parte de la biodiversidad regenerativa. Mi padre conservó dicha especie nativa y nunca sembró un árbol nuevo, simplemente dejó que la naturaleza hiciera lo suyo de manera autónoma”, agregó.

 

Se encuentra en Colombia en el bajo Vaupés, Amazonia, Magdalena medio, Tumaco, Sararé (Arauca), Putumayo, Caquetá, Huila, Antioquia (ríos Porce y Cocorná) y Tolima.

 

Altas temperaturas

 

De acuerdo con Wikipedia.org, es un árbol que se encuentra, además, en Florida en los Estados Unidos, sur de México, Centroamerica, Antillas mayores, Brasil, Bolivia, Perú y Ecuador. ​ En Cuba se denomina aceitillo y en Guatemala y Honduras, Aceituno o talchocote.

 

Es adecuado para temperaturas de 10 a 40 grados centígrados y crece en alturas desde 1.000 metros sobre el nivel del mar.

 

Puede alcanzar un tamaño de 12 a 15 metros de altura, pero otros científicos han constatado que crece hasta 30 metros.

 

Forma un bien desarrollado sistema de raíces y follaje siempre verde y denso. Las semillas producen un aceite comestible, tiene flores de color amarillo y la fruta carnosa forma de óvalo alargado de color púrpura. (Lea: Plantas nativas, más virtudes que molestias para la ganadería)

 

Es compatible con la vida microbiana del suelo, y mejora la posición de las aguas subterráneas. De manera simultánea, facilita la recuperación de tierras baldías.

 

Usualmente los frutos se recogen en el mes de abril o mayo de cada año, cuando están maduros y se secan al sol durante una semana. La piel se separa y se cultivan dichas semillas en bolsas de plástico para producir plantines, a los 2 o 3 meses de edad los árboles jóvenes pueden ser trasplantados.

 

Se utilizan las hojas, la corteza y raíz como remedio para tratar la malaria, afecciones gastrointestinales (diarrea, dispepsia atónica, debilidad, amebiasis, lombrices, tricocéfalos, vómito), nerviosismo, fiebres intermitentes, tos. La tintura de hojas tiene actividad antiamebiana.

 

Por su parte las hojas machacadas se aplican para el tratamiento de afecciones cutáneas y algunas formas de cáncer.

 

Valor ecológico

 

La Corporación para el Desarrollo Sostenible del Norte y Oriente Amazónico –CDA, considera el árbol Aceituno de alto valor ecológico y potencialmente promisorio pues significa una fuente de ingresos para el productor por el uso de su corteza en diversos artículos de madera. 

 

El aceituno es considerado en el ordenamiento forestal del departamento del Guaviare, como de uso sostenible en las unidades productivas ganaderas. (Lea: ordenamiento forestal productivo para la zona de reserva campesina del departamento del Guaviare)