Adentrándonos en el Clúster de Lácteos de Bogotá – Región

Por: 
Melanny Orozco Zabala
07 de Enero 2020
compartir

La Iniciativa Clúster de Lácteos de Bogotá – Región, liderada por la Cámara de Comercio de Bogotá, publicó una guía de mejores prácticas para la producción lechera en la región. Conozca cuál es el contenido de este texto.

 

 

La ‘Guía mejores prácticas para la producción lechera en el Clúster de Lácteos de Bogotá – Región’ es un instrumento práctico que brinda al productor lechero la oportunidad de revisar situaciones problemáticas cotidianas y contar con propuestas de solución, de tal forma que sean fácilmente implementadas en los predios lecheros de la región. (Lea: Avances y agenda 2020 del clúster de Bogotá)

 

 

Las soluciones se dividen en 3 grandes momentos en el Clúster de Lácteos de Bogotá – región (Cundinamarca):

 

 

I- Mejore prácticas para la producción lechera

 

 

La producción lechera en Colombia es una de las actividades más importantes que se ha desarrollado en el país, al igual que las de café, caña de azúcar, papa, cacao, plátano, cereales, algodón, carne, entre otras. El 24.3% del PIB agropecuario en Cundinamarca es apalancado por la leche, lo cual genera más de 700.000 puestos de trabajo.

 

 

Para 2018, el censo bovino en Colombia fue de 26.413.227, de esa cantidad, Cundinamarca posee el 5.39% de diferentes razas bovinas productoras de carne, leche y doble propósito, ubicadas en 80. 998 predios. Este departamento registró una contribución promedio del 29% de la leche acopiada formalmente en el país, siendo el segundo departamento en importancia en esta actividad después de Antioquia.

 

 

Es por esto que se ha identificado, a nivel de zonas lecheras en Cundinamarca, que los productores de leche con volúmenes no representativos para el transporte a la industria láctea, o por ser de pequeño o baja estructura de capital, complejizan el desarrollo o la incorporación de tecnologías, la penetración nuevos mercados y la innovación en sus productos y servicios de modo que garanticen su permanencia y estabilidad dentro del mercado.

 

 

A partir de entonces, la intervención de la Iniciativa Clúster de Lácteos de Bogotá – Región, liderada por la Cámara de Comercio de Bogotá, ha sido relevante en el sentido de elevar la competitividad de los pequeños productores a lo largo de toda la cadera de valor.

 

 

Esto se genera por medio la asociatividad, el fortalecimiento empresarial, la incorporación de la ciencia, la tecnología y la investigación, y el fortalecimiento del capital humano al servicio del clúster, entre otras áreas de interés.

 

 

De forma particular, la asociatividad permite aprovechar y potencializar las fortalezas d cada productor del clúster, alcanzando logros colectivos y desarrollando proyectos con nuevas tecnologías, al tiempo que minimizan los riesgos individuales. Además, permite la integración de diferentes canales de comercialización, obtención de economías de escala, ampliación de horizontes económicos con menor intervención, entre otros.

 

 

En este sentido, se hizo una división de la tipología de productores de leche presentes en Bogotá- Región /Cundinamarca que generó tres categorías:

 

 

  1. Productor de lechería especializadas que trabajan con razas como la Holstein Friesian, Jersey, Pardo Suizo, Ayrshire y sus cruces.
  2. Productor de lechería campesina o familiar que generalmente poseen bovinos de razas Holstein Friesian, Jersey, Normando y sus cruces de ganado criollo.
  3. Productor de lechería en sistema doble propósito con razas predominantes como el Bos Indicus y sus cruces con Bos Taurus.

 

 

II- Caracterización de las zonas topográficas

 

 

En este apartado se clasifica a las lecherías dependiendo al trópico donde se encuentren. (Lea: Conozca la guía de mejores prácticas para la producción lechera)

 

 

1- Lechería en trópico medio: La producción de leche en esta zona posee interesantes beneficios frente a otro tipo de áreas, lo que hace que un modelo productivo bien manejado puede llegar a tener mayores márgenes de rentabilidad.

 

Entre estos beneficios se puede tener claro que hay un menor costo de la tierra, lo que contribuye a incrementar el área de pastoreo, la capacidad de carga y, por ende, la productividad; además de mayor diversidad de forrajes, entre gramíneas, leguminosas y arbóreas, lo cual ayuda a mejorar la calidad composicional de la leche y a contar con variedad de alternativas de alimentación en épocas críticas.

 

De igual forma, las condiciones de la zona tropical media pueden llegar a limitar la productividad si no se implementa un manejo correcto a nivel de finca o sistema productivo.

 

 

2- Lechería en trópico alto: Los ganaderos de la zona se han dedicado primordialmente a la producción de leche durante generaciones y han buscado mejorar día a día su competitividad.

 

 

En el trópico alto se encuentran lecherías tradicionales manejadas en las zonas de ladera por pequeños productores, además de lechería especializada en las zonas planas y de ladera de poca inclinación cercana a los centros urbanos que son manejadas por pequeños, medianos y grandes productores.

 

 

3- Lechería en trópico montano alto: La ganadería se ha constituido de doble propósito con razas como normando y criollo, seguida de hatos lecheros de raza Holstein, ganado de levante y ovinos en menor proporción.

 

 

Como fuente de proteína para los bovinos se han encontrado siembras de mezclas entre gramíneas y leguminosas alfalfa, carretón, trébol blanco, vicia, entre otras que han adaptado estas latitudes.

 

En el trópico montano alto se encuentran sistemas de lechería tradicional y doble propósito maneados, sobre todo, por pequeños productores.

 

 

III- Oportunidades de manejo del Clúster de Lácteos

 

 

En este capítulo, el texto habla acerca de varias problemáticas que enfrentan los productores de la región de Cundinamarca, por lo cual, se explicarán tres de ellas, con la respectiva solución.

 

 

  1. ¿Es posible la planificación de la oferta forrajera?

 

 

Para lo cual los ganaderos deben empezar a instalar e implementar sistemas silvopastoriles que le garanticen oferta permanente. Además, es importante registrar este dato en un formato de potreros a fin de poder proyectar la producción anual, para que así se determine la capacidad de carga y se programa la demanda animal con la oferta de forraje aproximada.

 

 

  1. ¿Qué se puede hacer para mejorar el precio de la leche?

 

 

Para la mejora del precio se debe tener en cuenta el utilizar razas o cruces que proporcionen buenos solidos totales, de tal forma que se ofrezca una buena oferta forrajera con una excelente calidad, así como también se maneje un adecuado protocolo de aseo y desinfección en las rutinas de ordeño, para así estar libre de brucelosis y tuberculosis y lograr certificarse en buenas prácticas ganaderas y obtener bonificaciones extras al precio base.

 

 

  1. ¿Cómo conocer e implementar las certificaciones de calidad e inocuidad y las buenas prácticas ganaderas de acuerdo con la reglamentación nacional vigente para Colombia?

 

 

El Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, establece que es necesaria la inscripción del predio ante esta entidad en la oficina más cercana del municipio donde se encuentre la finca. De igual manera es fundamental la vacunación obligatoria de acuerdo con el ciclo establecido.

 

 

Se debe buscar información con el fin de programar la vacunación de los animales y así evitar la presentación de enfermedades como la brucelosis y aftosa.

 

 

La resolución 3585 de 2008 reglamenta la implementación de las BPG en la producción primaria. Esta norma busca organizar las ganaderías y convertirlas en sistemas productivos competitivos, para lo cual se debe iniciar con la sanidad preventiva básica. (Lea: ¿Hacia dónde apunta el Clúster Lácteo Bogotá Región después de 2026?)