¿Cómo preparar correctamente una ración para el ganado?

Por: 
CONtexto ganadero
10 de Mayo 2022
compartir
preparar una racion para ganado bovina
Aprenda algunas claves para preparar correctamente una ración para ganado bovino de la mano de la ingeniera agrónoma y MSc de Argentina, Miriam Gallardo. Foto: on24.com.ar

Aprenda algunas claves para preparar correctamente una ración para ganado bovino de la mano de la ingeniera agrónoma y MSc de Argentina, Miriam Gallardo. Aquí puede ver las propiedades y recomendaciones de algunos subproductos que pueden ser útiles para su explotación.

 

De acuerdo con la experta, en cualquier sistema productivo, bien sea con pastoreo hasta los estabulados y confindas todo el año, para incrementar la eficiencia de conversión de los alimentos en carne y leche es necesario:

 

  1. Optimizar el consumo diario de alimento total ofrecido
  2. Mantener alta calidad de alimentos
  3. Mantener buen funcionamiento ruminal
  4. Minimizar los “baches” de alimentación a través del año
  5. Minimizar las pérdidas de alimentos
  6. Minimizar las pérdidas energéticas

 

La ingeniera agrónoma del INTA de Argentina señaló que los subproductos de la agroindustria destinados a la alimentación animal también deben cumplir estas premisas. (Lea: Siga estos pasos al hacer el balanceo de raciones para su ganado)

 

Sin embargo, dado que la mayoría de estos recursos alimenticios poseen una concentración muy superior de ciertos principios: almidón; proteínas, aceites, se requiere aplicar prácticas nutricionales “más estrictas” para no desequilibrar las dietas o afectar la salud del animal.

 

Subproductos de los cereales

 

Desde el punto de vista nutricional y operativo, para la práctica diaria de formulación, preparación y suministro de las raciones, los subproductos de la industria de los cereales se pueden clasificar en: residuos secos no fermentados y residuos s.

 

Residuos secos no fermentados: Estos se caracterizan por tener menos de 15 % de humedad y entre esos se encuentran el afrechillo de trigo y la cascarilla de soya, por nombrar algunos. (Informe: Así es la ración de alimento ideal para el ganado)

 

Residuos húmedos fermentados: Se caracterizan por tener más de 25 % de humedad y son materiales biológicos poco estables y con alto riesgo de descomposición y oxidación (enranciamiento) por los elevados aceites insaturados presentes.

 

Si estos ingredientes se deshidratan, son más estables. Entre ellos se encuentra el bagazo residual de la elaboración de la cerveza (hez de malta) o los residuos de bioetanol. Para el primero recomendó proporcionar 15-25 % y preservarlo en bolsas plásticas como si fuera un silo.

 

Para ganado bovino de carne, los niveles de inclusión pueden llegar hasta un 30-40% de la MS total de dieta. En tal sentido, se pueden obtener muy buenos resultados de reemplazo de grano de maíz, observando ciertas precauciones para un adecuado balance.

 

Subproductos de las oleaginosas

 

En términos nutricionales, los residuos de extracción de soja son de excelente calidad comparativa a las harinas/expeller de otras oleaginosas. Para el ganado de altos requerimientos y desde el punto de vista estrictamente de la calidad de la proteína (lisina), el siguiente ranking muestra las posiciones de valor nutritivo, en orden descendente:

 

  1. Soya y maní (descascarillados, extracción solvente)
  2. Lino y girasol (alta proteína y con menos 30% de fibra detergente ácido)
  3. Colza (también denominada canola)
  4. Algodón
  5. Girasol (baja proteína y FDA mayor a 30%)
  6. Cártamo

 

En todos los alimentos los riesgos de deterioro s, la pérdida de calidad y la contaminación siempre son muy elevados. (Informe: 3 métodos que usted puede aplicar para balancear raciones en su ganadería)

 

Pueden contribuir a ello la humedad del alimento y del ambiente, el oxígeno, los elevados contenidos residuales de aceites insaturados, los altos niveles de fibra y, en algunos casos, el tamaño de las partículas (que no permiten un adecuado acondicionamiento en los depósitos).

 

Preparación de raciones con subproductos

 

Cuando se utiliza el mixer para preparar las raciones, el orden de los distintos ingredientes debe ser previamente estudiado, en función de la densidad, la humedad y el tamaño de partículas de cada alimento, para lograr una mezcla homogénea, esponjosa y palatable.

 

Por lo tanto, las opciones de ingreso a la bacha del mixer pueden variar en función de los pos de ingredientes disponibles. La experta presentó dos variantes comunes, a continuación se detallan exponiendo el orden en que deben ingresar los materiales:

 

Opción A: Heno previamente procesado, luego semilla de algodón/pellets gruesos de afrechillo/ pellets girasol, silos (humedad normal), subproductos húmedos (hez de malta, gluten, pulpas), ingredientes finos-secos (granos/harinas/premix/aditivos), líquidos (agua, suero, permeado, melaza diluida).

 

Opción B: Heno proceso, ingredientes finos secos (granos/harinas/premix/aditivos), semilla de algodón, silos de pastos (< 50% humedad), silo de maíz, subproductos húmedos (hez de malta, gluten, pulpas), líquidos (agua, suero, permeado, melaza diluida).

 

La densidad óptima de una TMR para vacas de alta producción (+ 40 l/v/día) es de aproximadamente 100 m3/vaca. A mayor densidad, menor volumen y mayor consumo voluntario. El nivel de humedad final obtenido es una variable de alto impacto: muy seca (< 40% humedad) o demasiado húmeda (> 60% humedad) afectan la homogeneidad, la textura, la palatabilidad y por supuesto el consumo voluntario y la eficiencia de conversión.