¿Cumple usted con esta lista de requisitos para iniciar un programa de mejoramiento genético?

Por: 
CONtexto ganadero
09 de Noviembre 2020
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, mejoramiento genético, verdades del mejoramiento genético, mitos del mejoramiento genético, cuidados del mejoramiento genético, Genética, dudas del mejoramiento genético, manejo mejoramiento genético, mejoramiento genético en Colombia
Uno de los requisitos para tener un buen programa de mejoramiento genético es contar con personal capacidado dentro de los predios. Foto: Fedegán - concepto.de

Cuando una persona piensa en mejoramiento genético se imagina el uso de unos animales o embriones que ayude a mejorar la fertilidad, rentabilidad y niveles productivos. Conozca qué se debe analizar a la hora de iniciar un programa de mejoramiento genético.

 

Uno de los errores más frecuentes al iniciar un programa de mejoramiento genético es usar animales o embriones de razas que no están adaptadas a las condiciones con las que se trabaja en el predio ganadero. Expertos manifiestan que para iniciar con un proceso de mejoramiento genético el productor debe tener una lista de los factores a favor y en contra con las que cuenta su negocio. (Lea: Lo primero que se debe hacer al iniciar un programa de mejoramiento genético)

 

Efraín Antonio Coutiño Torres es un médico veterinario mexicano que indica que “el mejoramiento genético y la selección de la raza varía según el propósito y circunstancias de la finca y del ganadero, ya sea que se trabaje con ganado de registro o comercial”, explica.

 

El experto explica que dentro de la lista que se debe analizar para implementar un programa de mejoramiento genético en cualquier sistema de producción ganadero están los siguientes aspectos claves:

 

Recurso económico

 

“No es lo mismo la capacidad económica que yo tengo a la que tiene mi vecino, pues aunque tengamos el mismo clima, suelo no podemos hablar en conjunto, porque si mi vecino tiene mucho más recurso económico que yo, él puede tener mejores instalaciones, asesorías externas, personal capacitado y eso simplemente ya hace un cambio importante”, detalla Coutiño Torres.

 

Calidad del personal

 

El productor debe tener claro las capacidades con las que cuenta las personas que están trabajando en el predio, así como qué tan dispuesto está el personal de ser capacitados y asesorados acerca de determinados temas. (Lea: ¿Sabe usted qué si y qué no en mejoramiento genético?)

 

“Si yo logro tener gente que son responsables, serios y demás, puedo tener animales que puedan producir más leche porque necesitan más cuidados, pero sino logro tener gente responsable se pierde la inversión de la genética porque no hay buenos cuidados. Con eso ya no tenemos activos sino pasivos y hay que tener claro que no es culpa del animal”, describe Coutiño Torres.

 

Tipo de suelo

 

Es importante tener claro el tipo de suelo del predio, pues no es lo mismo trabajar en tierras planas que en laderas o montañas, pues no todas las razas están acostumbradas a la misma clase de terreno. De acuerdo al experto, “hay que analizar qué tipo de tierra tiene para así tener claro hacia dónde es la compra de la raza y el mejoramiento genético”, comenta Coutiño Torres.

 

Tipo de cielo

 

El experto hace referencia a qué tanta posibilidad tiene el predio de contar con precipitaciones, así como que tanto puede presentarse encharcamientos en los potreros. (Lea: Conozca el diagrama estructural para iniciar un programa de mejoramiento genético)

 

En palabras de Coutiño Torres “hay que pensar en cuántos y cuáles son los meses en los que llueven y cuál es el periodo de sequía, todo esto influye en la selección del tipo de animal con el que se puede trabajar para el mejoramiento genético”, expresa.

 

Tipo de mercado

 

Si el productor está pensando en un programa de mejoramiento genético debe evaluar qué posibilidad tiene para vender, porque una vez que se tenga el producto debe comercializarlo en un tiempo prudente para la recuperación de la inversión.

 

“Es importante tener un mercado definido y que sea abierto para ti o que puedas desarrollar canal de comercialización de tus productos. Este es un aspecto que te va a ayudar a seleccionar para donde llevar tu genética”, señala Coutiño Torres. 

 

Una o doble producción

 

Para el experto, el productor debe tener claro si solo produce leche o carne o si se trabaja con los dos sistemas dentro de un mismo predio. “Debes tener la raza indicada para que generalmente tengas estas ganancia”, comenta Coutiño Torres.

 

Si después de contar con todos estos aspectos de la lista el productor se siente preparado para iniciar el programa de mejoramiento genético, “ahora sí puede elegir una raza”, concluye Coutiño Torres.