Edad y peso no son los únicos aspectos para elegir novillas en su primer servicio

Por: 
CONtexto ganadero
12 de Enero 2022
compartir
Criterios elección novillas, criterios primer servicio novillas, primer servicio vacas, primer servicio novillas, Edad de la primera monta, parámetros que determinan el primer servicio de una novilla, Peso para el primer parto, edad para el primer parto, Ciclo de vida productivo de una hembra bovina, ciclo reproductivo de una hembra bovina, destete de terneros, levante bovino, Reproducción Bovina, ganado bovino, Ganadería, ganadería colombia, ganaderos colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colomb
Los criterios de selección de novillas para servicio corresponden a edad, peso, conformación y desarrollo reproductivo. Foto: Fedegán

Es importante saber cuáles novillas y en qué momento deben preñarse. Si bien los ganaderos tradicionalmente las escogen basados en estos dos parámetros, existen otros factores para asegurarse de que realmente esté lista para la reproducción.

 

El médico veterinario César Gómez Velásquez, MSc en Ciencias Veterinarias y especialista en reproducción bovina, aclaró que si bien la edad y peso no son los únicos, sí son esenciales y no se deben dejar de lado al momento de iniciar la vida sexual de las novillas.

 

“Primero hay que verificar que el animal ya haya entrado a la pubertad, mientras que el segundo criterio es que tenga los órganos genitales completos: dos ovarios, útero, cuello uterino, en síntesis, todo el oviducto correctamente formado”, precisó.

 

Estos criterios hacen parte de la edad, en tanto que el tercero se refiere al peso correcto según la raza, que corresponde al 70 % del peso máximo que alcanza un adulto. (Lea: Aspectos a tener en cuenta para mejorar preñez al primer servicio en novillas

 

Por ejemplo, si la novilla pertenece a una raza donde las vacas adultas en su edad madura pesan alrededor de 500 kg, el peso ideal para ser servida por primera vez debe ser 350 kg (70 %). En caso de que sean los 600 kg, el peso apropiado sería 420 kg.

 

De acuerdo con el médico veterinario, a estos parámetros se suman otros tales como la conformación del animal, la amplitud del anca o el ángulo de cadera. (Lea: 3 factores que inciden en la fertilidad al primer servicio en hatos lecheros)

 

En este coincide el ingeniero agrónomo argentino Óscar L. Ferrari, consultor y productor ganadero especialista en bovinos para carne, quien explicó los criterios más importantes y de fácil evaluación para esta evaluación son los siguientes:

 

  • Peso corporal.
  • Frame score (tamaño corporal adulto).
  • Área pélvica.
  • Grado de desarrollo reproductivo (GDR)

 

Sobre el primero, explicó que alrededor de quince días a un mes antes del servicio, se debe hacer una segunda selección por peso dado que algunas vacas no llegarían a este mínimo. Estas deberán ser descartadas para conservar únicamente la genética de mayor precocidad.

 

Otro aspecto es el tamaño o frame, una medida que se evalúa en la escala de 1 a 5 (o 1 a 9 en el caso europeo) para predecir el tamaño que tendrá un animal joven al ser adulto, siempre y cuando el crecimiento sea normal y constante.

 

La medición del área pélvica (AP) preservicio permite disminuir los problemas al parto, pues la principal causa de distocia es una mala relación entre el tamaño de la pelvis de la madre y el tamaño de la cría que lleva en el viente.

 

Por lo tanto, hay que descartar aquellas novillas que no alcanzan una medida de AP mínima preservicio (por ejemplo: 120 cm2), los problemas se reducen. El área pélvica óptima es de 140 cm2. (Lea: Los parámetros que determinan el primer servicio de una novilla)

 

Al igual que Gómez, el ingeniero agrónomo se refirió al sistema denominado Grado de Desarrollo Reproductivo (GDR) desarrollado por la Universidad de Colorado (EE. UU.) para hacer la evaluación por palpación rectal de cuello uterino y de los ovarios en novillas.

 

Las clasificaciones se situaron entre 1 y 5, siendo 1 la correspondiente a una ternera infantil y 5 aquella que está ciclando con cuerpo lúteo palpable. Esta calificación mostró ser medianamente heredable por lo que las novillas 1, y probablemente las 2, deben ser rechazadas.

 

Para esta revisión, naturalmente se debe consultar a un profesional, como explicó Gómez: “Hay que valorar muy bien que los animales tengan sus genitales completos. Por eso es importante la asesoría de un médico veterinario, que palpe las novillas y sea él quien determine si están aptas para el primer servicio”.

 

Finalmente, el especialista en reproducción de Colombia señaló que la finca debe llevar el registro de un indicador denominado “edad apta para el servicio”, que depende de la raza y la ganancia de peso de las novillas dentro de ese predio.