El virus sincitial bovino puede provocar complejo respiratorio

Por: 
CONtexto ganadero
14 de Julio 2016
compartir
Virus Sincitial Bovino, Virus Respiratorio Sincitial Bovino, VRSB, Complejo Respiratorio Bovino, Enfermedad Respiratoria Bovina, Tos en bovinos, Secreciones en bovinos, Causas del Complejo Respiratorio Bovino, Enfermedades respiratorias en bovinos, Tratamiento del Virus Sincitial Bovino, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia
Los bovinos infectados con VRSB pueden presentar secreción nasal y ocular. Foto: es.slideshare.net.
Esta enfermedad afecta el tracto respiratorio de bovinos y ovinos que se encuentran en climas templados. Algunos estudios señalan que el virus representa más del 50% de las enfermedades respiratorias en bovinos.
 
El virus respiratorio sincitial bovino, VRSB, es una de las causas del complejo respiratorio bovino, CRB. Bernardo Guerrero, médico veterinario, explicó en qué consiste.
 
El sincitial es un paramixovirus, o sea un virus de la familia de las gripas. Está muy asociado con los sincitios, que son una convalecencia de varias capas de células en una sola capa gruesa, como si varias células se pegaran”, aseguró. (Lea: Conozca las causas del Complejo Respiratorio Bovino)
 
El médico veterinario explicó en qué consiste el virus
 
Aunque hay un virus sincitial en humanos, no tiene relación con el bovino ni es zoonosis, lo que quiere decir no puede transmitirse entre las especies. En las vacas, el período de incubación es muy corto, de 2 a 4 días, pues se difunde con rapidez en las excreciones del tracto digestivo.
 
Los síntomas en el animal incluyen el aumento de la frecuencia respiratoria, la presencia de secreción nasal y ocular serosa, tos, se frotan constantemente la comisura de los labios, letargo, falta de apetito y disminución de la producción láctea. A veces pueden presentar una saliorrea, excesiva producción de saliva espumosa o teñida de sangre.
 
El virus se difunde rápidamente entre las crías, sobre todo en sistemas intensivos de alojamiento de terneros, pero en aquellos en los que haya una complicación por pasteurelosis hemolítica puede provocar mortalidad”, añadió el experto. (Lea: Criptosporidiosis en ganado bovino puede transmitirse a los humanos)
 
En Colombia, se han hecho varios estudios donde se ha demostrado la presencia del virus en hatos ganaderos. Guerrero contó sobre una primera investigación que se hizo en los años 90, donde encontraron un 66 % de animales positivos con el virus en un banco de suero.
 
En otro estudio posterior dentro de una tesis para la Universidad de La Salle se observó que las reses que han tenido el virus transmiten anticuerpos a sus crías. (Lea: Las heladas amenazan la ganadería en el Altiplano Cundiboyacense)
 
En una tercera investigación realizada en 2011 en Montería, Córdoba, los científicos hallaron anticuerpos en 22 animales, el 13 % de la población muestreada y eso les permitió concluir a los investigadores que el virus puede ser estar implicado en la aparición de síndromes respiratorios en esa zona.
 
Para diagnosticar el virus, debe enviar 2 muestras de suero sanguíneo del animal que se tiene sospecha, con 2 a 3 semanas entre una y otra. Estas muestras de sangre se deben tomar en un tubo de tapa roja.
 
Debido a que el VRSB forma parte del complejo respiratorio, se puede confundir con otros agentes como la rinotraqueitis infecciosa, la diarrea viral bovina o la fiebre catarral maligna. (Lea: 9 enfermedades respiratorias que afectan al ganado bovino)
 
Una vez se confirme la presencia del virus, se deben tratar los animales con antibióticos como Nuflor para prevenir las infecciones bacterianas secundarias asociadas a una neumonía, y Flunixina para disminuir la inflamación.
 
También existe una vacuna, con refuerzo de 2 a 4 semanas, que puede prevenir la aparición del virus. Se recomienda aplicarla al menos 15 días antes de un acontecimiento estresante o exposición potencial cada año. Los animales nuevos o que han tenido una infección respiratoria deben ser aislados.