En los colegios se debe enseñar a los niños a tomar leche

Por: 
CONtexto ganadero
23 de Julio 2019
compartir
Ganadería, ganadería colombia, Ganadería colombiana, CONtexto ganadero, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, noticias ganaderas colombianas, consumo de leche, consumo de leche Colombia, consumo de leche colombiano, bajo consumo de leche colombia, colegios enseñan a tomar leche, leche, ganaderos, leche propiedades, valor nutricional leche, ganaderos colombia
Desde la educación en los colegios se debe inculcar el hábito del consumo de leche para dar a conocer las propiedades del lácteo. Foto: asoleche.org

En Colombia, el consumo de leche por parte de la población está en declive. Muchos adultos, jóvenes y niños no están alimentándose con productos que contengan algún tipo de lácteo. Por esto, expertos consideran que la solución es educar a los pequeños sobre su importancia.

 

Al ser uno de los principales países productores de leche, se pensaría que la población colombiana se alimenta a base de variedades de productos lácteos. Sin embargo, la realidad es que las propiedades de este líquido no han sido suficientes para consumirlo con frecuencia, por lo se considera que desde la educación se puede llegar al colombiano promedio para que aumente su ingesta de leche. (Lea: El consumo formal de leche líquida bajó 1% en 2018)

 

Claudia Sanabria, nutricionista, dietista y asesora de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, indica que la leche es una fuente primordial para el desarrollo nutricional de los niños, que se ve reflejado en su crecimiento.

 

“Estamos resaltando a todos los consumidores la importancia de incluir dentro de su alimentación diaria los productos lácteos, ya sea leche, yogurt, queso o kumis, pues estos son la principal fuente de calcio biodisponible para nuestro cuerpo que se absorbe muy bien dentro del organismo y contribuye a una buena salud ósea”, afirma Sanabria.

 

La leche es una de las principales fuentes de calcio en el cuerpo humano que aporta un valioso valor biológico por el alto grado de proteína que contiene. Su importancia radica que tiene fósforo, potasio, magnesio y vitaminas necesarias para el crecimiento del cuerpo y su desarrollo mental y cognitivo.

 

A partir de esto, se deriva que tanto adultos como niños deben incluir productos lácteos en la alimentación diaria, para que de esta manera se contemplen todas las propiedades que la leche puede aportar. (Lea: A la pobreza se le atribuye el poco aumento del consumo de leche en Colombia)

 

En palabras de Sanabria, “el principal alimento que recibe un niño al nacer es la lactancia materna, que es la mejor comida porque contiene todos los nutrientes en las cantidades exactas que el infante necesita para un correcto crecimiento y desarrollo”.

 

Luego del tiempo prudente en que los pequeños consumen leche materna, es fundamental que este empiece a consumir algunos derivados lácteos de forma continua para así garantizar su desarrollo, esto está establecido en las guías alimentarias para la población Colombia.

 

Sin embargo, según expertos, los resultados de estudios muestran que el consumo de leche es bajo, lo que se ve reflejado en “que han incrementado los casos de osteoporosis en personas mayores, ocasionados por el poco consumo de lácteos desde la edad temprana”, asegura Sanabria.

 

La problemática radica en la educación nutricional y la importancia del valor de estos grandes alimentos lácteos. Por esta razón es clave que se les expliquen a los niños las distintas maneras de consumirla, ya sea en quesos, yogurt, kumis o recetas que incluyan este tipo de víveres. (Lea: Ofrecer más leche a los niños y de origen colombiano, pidió Lafaurie al Gobierno)

 

José Félix Lafaurie Rivera, presidente de Fedegán, señala que “hay que promover que cada vez los sectores populares, y especialmente los niños, incluyan la leche en su alimentación dado que su nutrición es inmensamente positiva, porque conserva en buen estado el sistema óseo del cuerpo humano, además de contener siete vitaminas”.

 

Finalmente, Sanabria considera que la solución sería mejorar la educación nutricional para crear el hábito del consumo de los lácteos en la población colombiana. Esta campaña se debe abordar desde los colegios, para que este producto no falte en las mesas de la familia colombiana.