¿En qué consiste la Diferencia Esperada en Progenie?

Por: 
CONtexto ganadero
28 de Julio 2016
compartir
Diferencia Esperada en Progenie, DEP, diferencia esperada en progenie en Colombia, concepto de diferencia esperada de progenie, DEP en Colombia, Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Cebú, Asocebú, trabajo de Asocebú en Diferencia esperada en progenie, Evaluación genética Asocebú, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia
La Diferencia Esperada en Progenie, DEP, permite medir si un toro o una vaca puede reproducir terneros con las cualidades deseadas. Foto: CONtexto ganadero
La Diferencia Esperada en Progenie, DEP, es un indicador numérico que predice la calidad genética de las futuras crías de un toro o una vaca respecto de una base de comparación. CONtexto ganadero le explica cómo puede medirlas en su predio.
 
La DEP parece un concepto confuso e intimidante para los ganaderos que aún no manejan estos términos. No obstante, una vez aprende a leerla, se convierte en una herramienta muy útil para elegir al macho reproductor o las vacas pura sangre que quiere tener.
 
La DEP mide ciertos parámetros, como la heredabilidad genética. Los hijos pueden tener una diferencia que puede ser negativa o positiva respecto de los padres, es decir, pueden ser superiores o inferiores”, aclaró Clara Mercedes Torres, coordinadora en Santander de la Unidad Regional de Desarrollo Ganadero, URDG, del Fondo Nacional del Ganado, FNG.
 
En este sentido, la DEP es un método que le permite al criador de raza pura o comercial determinar si un animal tiene las características para producir terneros con las cualidades deseadas. (Lea: Los efectos de la consanguinidad en la productividad de los bovinos)
 
Las DEP miden rasgos de producción, tales como el peso al nacer (PN), el peso al destete (PD), el peso al año (PA), la leche materna (LM), la facilidad de parto (FP), el peso de la canal (PC), docilidad (DOC), grasa, grado de marmoreo (GM) y circunferencia escrotal (CE), entre otros.
 
Se expresan en una unidad de medida: kilogramos de peso corporal, centímetros de espesor, diámetro de la fibra, entre otros. Con esto se pueden comparar ejemplares para identificar individuos genéticamente superiores.
 
Estos rasgos vienen acompañados de valores de precisión, que pueden expresarse en porcentajes negativos. Estos valores por sí solos no aportan información, pero cobran significado cuando se comparan con base en una población o un hato. (Lea: Conozca los criterios para seleccionar a un bovino doble propósito)
 
Por ejemplo, un productor puede registrar la DEP del peso al nacer de un toro reproductor comparado con el peso de un recién nacido promedio en kgs. O también la ganancia de peso entre un toro A y B. Si el toro tiene una ganancia de 27 gr/día y el toro B tiene una de -16 gr/día, la DEP es de 44 gr.
 
Con las DEP, el ganadero también puede escoger los mejores animales en su predio para servir como reproductores, pues pueden transmitir estas características a sus crías. (Lea: La importancia del toro puro en el mejoramiento genético de la cría)
 
Cuando venden el semen, hay porcentajes de repetibilidad, en los cuales un padre pueda replicar la producción de carne. Entonces si ese valor es positivo o negativo, uno puede saber cuál es la probabilidad de que la cría tenga esa cualidad”, agregó Torres.
 
Usualmente, las DEP son usadas por las asociaciones que están destinadas a la carne, tales como Angus, Brahman o Charolais. El propietario de ganado interesado en adquirir un animal puede encontrar estos valores al contactar a estas organizaciones.
 
En 2007, la Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Cebú presentó un sumario de los toros de un trabajo realizado por el Departamento Técnico. El objetivo fue hacer una evaluación genética para proporcionar una herramienta a los criadores que les permitiera valorar genéticamente a los animales.
 
Esta evaluación presentó las DEP de las progenies de machos y hembras nacidos entre 1996 y 2007 de toros registrados en 3 zonas del país: el Caribe, los valles interandinos y los Llanos Orientales. Allí se evaluaron el peso al nacer, ajustado a los 4 meses, 7, 12 y 18, así como la habilidad materna. (Lea: 5 claves para tener un toro con perfil de atleta sexual)
 
Al respecto, la Asociación precisó que las DEP deben combinarse con otras pautas como la caracterización racial, la fertilidad, la adaptabilidad, la sanidad estructural y la musculatura. Pablo Echeverry, médico veterinario, destacó la importancia de este indicar en los cruzamientos.
 
Las DEP también se miden en los porcentajes raciales en cada cruce. Usted debe saber qué razas está manejando y cómo las puede cruzar de acuerdo a los factores de heredabilidad para tener hijas de mayor producción”, aclaró.
 
Para conocer los resultados de esta evaluación, haga clic en el siguiente enlace.