Equinoterapia, técnica en que caballos ayudan con problemas psicológicos humanos

Por: 
CONtexto ganadero
29 de Marzo 2021
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, equinoterapia, terapia con caballos, terapia con equinos, equinoterapia para problemas psicológicos, caballos para problemas psicológicos, caballos para problemas emocionales
La equinoterapia debe emplearse por profesionales terapeutas y psicológos. Foto: di-capacitados.com

¿Ha escuchado hablar de la equinoterapia? Esta práctica es una herramienta que están usando en algunas partes del mundo con la cual los caballos se convierten en la principal fuente de ayuda para personas con problemas psicológicos.

 

De acuerdo a lo explicado por el portal El sol de Puebla, además de ser hermosos y nobles, estos animales ayudan al tratamiento de problemas principalmente psicomotrices en personas que pueden o no presentar discapacidad. Los equinos favorecen procesos cognitivos de desarrollo, afectivos y varias situaciones del orden psicológico, todo esto mediante la equinoterapia. (Lea: Tenga cuidado con el manejo de su equino)

 

Esta técnica, que ya tiene alrededor de 40 o 50 años funcionando en México. Funciona gracias a la transmisión del calor corporal del equino –que asciende los 38°C–, de sus impulsos rítmicos y su patrón de locomoción, que son similares a la marcha humana, comenta Francisco Zepeda Astorga, coordinador del programa de equinoterapia del Centro Municipal de Equinoterapia y Rehabilitación Integral (CMERI).

 

¿Cómo ayuda la equinoterapia?

 

Durante este proceso, el paciente puede adquirir diferentes habilidades y estabilidad, tanto psicológica como neuromuscular y muscular, pues gracias a la temperatura del caballo durante las sesiones se calientan los músculos de la cadera y los miembros pélvicos.

 

Por otro lado su paso y trote ayudan a que por medio del caballo, los pacientes logren tener una función y recuperación en caso de alguna lesión específica. En cuando al factor psicológico, ayuda con la seguridad y autoestima del paciente, así como también favorece a la rehabilitación en aspectos neurológicos, adaptación como los niños con autismo, síndrome de Down o parálisis cerebral.

 

José Héctor Medina Benítez, especialista en terapia física, le explica al medio El sol de Puebla que ha tenidos pacientes con intentos de suicidio, a quienes ha podido ayudar a librear emociones con los caballos. En casos de bulimia y anorexia, el equino aporta seguridad y autoconfianza y así mismo sucede con distintos tipos de agresión. (Lea: Los ojos de los caballos reflejan su estrés)

 

Asimismo beneficia a niños con autismo, por ejemplo, que tienen mucho miedo y rehuyen del contacto y diferentes emociones, así como también les brinda confianza y seguridad a pacientes con Síndrome de Down y parálisis cerebral. Esta terapia es recomendada para trastornos conductuales afectivos, discapacidad motriz, discapacidad sensorial visual, sensorial auditiva, síndromes específicos, trastornos del espectro autista, de aprendizaje, déficit de atención con o sin hiperactividad, cuadros depresivos, ansiedad, entre otros.

 

¿En qué consiste?

 

Algunos pacientes son candidatos para montar al equino y otros no, por eso Medina Benítez menciona que hay tres diferentes técnicas. La primera es la monta gemela en la que suben con el paciente y realizan diferentes ejercicios arriba del caballos.

 

La segunda es según la decisión del paciente que puede ser abajo el terapeuta y arriba el paciente, los cuales realizan giros, ejercicios de brazos, piernas, abdomen, espalda de acuerdo con la lesión. La tercera es abajo del caballo, junto a él, en la que se trabajan también distintos ejercicios como acariciarlo, principalmente para temas psicológicos.

 

Zepeda Astorga asegura que en la parte psicoafectiva y emocional esta terapia es muy beneficiosa porque al paciente se le permite acercarse a las diferentes áreas del espacio del caballo, es decir, donde come, defeca, duerme, etc. De tal forma que se dé cuenta de que está en frente de un ser vivo que además tiene frío, se enferma, necesita vacunas, arreglarse los dientes y un sinnúmero de situaciones que muchas veces se dejan de lado. (Lea: Conozca cómo entrenar a su caballo, sin violencia)

 

Es importante tener claro que los equinoterapeutas deben ser profesionales de la salud de diferentes ramas, pues existen para aspectos físicos, los cuales deben ser terapeutas y también para emocionales deben ser psicólogos.

 

Fuentes: El sol de Puebla