Establecimiento de la pastura, clave para el desarrollo ganadero

Por: 
CONtexto ganadero
09 de Junio 2020
compartir
establecimiento de pasturas, pastos, suelos, fertilización, semillas, conversión, carne, leche, ganadería tropical, méxico, Brasil, Colombia, producción animal, crecimiento, utilización, clima, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
El establecimiento de pasturas de calidad es un factor determinante para el éxito del negocio ganadero pero la misma tiene que ser de calidad y con una adecuada planeación. Foto: Coregán

Es fundamental que el establecimiento de las pasturas sea bien hecho porque es para toda la vida y es la clave del negocio ganadero, aseguró Clodoaldo Rocha de Almeida, Ingeniero Agrónomo de Topsemn Agronegocios Brasil.

 

Durante una charla virtual de Fedegán, el profesional señaló que es un error común ver pasturas que se tratan como un cultivo transitorio cuando la verdad es que luego de sembrado el pasto puede durar hasta 40 años.

 

Se debe invertir más en la parte de suelos, fertilización para prepararlo y principalmente en la compra de una semilla de calidad para que le sirva para toda la vida. (Lea: Un manejo integrado entre las pasturas y el animal)

 

“Hacer un buen trabajo de establecimiento de pasturas sabiendo cosechar se va a reflejar en una buena conversión en carne y leche”, indicó.

 

Sostuvo que la realidad de la ganadería tropical es la misma de México a Brasil, pasando por Colombia. En Brasil se produce carne y leche en los trópicos y esto da una ventaja porque se hace en pasturas tropicales que resulta más económico y los hace más competitivos.

 

Si se pudiera presentar las etapas de producción animal en pasturas, se hablaría de tres fases como son la de crecimiento, utilización y conversión.

 

La primera abarca lo que corresponde a suelo, clima y planta o tipo de forraje, el establecimiento de pasturas que es esencial para un buen aprovechamiento del área. (Lea: 5 principios de aprovechamiento de los forrajes)

 

En el tema de semilla de calidad Colombia tiene una ventaja porque no se permite la comercialización de semilla con tierra y es posible encontrar material de alta pureza, entre 90 y 95 %, lo cual es muy diferente a Brasil donde se permite hasta el 40 % de pureza, indicó.

 

Pero es importante que ese uso de semilla de calidad no se haga por una imposición de la ley sino que sea por conciencia del ganadero que sepa que entre más puro sea el material mejor va a quedar el pasto establecido.

 

Después de sembrada, empieza la germinación que es la segunda fase y hasta que llega al punto de entrada del ganado para pastoreo.

 

Luego viene la parte de utilización o de consumo de esta pastura y es una fase clave en la productividad.

 

Los trópicos tienen la ventaja de producir prácticamente todo el año pero cuando se considera productividad muchas veces hay baja eficiencia porque no se sabe cosechar pasturas. (Lea: Rentabilidad y productividad, temas de interés para los ganaderos latinos)

 

No se sabe cuál es el punto ideal de entrada de consumo de esta biomasa y es donde se pierde la ventaja de producir con un alimento barato y se torna algo costoso. En Brasil, por ejemplo, las mejores fincas logran cosechar el 50 % la biomasa producida.

 

Su experiencia en diferentes regiones de Colombia le ha permitido ver pastos degradados, sobrepastoreados y mal sembrados. En este sentido la realidad de Colombia es la misma de Brasil, no se sabe aprovechar todo el potencial que es producir carne y leche en los trópicos, afirmó Rocha de Almeida.

 

Sostuvo que si se trabaja de manera extensiva en una sola área nunca se logra tener un pastoreo correcto o explorar el máximo potencial de la planta. Por eso se recomienda, por ejemplo, dividir el área en cuatro para tener los animales en uno de ellos y mantener los otros para ir rotando. (Lea: 5 sistemas de pastoreo en ganadería sostenible)

 

El ciclo es básico, se entra con los animales donde la planta ya está lista porque si está muy baja empieza la degradación de la pastura y se le debe dar un tiempo de recuperación. Siempre hay que tratar de dividir en potreros pequeños para que se mejore la eficiencia.

 

En el caso de la brachiaria Toledo cuando alcanza 50 centímetros de altura tiene que entrar con los animales y no se puede dejar pasar de 60 centímetros porque por encima de eso ya el ganado no lo consume. A medida que las hojas van envejeciendo se pierde la digestibilidad. (Lea: La altura del pasto para el bovino debe ser de 20 a 30 centímetros)

 

Otro pasto bueno por su agresividad y alta tolerancia suelos de baja fertilidad es el Massai que tiene una excelente cobertura del suelo. Es una de las pasturas que más se vende en la parte seca de Brasil porque se adapta fácilmente a ese tipo de situación.

 

Después viene la etapa de conversión. Tanto Brasil como Colombia se destacan por ser grandes productores de carne pero por el tamaño del hato ganadero no por productividad.

 

¿Cómo prepararse para el periodo seco?

 

De acuerdo con lo señalado por el experto, hay que planear para la temporada seca teniendo en cuenta el consumo del ganado para dicha época.

 

Al respecto planteó una serie de estrategias para reservas de alimentos en la estación seca:

 

Reserva de potrero (pasto cerrado). Reservar un área para ser pastoreada en temporada seca pero debe hacerse unos 45 días antes de terminar la época de lluvias. Se recomienda hacer una fertilización con nitrógeno para que la pastura tenga un potencial de producción mucho mayor.

 

Cuáles son los pastos más indicados:

Brachiaria decumbes

Brizantha cv La Libertad (MG-4)

BRS Palaguás

Angleton

Piatá Marandú, Toledo, Tanzania, Mombasa

 

La otra estrategia es el ensilaje donde se puede utilizar una mezcla de maíz con pasto, sorgo u otros productos. (Lea: Todo lo que debe saber del ensilaje para ganado bovino)

 

También se puede utilizar un cultivo de caña de azúcar o de pasto elefante

 

Enolaje que es la deshidratación de la pastura

 

En un momento crítico se debe acudir a la venta de animales para comprar alimento para el resto.

 

En estos momentos en que comienzan las lluvias en Colombia es cuando se debe hacer la planificación y así disminuir los riesgos de pérdida de productividad y eficiencia, sostuvo.